Tres semanas de estrangulamiento económico convirtieron a Venezuela en un país de mendigos

Sobre abundan actualmente en Venezuela las campañas en redes sociales de recaudación de fondos solidarios para familiares, amigos y vecinos que vienen cayendo, uno a uno, en situación crítica de salud por el Covid 19 y otras enfermedades.

Ir a un hospital público es más peligroso que quedarse en casa. No hay medicamentos, ni equipos técnicos funcionando, ni el más elemental laboratorio. A veces no hay ni agua y, alimentos para los enfermos, mucho menos.

Para completar éste trágico cuadro venimos de tres semanas de prohibición de trabajar y de generar ingresos a más del 50% de la población económicamente activa (sector informal).

Se reinicia una "flexibilización" con un horario absurdo hasta la 1pm, como si el coronavirus descansara hasta la 1pm y saliera a hacer sus estragos luego de esa hora. Con ese horario, las posibilidades de trabajar para ganar bien el pan, pagar las cuentas diarias y obtener el dinero que se requiere en caso de una emergencia están prácticamente desaparecidas en nuestro país.

Al disparate de la cuarentena "radical" o "flexible" y del toque de queda antiproductivo que se impone, a partir de la 1pm, a todos los que medio pueden defenderse trabajando en la calle hay que sumar el estado deplorable de los ingresos de los trabajadores, pensionados y jubilados del sector público. Resultado de todo esto: Venezuela a punto de convertirse en una calamidad absoluta.

¿Nuestros gobernantes no se están dando cuenta de ésta terrible situación? ¿Por qué no se están comportando a la altura de los acontecimientos? ¿Qué están esperando?

¿Cómo es que se estrangula la economía de un pueblo justo en momentos en que se hace más aguda la pandemia?

¿Por qué se dilata tanto el proceso de vacunación? Con el equivalente a 5 bonos (10 dólares) se compra una vacuna Sputnik. ¿Por qué no se suspende la entrega de bonos y nos dedicamos a comprar vacunas para inmunizar a la población?

¿Por qué no se toman medidas de emergencia que permitan a la población recibir sabias orientaciones para fortalecer su sistema inmunológico, para sanar en caso de contraer el Covid 19, para bajar los niveles de angustia, estrés, depresión y miedo que se están adueñando de casi todos?

¿Por qué no abrimos completamente la economía y dejamos que la población trabaje, produzca, para que tenga como alimentarse y como comprar sus medicinas en caso de enfermar? Tomando medidas, sí... Pero si es vacunándonos masivamente lo más pronto posible, mejor.

Ahora más empobrecidos y más enfermos, una cantidad inmensa de venezolanos han optado por pedir ayuda "online" a vecinos y familiares que están igual o peor de enfermos o con los bolsillos vacíos.

¿Habrá una solución que nos saque de la mendicidad en la que estamos cayendo muchos venezolanos?

Pido a Dios que ilumine a nuestros gobernantes para que miren y pongan en práctica las soluciones que el pueblo demanda en ésta hora lúgubre. Es urgente.

No permitan que el hambre le gane al Covid 19. Por favor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 748 veces.



Rafael Rodríguez Vergara


Visite el perfil de Rafael Rodríguez Vergara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Rodríguez Vergara

Rafael Rodríguez Vergara

Más artículos de este autor


Notas relacionadas