¿Qué pasa con el PSUV? ¿Donde está la indignación revolucionaria?

  “Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario." – Ernesto “Ché” Guevara

 

Definitivamente yo no sé qué está pasando, pero es increíble, una camarada del PSUV es torturada, humillada inclusive todavía permanece en prisión en medio de una serie de dimes y diretes de las y los voceros de las instituciones que tienen a cargo este tipo de casos: Fiscalía, MPP Interior y Justicia y algunos pocos voceros del gobierno como el Alcalde Jorge Rodríguez, preocupados se pronuncian a favor de investigar y que se conozca la realidad de los hechos, pero nada de las y los militantes de este importante partido político.

Por otra parte está  el caso de nuestros hermanos y hermanas yukpas, que hostigados y perseguidos están viviendo un momento terrible, inclusive de enfrentamiento entre ellos mismos, con resultado de tres muertes (dos adultos y un bebe porque la señora estaba embarazada), y tampoco vemos pronunciamiento alguno de las patrullas, batallones, circunscripciones o como quiera que sea la instancia organizativa que les reúne actualmente, para que las y los responsables del gobierno y los latifundistas sean condenados.

Y qué decir de los problemas de barrio adentro, más de dos mil módulos cerrados sin brindar uno de los servicios más importantes que requiere la persona humana como es la salud y si no es porque el propio Presidente y Líder de la Revolución la denuncia, nanai nanai de las y los militantes de PSUV.

Yo no estoy segura como y que debe representar un partido revolucionario bolivariano, socialista, nuestroamericano, indoamericano, afroamericano y original, como lo es el proyecto país que estamos construyendo, pero lo que sí creo, es que un partido debe constituirse en el primer contralor social de las desviaciones del proceso de transformaciones que impidan u obstaculicen el desarrollo de ese proyecto país.

Como dijo el panita Alí: yo no sé filosofar, pero me da la impresión, que el PSUV no se está pareciendo a lo que uno cree debe ser el partido de la revolución, el partido para la transformación, el partido para la lucha revolucionaria, porque la cosa no es papita cuando hablamos de enfrentar al sistema capitalista. Y es que parece que lo que le interesa a las y los camaradas, es quien es el candidato o candidata pa'l congreso del partido, para la asamblea nacional, para los concejos  municipales, para el consejo comunal, para el miss Venezuela, o para la reina de carnaval en la parroquia.

Este momento es importantísimo, recordemos Nicaragua 10 años después ¡Zass! Violeta Chamorro y al carajo la revolución Sandinista. No podemos vacilar, no podemos seguir de espaldas a las contradicciones del proceso, esta es la mejor oportunidad que se nos ha presentado en siglos (y lo digo textualmente). No podemos desperdiciar las condiciones objetivas que tenemos para ir quebrando el viejo Estado que queremos desmontar y que no termina de morir, para construir el nuevo el que no termina de nacer. Es decir, no podemos darle oxigeno al viejo estado, ese esta en terapia intensiva y debemos hacerle la eutanasia, para que surja el nuevo.

El partido son sus miembros, es una instancia que le servirá a la revolución en la medida que se constituya en el garante del proyecto, el vigilante del proyecto, el evaluador permanente del proyecto, porque sin evaluación no hay revolución. Ya basta de las solidaridades automáticas, no porque se pongan la cachucha, la franela, y hasta la ropa intima roja rojita, estamos frente a revolucionarios, el vestuario y la escenografía no nos dicen nada de los verdaderos valores que mueven a muchos militantes del PSUV y algunos miembros del gobierno bolivariano. Y lo que estoy escribiendo no es secreto para nadie.

Mercedes Sosa canta una canción, que dice… hay que sacarlo todo afuera, como la primavera, nadie quiere que adentro algo se muera, hablar mirándose a los ojos, sacar lo que se pueda afuera, para que adentro nazcan, cosas nuevas, nuevas, nuevas, nuevas…, de eso se trata una revolución. Ya basta de mantenerse callados y esperando la línea, como dicen muchos camaradas en las reuniones de patrulla, deja que bajen la línea. Yo quiero saber quien le bajo la línea al pueblo el 27 de febrero de 1989 y el 11 de abril de 2002, las líneas del pueblo son las que ha recogido el líder del proceso y que expresa en cada una de sus intervenciones, y que por cierto muchos de las y los integrantes de su equipo parece que se les olvidan.

El pueblo tiene la línea y tiene las líneas del comandante claritas, y en el medio esta la derecha cohabitando con la derecha endógena apostando al fracaso del proyecto bolivariano y desconociendo las líneas, por eso tenemos que andar detrás machacándoselas, recordándoselas a cada rato, y contraloreando todos los programas y proyectos.

El movimiento es inherente a una revolución, vamos camaradas del PSUV a mover ese cuerpo, a mover las ideas, a moverlo todo, para que adentro nazcan cosas nuevas, nuevas, nuevas, nuevas…


tibisaymaldonado@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2828 veces.



Tibisay Maldonado Lira


Visite el perfil de Tibisay Maldonado Lira para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas