El linchamiento chavista

Me importa un carajo lo que digan los analistas políticos del chavismo sobre las causas del triunfo del NO a la propuesta de Reforma Constitucional presentada por nuestro Presidente el pasado 2 de Diciembre y más cuando los veo con las máscaras del maquillaje para salir bonitos en la televisión pero no saben ni los nombres de los centros electorales donde votaron y también perdieron.

Aquí tiene que acabarse esa mala costumbre de buscar el linchamiento político cada vez que un resultado es adverso sin tener en cuenta nuestras propias responsabilidades. Es una buena lección que Hugo Chávez haya asumido las suyas cuando se pregunta, entre otras cosas, si falló en el tiempo de la propuesta o cuando insinúa que el país no esta preparado para asumir el Socialismo. Esas dos interrogantes son muy importantes pero no son las más suficientes. El Proyecto de Reforma Constitucional no fue un poema por la grosería de algunos diputados ventajistas de introducir de contrabando una disposición transitoria que les permitiría regresar a su curul luego de ocupar un cargo en el gobierno y no fue una obra maestra por el Artículo de la Reelección Presidencial Indefinida que sublevó y unió, fundamentalmente, a los más golosos líderes chavistas con los opositores en un mimetismo que no tiene parangón en toda la historia política de Venezuela. Yo estoy muy viejo y enfermo para caer en la ociosidad de discutir a que líderes mundiales la oposición les debe su “pírrica victoria” o cual campaña mediática fue la más efectiva. Que se emborrachen si quieren pero la realidad, duélale a quien le duela, está en ese Pacto Secreto de la cúpula chavista que se desactivó para impedir la Reelección Presidencial Indefinida y sorprender a una oposición que desde el día anterior estaba cantando fraude.

El Rey Juan Carlos de España, el Presidente Álvaro Uribe de Colombia y George Bush están más contentos con los chavistas comprometidos en el Pacto Secreto que con la oposición que la sabe incapaz de llegar, por si sola, a los 4 millones de votos. Presidente Hugo Chávez, el pueblo venezolano si esta preparado para transitar por los caminos de la justicia que brinda el socialismo. Si cree en todas las inquietudes sociales y humanas contenidas en su Proyecto de Reforma Constitucional. Al pueblo lo que le da asco es ver y escuchar a esos tipos, sin moral y ética, que se dan colita con su discurso y sus banderas con el contrasentido ropaje de la ineficiencia y la opulencia que es contrario a la igualdad que tanto necesitamos. Su gran error fue tratar de convencer a un pueblo que desea protagonizar a través de las nuevas propuestas que siempre nos ha negado la democracia representativa. No era al pueblo al que UD debía convencer sino a esa parte del liderazgo político de su entorno que es y será desleal hasta que UD. no permita, o no les obligue al ejercicio del debate denso y constructivo a favor de la justicia y la paz. Presidente no pierda su tiempo. Tómese un merecido descanso que más temprano que tarde sabrá quienes son los verdaderos autores intelectuales del Pacto Secreto que “Por Ahora” llegó hasta allí sólo para descansar en la Navidad y el Año Nuevo. Vargas Si Chávez.

* Periodista

cimarronvargas@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2439 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas