Ministros, Gobernadores, Alcaldes y Fundaciones = Enemigos de la Reforma

Luego de leer y analizar interesantes artículos de opinión publicados por los héroes silenciosos de este fortalecido proceso revolucionario y publicados en Aporrea, además de recoger otros comentarios y análisis entre la gente en las calles, podemos llegar a la conclusión de que el EMPATE TECNICO logrado entre la propuesta de Reforma Constitucional impulsada SOLO por el Presidente Chávez y el voto duro de revolucionarios verdaderos y la vigencia de la Constitución Bolivariana de Venezuela, también propuesta por nuestra revolución, se debe a dos factores fundamentales:
El primero de ellos es la burocratización de la revolución en las instituciones de la cuarta republica, donde los “funcionarios del proceso”, lejos de impulsar transformaciones de reingeniería revolucionaria, cayeron en el marasmo, la desidia y la deficiente respuesta institucional, que históricamente ofrecieron estas instituciones a los venezolanos. En otras palabras los nuevos ministros, gobernadores, alcaldes y presidentes de fundaciones, se transformaron en los nuevos burócratas y con ello dejaron atrás el ideal revolucionario, si es que algún día lo tuvieron como bandera.

Ejemplos de esta ineficiencia sobran, basta medir las metas presentadas por ministerios como Hábitat y Vivienda o Infraestructura, comparándolas con los logros alcanzados, o tratar de realizar un trámite ante una gobernación, alcaldía, fundación u otras instituciones del estado, para darnos cuenta de las penurias que el venezolano común tiene que atravesar para lograr una respuesta oportuna y poder catalogar una gestión como eficiente.

Por otro lado, las misiones, que nacieron para agilizar los procesos a los que la burocracia institucional tradicional no daba respuesta, se institucionalizaron dentro de los ministerios, dejando a las comunidades que deben participar activamente en el proceso constructivo de este nuevo modelo de país, como un espectador sin voz ni voto a la hora de tomar decisiones sobre los problemas con los que conviven diariamente.

El segundo aspecto se refiere a la deficiente formación ideológica de un sector, que aun siendo afecto al presidente Chávez, no acudió a votar, confundido por los mensajes difundidos por el aparato de información tergiversada de la oposición venezolana, ayudado por la deficiente (para no decir inexistente) campaña informativa que debió impulsar el Ministerio del Poder Popular de Información, mediante la utilización de todos los medios (incluyendo los de oposición), para contrarrestar la campaña de desinformación generada desde los espacios de oposición.

En este mismo aspecto me voy a referir a lo que considero un error político de nuestros diputados defensores de la reforma, que no es otro que el de no haber aceptado la realización de una serie de debates en cadena nacional de radio y televisión de las propuestas incluidas en esta extraordinaria reforma, si teníamos la verdad de nuestro lado, si desmontábamos con argumentos los alucinógenos y dislocados discursos de los seudo lideres de oposición, entonces ¿cual era el problema de aceptar esta discusión que habría acaparado la audiencia de todo el país y desmontado la mentira?

Compatriotas revolucionarios y de oposición, por ahora gano la mentira y la manipulación, pero este aparente triunfo es igual a un edificio que se construya sobre bases de cartón piedra y utilería, mas temprano que tarde se desploma.

(*)Dr.

jcmarcano18@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2478 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas