Sólo el pueblo salva al pueblo

Por qué el gobierno no puede ganar la guerra económica

Vivimos un momento crítico signado por las amenazas, la primera y primordial es la amenaza imperial que desde hace 14 años se cierne sobre Venezuela por sus recursos energéticos y la política soberana llevada a cabo por la Revolución Bolivariana. Hoy estamos igualmente amenazados por la tentativa de derrumbar la revolución caotizando el país a partir del proceso económico, de producción y distribución de bienes y servicios. Todo esto dentro de un marco de economía rentista y dólar-dependiente que evidentemente hace crisis.

La situación económica que vive Venezuela y especialmente el pueblo pobre es bastante crítica: por un lado un empresariado que apuesta a deslegitimar el gobierno a partir de la especulación, el desabastecimiento y el saboteo. Por otro lado un gobierno que si bien al menos su líder más importante, Nicolás Maduro, aparenta estar claro de cuál es la situación (ver discurso ante la AN del 08/10/2013 solicitando la Ley Habilitante) no termina de hacerle frente a dicha guerra económica, que dicho sea de paso si bien tiene una pata importante en la burguesía tradicional, también tiene un peso grande en el propio gobierno, de sectores que se están enriqueciendo a partir del desabastecimiento, el acaparamiento y la inflación.

Sostenemos que nuestro gobierno bolivariano, tal y como está configurado hoy, como gobierno no tiene posibilidad alguna de Ganar la llamada Guerra Económica. ¿Por qué? Fundamentalmente porque en el gobierno una gran mayoría de funcionarios vela por intereses particulares, y lucha por su propio enriquecimiento, y no por los intereses del pueblo. Igual sucede con la fuerza pública especialmente con sectores de nuestra Guardia Nacional Bolivariana, que tienen una responsabilidad muy grande en lo que viene sucediendo en Venezuela hoy día. Entonces es un gobierno cuyo funcionarato y cuya fuerza pública está profundamente corrompida, y termina jugando a sus intereses muy particulares, por lo cual repetimos se le hace imposible ganar una Guerra Económica, que si bien tiene un componente político muy importante de parte del imperialismo y la derecha venezolana, también tiene un fuerte componente económico signado por la CODICIA donde prácticamente todo aquel que tiene alguna posibilidad en el mundo económico (y esto incluye tanto a la burguesía tradicional como a los funcionarios de gobierno y fuerza pública) se ensaña contra los que no la tienen.

Esto no debería sorprendernos ya que como hemos sabido no es una mera consigna vacía el hecho de que SÓLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO¸ es decir que si bien sostenemos que el gobierno tal y como está planteada la correlación de fuerzas hoy, no está en capacidad de ganar esta guerra económica, creemos que el liderazgo del Presidente Maduro, si puede convocar a todas las fuerzas populares que son las que en definitiva pueden derrotar el golpe económico y el sabotaje, tal y como lo hicieron en diciembre de 2002.

Ahora bien, ante esta dura realidad que nos golpea, ¿qué hacer? Hay medidas que debería asumir al gobierno en conjunto con el poder popular y los movimientos sociales organizados y movilizados, so pena de que se deslegitime por completo la revolución bolivariana, entre estas medidas estarían:

- Asumir el CONTROL TOTAL OBRERO Y POPULAR de la economía, de la producción y distribución de bienes y servicios, a partir de los ejercicios de poder popular que existen como comunas, consejos socialistas de trabajadores/as, consejos campesinos, redes de productores, etc. Especialmente en las empresas del Estado, pero en las empresas privadas convocar a sistemas de contraloría sobre la producción y la distribución, por parte de los trabajadores/as y las comunidades.

- Asumir la consigna de NI UN DÓLAR MÁS PARA LA BURGUESÍA parasitaria e importadora. Asumir la nacionalización de las importaciones a partir de una Corporación que se encargue de las mismas con la más amplía contraloría del poder popular organizado.

- Eliminar las mafias internas que en el gobierno se están enriqueciendo a partir de la grave situación económica que vive Venezuela: principalmente las enquistadas en la Guardia Nacional, así como en el Ministerio de Alimentación y Ministerio de Agricultura y Tierras. Reestructuración total y contundente de estos elementos.

- Intervención de la Industria de Cementos, de la las Empresas Básicas, de las Empresas de Alimentos, que están en manos del Estado. Contraloría social sobre las que están en manos privadas, y la expropiación inmediata de aquella que se compruebe está acaparando, especulando o saboteando de alguna manera.

- Asumir un plan agresivo de producción de alimentos y bienes básicos para el desarrollo de la vida, A PARTIR DE LAS COMUNAS, desde una política de producción, control y defensa del territorio concreto. Las comunas no pueden quedarse en registro y forma, y deben asumir concretamente el tema de la producción y distribución, fundamentalmente en el tema alimentario, para hacerle frente a la guerra económica y superar el modelo rentista que sostenemos, es el que está haciendo crisis.

Sólo con medidas radicales de este tipo, y con la más amplia participación popular como sujeto fundamental del combate a la guerra económica, podremos salir airosos de esta nueva coyuntura que se nos presenta como proceso revolucionario. Ahí está el ejemplo del 2002 y el gigante eterno Hugo Chávez diciéndonoslo.

Viviremos y Venceremos!!!


juankmurphy@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4162 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Guerra Económica 2013

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Guerra Económica 2013


Otros artículos sobre el tema Aporrea a la especulación

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Aporrea a la especulación



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a176500.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO