Praxis y Ética (XI)

Del libro “Manual del guerrero de la luz”, de Paulo Coelho: “El guerrero de la luz sabe perder: Él no trata a la derrota como algo indiferente, usando frases tales como ‹‹Bien, esto no era tan importante›› o ‹‹A decir verdad, yo no quería realmente esto››. Acepta la derrota como una derrota, sin intentar transformarla en victoria. Amarga el dolor de las heridas, la indiferencia de los amigos, la soledad de la pérdida. En estos momentos se dice a sí mismo: ‹‹Luché por algo y no lo conseguí. Perdí mi primera batalla››. Esta frase le da nuevas fuerzas. Él sabe que nadie gana siempre, y sabe distinguir sus aciertos de sus errores…..”

Para que la verdadera profundización tenga una gran acogida, lo expuesto anoche por el compatriota Mario Silva, debe ser revisado en todas las empresas básicas y del estado, donde la mayoría de sus nóminas están abultadas –eso lo mencionamos en un artículo anterior- y no es culpa de sus trabajadores pero sí de sus ejecutivos y de los neos revolucionarios que están amparados en ellas y son los mismos que transforman negativamente las bases ideológicas del proceso, no es posible y en que ideología política la praxis es de tal índole que los altos ejecutivos sen opuestos al régimen de turno y viven de ello, cómo es posible que las nóminas ejecutivas sean traidores al proceso cuando se alimentan del mismo. Igual está ocurriendo en los consejos comunales, los cuales está concebidos como la herramienta que conecta al gobierno con las comunidades, pero en sus estructuras están insertados enemigos al proceso y son rojos por fuera pero blanquitos por dentro. Allí se ha estado dando el fenómeno de la contrarrevolución en alevosía con los falsos lideres que acompañan al presidente y que con este referendo nos hemos alimentados de estas fracturas para luego continuar enriqueciendo nuestro proceso.

Es por ello que el párrafo de Coelho, lo concebimos como una herramienta de aprendizaje bajo una literatura extraordinaria del autor. Nuestro proceso está madurando, es indudable. Los verdaderos revolucionarios continuamos el camino de la reflexión y del aprendizaje, una derrota es una derrota, pero no es el final de la guerra, ahora nos estamos reagrupando por las victorias de las próximas batallas donde rodilla en tierra aniquilaremos al enemigo el cual es poderoso pero con pie de barro. Y además, bien sabemos que de esta última batalla nos fortalecimos, pues hemos desarmado al contrario, ya que han aceptado muy gallardamente al árbitro electoral, han manifestado lo demócrata del líder al reconocer su derrota e igual han correspondido a la bicha como la norma absoluta del estado de derecho constitucional.

Como dijo José Antonio Marina: “Vivimos también en un período ético constituyente… porque el sujeto va tomando conciencia de que alcanzar la orbita ética depende de que cada uno de nosotros busquemos y afirmemos las evidencias morales mas claras y mejor justificadas”. Con esta frase aclaremos nuestras futuras luchas y con ello justifiquemos el camino para eliminar las minas de la contrarrevolución. Es ahora o nunca más tendremos alguna otra oportunidad de profundizar nuestra revolución, de enarbolar el pensamiento ideológico y de fomentar las bases de la generación de relevo que necesita de nuestra sabiduría para romper las ataduras que cimientan todavía los caminos del proceso.

Patria, Socialismo o Muerte. Venceremos…!

raul.garcia@venalum.com.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1232 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas