Más sobre la despenalización del aborto i los fanatismos religiosos i supersticiosos

Creo que en tres recientes artículos sobre la despenalización del aborto, aclaré bien que muchas personas opinan equivocadamente, incluyendo periodistas serias como Mary Pili Hernández, a quien respeto i admiro, no sólo por su bella condición de mujer, sino porque la estimo inteligente i honesta en sus ideas. Cuando se toca el tema sin conocer en absoluto de la especialidad médica que se ocupa del aborto, sumado al problema ético, social i jurídico que debe razonarse debidamente, como aclaró también el profesor Vladimir Acosta, i no dejarse llevar por opiniones diversas, por disparates religiosos o teológicos o las emociones i falsos sentimientos inducidos. Vi que hubo una especie de mini debate entre esta hermosa periodista, i dos profesores que a mi juicio tienen la razón en sus planteamientos. La respuesta de Mary Pili, fue insistir en lo mismo que dijo la primera vez en un programa de televisión, aunque advirtiendo que no mencionó religión ni otros factores influyentes, sino que era una categórica, simple i pura opinión, mui propia. Absolutamente personal. Sin embargo, aunque eso se respeta, pues como dice José Ingenieros en EL HOMBRE MEDIOCRE, “EL RESPETO DE LOS IDEALES AJENOS, ES VIRTUD SUPREMA DE LOS QUE PIENSAN”, eso no implica que el respetar un pensar o posición determinada en la vida, es aceptarlo o convalidarlo. Puede ser una firme opinión; pero equivocada o mal justificada racionalmente, luego no tiene derecho a imponérsela a los demás que disienten de ella (de esa opinión, no del sujeto que la sostiene). En consecuencia me pareció fuera de lugar, el final del artículo, pues fue como decir: como soi mujer (conozco la anatomía, la fisiología i todo lo de mi cuerpo); como soi mujer i madre, conozco perfectamente lo que es la fecundación, lo que es un embarazo, su desarrollo i todos los pormenores) como soi parturienta i he tenido hijos (se de obstetricia, ginecología i los problemas éticos de la medicina) i así varios puntos terminados en: yo sí. (No los transcribo directamente porque imprimí su artículo pero lo he extraviado entre tantos documentos que copio para archivar). Nadie sabe tanto como ella de todo esto i del problema del aborto, porque lo ha vivido. I como algún obstetra complaciente le ha mostrado ciertas cosas durante sus embarazos i partos, etc., tiene una opinión “científica” incuestionable. Lamento decir que está equivocada, es dogmática religiosa (repite cosas falsas que dicen los curas) i en consecuencia quienes le señalaron otra posición respecto al aborto, son ignorantes, incluyéndome a mi que he llegado casi a 55 años de médico gineco-obstetra i en los últimos años, además, de más de 44 años en la Filosofía i en la Ética, fundé la Cátedra de Ética Médica en la Universidad del Zulia i juntando ambas ciencias, la medicina i la filosofía, he pasado toda la vida estudiando sobre el aborto i todos los problemas reproductivos de la mujer. Incluso en Congresos i Foros sobre los Medios Reproductivos de la Mujer, he sido llamado a tratar el aspecto ético. Creo que porque la Iglesia diga que es un crimen o un pecado mortal, no puede con eso decir que sabe de ética. La ética cristiana ya lo escribí, es débil e interesada. Precisamente la incomodidad que experimento es que, si en la Asamblea Nacional se va a tratar sobre la despenalización del aborto, los diputados del Zulia que saben mi historia, no me lleven como asesor i en cambio opina mucha gente ignorante; i en Caracas, además, hai mucho profesional que sabe igualmente de estos problemas que, en última instancia, no solamente estamos luchando por los DERECHOS DE LA MUJER, POR SU DEFENSA, POR SUS DERECHOS HUMANOS, SINO FUNDAMENTALMENTE POR SU VIDA. Giovanna Machado, precisamente escribió su libro EL ABORTO EN VENEZUELA, dolida por la muerte de su mejor amiga, encontrada en un barranco por los lados de El Junquito, no asesinada por un malandro o muerta en un accidente, sino asesinada por la práctica de un aborto clandestino, de una comadrona o un brujo delincuente, o lo que es lo mismo, asesinada por ideas absurdas, por la iglesia, por los dogmáticos, por los opusdeístas, por la falta de leyes, por la falta de voces valientes, por estupideces de pecados, por jueces pacatos o ignorantes, por buscadores de dinero haciendo fechorías, por instituciones médicas i religiosas fuera del tiempo que les tocó vivir, por supersticiones, en fin, podría decirse ¿Quién la asesino? I todo este cerro de culpables gritar: ¡Por todos nosotros! Algo así como en Fuenteovejuna.

Yo les preguntaría a los que piensas sin fundamentos científicos, económico-sociales i filosóficos, que defienden a los embriones o fetos no viables (pero tienen “alma”) qué harían en sólo dos casos que voi a ponerles, pero son docenas o cientos. Ante todo esta premisa, tomada de un pensamiento de Russell: “Los problemas de los demás, es mui fácil verlos desde lejos, hasta que nos toquen a nosotros mismos”. Supongan en la familia: una madre, una hermana, una hija, una nieta, etc. Se diagnostica un embarazo ectópico, un embarazo fuera del útero, bien sea en las trompas del útero, en sus extremos o hasta en el abdomen. De antemano no viable porque no pasan de escasas semanas cuando mucho. Mas, si no se opera i se elimina ese embrión fuera de lugar, una gran hemorragia se lleva a la madre al otro mundo. ¿Qué harían? ¿No la operarían? En vez de salvar a la madre (por supuesto joven) ¿Enviarían dos “almas” al pretendido cielo, dejando un viudo, otros hijos huérfanos i una familia destrozada? ¿Repito, qué harían? Ya hai esbozos de un cerebro i de un corazón o corazoncito latiendo, i por supuesto “están matando un ser humano”. Prefieren dos asesinatos que hasta hace poco, el embrión sin bautizo iba al Limbo i la madre causante del problema, al purgatorio o al infierno? ¿Todavía impera la mitología barata? ¿En el siglo XXI todavía creemos en ideas absurdas?

El otro ejemplo; en el control de un embarazo se descubre por ecograma, maravilla que antes no se tenía, estar en presencia de una monstruosidad, por cierto bastante frecuente la anencefalia o sea un feto sin cabeza i por lo tanto no viable. Empero, como desde que el espermatozoide penetró al óvulo i lo fecundó, ya como huevo, como mórula o gástrula (etapas del desarrollo) debe tener alma, puesto que la iglesia que antes se rigió por Aristóteles i Santo Tomás de Aquino, el alma era un soplo de Dios que se inculcaba en el embrión o en el feto a los 40 días para el hombre i 80 para la mujer. Ese embarazo, entonces, era patológico i nacería un feto monstruoso que moriría antes de nacer o al poco tiempo de nacido, causándole a la madre un trauma psicológico para toda la vida, además que la arriesgamos a todas las complicaciones posibles que tiene un embarazo, para que se sienta madre fracasada i anormal. Se han dado divorcios por causas así. Los cuidadores de “almas” entonces ¿No interrumpirían el embarazo con toda garantía en un medio hospitalario? ¿Dejarían que buscara hacerse un aborto clandestino o criminal exponiendo la vida? Por qué la iglesia no protesta i condena a los muertos por la guerra, a los soldados jóvenes i sanos que envían a los frentes de batalla? Imbecilidades; estupideces, anti humanismo disfrazado. Cuando estábamos en la Constituyente, una doctora cuyo nombre no recuerdo (porque me pongo a escribir sin tener libros o notas a mi alrededor; escribo mis experiencias i conocimientos libremente) publicó un estupendo libro sobre EL ABOIRTO SÉPTICO, i apuesto que muchos no lo leyeron por aquellos días. Sin embargo cuantos disparates hablaron algunos i cuanto esfuerzo hizo el mamarracho de Miquilena i el Cardenal Velasco por no dejarme hablar. Mas, ya veremos que la sensatez, el conocimiento, la razón i el derecho a la vida i a la calidad de la vida se impondrá. El Poder Legislativo debe acometer con prontitud a una Ley de despenalización del Aborto que, no es legalización del aborto, como aclaré en otros artículos. Por cierto que conozco bien igualmente los aspectos jurídicos del problema, del inmenso problema social del Aborto.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5891 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema El derecho al aborto en Venezuela

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre El derecho al aborto en Venezuela



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a34359.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO