Por qué no pudimos

Es un esfuerzo vano y una pèrdida de tiempo el hechi de seguir buscando argumentos y motivos externos para tratar de justificar los resultados referendarios. Si eso es lo que nos consuela, podemos pasar horas y horas en estèriles discusiones de cafetìn llenando cuartillas con pretextos que nada tienen que ver con un anàlisis revolucionario de los acontecimientos.

Las respuestas y los motivos debemos buscarlas en nosotros mismos, sì en cada uno de nosotros desde las masas hasta los cuadros, quien màs quien menos, quien por una cosa quien por otra.

Se me conceda la licencia de citar el dogma catòlico como referencia comprensible. Se puede pecar de "pensamiento, palabra, obra y omisiòn", pues bien, llegò el momento del "mea colpa" y de revisar en lo profundo de nuestras acciones y convicciones, de revisar sin generalizar sino en modo particular, en un acto de conciencia individual que nos permita evaluar todos y cada uno de estos paràmetros como referencia de nuestra conducta revolucionaria, de modo que cuando hagamos el balance salgamos fortalecidos ideològicamente.

Los cambios sociales y polìticos no nacen por generaciòn espontànea; se gestan en la conciencia individual y nacen en un parto arduo y, generalmente, doloroso; pero no basta con parirlos hay que criarlos y multiplicarlos, no serà el facilismo lo que nos permitirà cambiar un modelo de conducta social que, a fuerza de ejercitarse, se ha impreso en nuestro ADN como caracterìstica natural, el cambio se puede efectuar con la crìtica y la autocrìtica como herramientas de crecimiento.

El primero en autocriticarse fuè el Comandante cuando reconociò "Me equivoquè en la selecciòn del momento para hacer la propuesta de reforma", hacer una declaraciòn de este calibre es, sin dudas, una clara muestra de conducta revolucionaria, de autocrìtica sincera. Imagino que en su reflexiòn personal habrà ido màs allà, agregando a su anàlisis el error de una conducta triunfalista (eso es por culpa nuestra), el haber sobreestimado el nivel de conciencia de las masas, su deseo legìtimo de llevar bienestar al pueblo que, a veces, se acerca al paternalismo y el contenido combativo de sus màs recientes alocuciones que la oposiciòn supo aprovechar para sembar temores haciendo ver que se celaba un deseo de violencia contra otras naciones y que al final quedarìamos aislados del resto del mundo sin màs contactos que el de los paìses con regimenes de gobierno "discutibles" desde el punto de vista democràtico. Pero, como buen revolucionario, la cosa no se quedò en la autocrìtica y al continuar nos enviò la crìtica, en un modo elegante pero no por ello menos directo (sic) "quizàs no estamos maduros para empezar un proyecto socialista, sin temores. No estamos listos para emprender un gobierno abiertamente socialista....Venezuela aùn no està a tiempo, hay que seguir construyendo el socialismo" y al decir esto nos envìa el mensaje, fuerte y claro, de nuestros errores. "Construir" eso, camaradas, es lo que nos ha faltado.....todo se resume en una palabra...."CONSTRUIR"!!!!.

Llenar una plaza o una avenida con una multitud delirante es una tarea fàcil, lo que no es fàcil es llenar una conciencia hasta el punto de hacerla delirar de amor por una idea y convertir esa idea en ideal; imaginemos cuanto puede ser difìcil llenar una multitud de conciencias. Pero difìcil o no de eso se trata de llenar conciencias, de formar cuadros, de solidificar ideales y esto sòlo puede lograrse con la formaciòn polìtica, con el estudio que ilumina el proceso de transformaciòn.

Con este argumento estoy llegando a donde no querìa llegar, pero es inevitable, al sempiterno dilema dialèctico entre la teorìa y la pràctica.

No quiero caer en la discusiòn de cuàl es màs importante (teorìa o pràctica) ya que en mi opiniòn la una sin la otra tienen corta vida y en su inmensidad deberìan complementarse perfectamente, pero sì quisiera hacer un anàlisis elemental que se aplique al proceso de transformaciòn que estamos viviendo.

En la pràctica estamos tratando de organizarnos en consejos comunales, nos ponemos la franela roja, alzamos el puno y voceamos consignas, convocamos a nuestros vecinos para hacer tal o cual propuesta que pueda beneficiar a nuestra comunidad y, si es aprobada, designamos la comisiòn que efectuarà los tràmites para su realizaciòn, una vez concluida la inauguramos y festejamos. Quienes hicieron las gestiones y la propuesta se convierten en jefes y el resto de la comunidad comienza a rendirle cuentas y a esperar que ellos resuelvan todos sus problemas y bla,bla,bla......escenario conocido????

En la teorìa.....en la teorìa........en la teorìa.......ahh si......en la teorìa nos aprendemos un nùmero X de palabras y expresiones comunistas que introducimos en nuestro vocabulario habitual y que decimos en voz alta y gesticulando mucho cuando lo consideramos oportuno.........conducta conocida???.

En estos dos escenarios es donde tenemos que autocriticarnos preguntarnos dònde estan los cìrculos de estudio que he formado o en los que he participado? dònde està mi formaciòn ideològica? què puedo hacer para ayudar a formar verdaderos revolucionarios? me comporto como revolucionario en mi vida cotidiana? cuànto he aportado para sembrar conciencia? y no caigamos en la tentaciòn de autogratificarnos con el discursito de que participamos en la difusiòn y la discusiòn de la reforma constitucional, porque aunque sea cierto no ha sido suficiente y esto lo han demostrado los resultados.

Una reforma tan profunda, tan socialista no podìa ser entendida en su trascendencia sin la madurez de una formaciòn ideològica sòlida, sin una comprensiòn de lo que es realmente el socialismo, como dijo Chàvez "sin temores" ya que a lo que se le teme no es al cambio, no es a la transformaciòn, se le teme a lo desconocido y es el temor y la ignorancia el terreno màs fèrtil para sembrar dudas y falsedades.

El altìsimo ìndice de abstenciòn debe analizarse cuidadosamente, sazonàndolo de crìtica y autocrìtica verdaderas , si no lo hacemos pagaremos las amargas consecuencias de ver el fin de nuestro futuro en el pròximo proceso electoral (ojo!!! si no antes).

La primera alarma es la del universo de electores que prefirieron abstenerse antes que ir a votar NO, esto porque aùn cuando estaban en desacuerdo con algunos items de la reforma no quisieron traicionar a Chàvez.......gran problema, porque nos damos cuenta de que las masas abrazan al leader pero no al ideal del mismo y me atreverìa a jurar que si no abrazan al ideal es porque no lo conocen a fondo ya que el fundamento del mismo es tan hermoso y tan democràtico que es imposible no amarlo al conocerlo. Aqui viene la autocrìtica .....què he hecho para dar a conocer las bases teòrico-polìticas de este proceso?, dònde estàn los panfletos?, dònde està la propaganda ideològica?.......dònde estàn los cìrculos de estudio? . Companeros, si ahora es el momento ideal!!!!!! si ya no nos persiguen por repartir panfletos, por distribuir propaganda ideològica, si hoy no nos allanan la casa por hacer un cìrculo de estudio!!!!! ....entonces???.
Estamos perdidos de flojos y de pequeno-burgueses, nos hemos quedado en teorìa, en intelectualismo decadente, discutiendo (a nuestros cincuenta anos) en una esquina con una cerveza en la mano y regodeàndonos en los recuerdos de esos tiempos duros cuando, por ser de izquierda, nos perseguìa la DISIP, cuando èramos "come-candela"......y ahora que matamos el tigre le tenemos miedo al cuero, o somos tan masoquistas que si no nos estan persiguiendo y reprimiendo no somos capaces de construir el socialismo?. ( yo creo que hoy los estudiantes de oposiciòn se sienten como nosotros en los 70 y 80...atenciòn esa es una emociòn arrolladora....recordèmonos a nosotros mismos)

La segunda alarma es nuestra escasa capacidad para hacer crìtica, en ser complacientes con nuestros leaderes, en no ponernos en discusiòn ( como verdaderos revolcionarios) por temor a ser tildados de "escuàlidos". La derrota en el referendum tiene mucho que ver con esto, tuvimos miedo de plantear nuestros temores, de reconocer que aùn no estabamos preparados para ciertos cambios, de EXIGIR que algunos artìculos, los de la discordia, (formas de propiedad, reelecciòn, autonomìas, geometrìa del poder) fueran votados por separado.
Quisimos tapar el sol con un dedo y aceptamos votar en bloques, tratamos de venderle al mundo, y lo que es peor a nosotros mismos, que lo que no nos convencìa era porque estaba fuera de contexto y que cuando se veìa en su contexto real era perfecto; aùn cuando sabìamos que la apuesta era muy alta y que, como sucediò, podìamos perderlo todo. Al votar en bloques, y salir derrotados, perdimos la oportunidad de aprobar la mayor cantidad de unas reformas que llenarìan de bienestar a nuestro pueblo, porque nuestra cobardìa nos impidiò criticar lo que no nos convencìa, no fuimos consecuentes con nuestros principios revolucionarios y con esto estamos metiendo en peligro la salud de este proceso.

La tercera alarma, y parece metira a estas alturas, es que estamos confundiendo publicidad con propaganda. La publicidad informa, la propaganda forma!!!!

La cuarta alarma es que todos andamos vueltos locos dàndole la culpa a la poca credibilidad de muchos sectores a causa de la corrupciòn que campea libre en diversas esferas gubernamentales. OJO!!!! que con esto estamos poniendo las mejores armas en manos del adversario y, en este sentido, debemos EXIGIR!!! mano dura contra los corruptos, escarnio pùblico, castigos ejemplares, cero impunidad!!!!! y.....mucha autocrìtica.....

En primer lugar, no hay corruptos sin corruptores y cuando hago un "regalito" a un funcionario para agilizar un tràmite, cuando le brindo dos cartones en un bingo a la muchacha de Mercal porque no me obliga a hacer fila o me guarda dos pollos, cuando en alguna reuniòn me llevo el làpiz de "recuerdo" porque es bonito; estoy incurriendo en lo que critico y hasta que no me convenza de que el tràmite tiene sus tiempos previstos y al adelantar el mio atrasan el de algùn otro ciudadano, que cuando yo paso antes en una fila otros quedan atràs, y que el làpiz pertenece al colectivo y es ùtil a todos; no puedo criticar la corrupciòn porque no tendrè autoridad moral para hacerlo.

Y en segundo lugar aprendamos a utilizar el arma de la denuncia con seriedad, con pruebas y documentaciòn que nos permitan desenmascarar a los corruptos ante cualquier instancia y una vez desenmascarados no lo dejemos en denuncia, practiquemos el pricipio fundamental del socialismo "la dictadura del proletariado", contra la corrupciòn seamos dictadores, EXIJAMOS EL CASTIGO!!!!.

Una ùltima reflexiòn, al no haber sido aprobada la reelecciòn presidencial se nos presenta delante una tremenda tarea, debemos encontrar el relevo para un leader de una solidez ideològica infinita y que brilla con una luz abrumadora, debemos hacer que nuestra gente abrace el ideal bolivariano con convicciòn y sin dudas, que crea firmemente en el socialismo del siglo XXI, debemos instruir con el ejemplo y formar conciencias firmes, si no lo hacemos todo este esfuerzo habrà sido en vano y nuestras ilusiones de justicia social iran a parar a la papelera junto al futuro de nuestros hijos.

La tarea es inmediata e impostergable, no trabajemos para unas elecciones....trabajemos para un futuro mejor.

Hasta la victoria siempre...VENCEREMOS!!!!

Armonìa Dìaz H.
C.I.: 8320357


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2216 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas