El cálculo de Luisa Ortega Díaz

Alguien debe saber, quién desde la alturas del poder político –léase PSUV- le facilitó  el a Luisa Ortega Díaz, la posibilidad de tener en sus manos, el poder ciudadano y el cargo de fiscal. Soy de la idea, que el Estado no debe gastar un esfuerzo en realizar un trámite para la captura de esta persona. El esfuerzo debe colocarse en precisar, quién le abrió las puertas del poder a esta señora.

Es tarde, pero es como sanarse en salud hasta donde se pueda, porque ya son muchos los “revolucionarios” que han incursionado en la ruta que tomó Luisa Ortega Díaz. La amenaza no son los que brinca la talanquera –los ciegos- después de llenarse los bolsillos. La amenaza es el que tiene el garrote.

 Una persona así como Luisa Ortega Díaz, no improvisa su futuro en un corto plazo. Toda esa historia que se ha venido conociendo y que ella tejió, implica sus años con plan A y un plan B. Significó pensar en la organización de los procesos ilícitos y en su cocción muy a fuego lento, como en un baño de María. Significó crear toda una estructura paralela que operó libremente sin ningún control.

Luisa Ortega fue muy exitosa en su plan B, que fue el plan definitivo de su gestión. No hay que quitarle méritos en su alta capacidad para proceder y alcanzar los resultados que se propuso alcanzar con el concurso y la vista gorda de los que la auparon para sus importantes cargos.

No hay que dudar de la eficiencia de Luisa Ortega. Nada es más seguro que su sagacidad para alcanzar con su tesonero esfuerzo lo perverso. Luisa Ortega Díaz lo dice con naturalidad a través de su cuenta twitter.

“Jorge Arreaza, tú y tu jefe Nicolás Maduro saben que cuando planifico las cosas, las hago bien. Si yo estuviera detrás de ese plan, el país estaría celebrando su libertad”. No tuvo Luisa Ortega Díaz reparo en enviarle este recado a Arreaza y a Maduro a través de un mensaje Directo (MD). Luis Ortega Díaz lo hiso por la calle del medio.

Ya Jorge Arreaza y Maduro lo sabían. Luisa Ortega Díaz simplemente se lo recordó. Si se trata de echarse alguien al pico; Luisa Ortega Díaz es tan efectiva como un sicario común y corriente. La muerte tiene en Luisa Ortega Díaz un aliado importante para fines político. Si ella hubiese planificado el atentado, Maduro estaría hoy en otro ambiente, porque Luisa no promete nada; va al grano y asegura éxito en lo que se propone.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2361 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Dominguez

Claudio Dominguez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /ddhh/a267420.htmlCd0NV CAC = Y co = US