La Victoria Pírrica de Chacumbele

¿Perdimos?... no lo creo, más bien, dejamos de ganar por un lado, pero
ganamos por otro. Definitivamente se cumple eso de que "mejor es lo que
pasa".

Evaluemos los resultados: ¿Qué perdimos? a mi parecer dos cosas se pueden
ver como "pérdidas": No reformar, por ahora, la Constitución; y la no
posibilidad de reelección, por ahora, de Chávez para el próximo período.

En cuanto a la Reforma, no es una pérdida pues lo que se perseguía era
darle rango constitucional a las vivencias del día a día que se está
construyendo con el Poder Popular. La práctica es amiga del aprendizaje y
durante los próximos tres (03) años debemos trabajar para fomentar la
organización popular; es imprescindible darle un gran impulso a los
Consejos Comunales. Que los ciudadanos VIVAN los Consejos Comunales y que
mediante esta práctica internalicen que los problemas siempre se
resuelven mejor con la participación en una comunidad organizada y con
PODER de decisión y acción. El Pueblo se acostumbrará a esta práctica
diaria y se crecerá; esto es indudable.

¿Y por qué hablo de tres años? veamos lo que dice el Artículo 345 de
nuestra Constitución Bolivariana (que sigue vigente, vivita y
reconocida):

Artículo 345
Se declarará aprobada la reforma constitucional si el número de votos
afirmativos es superior al número de votos negativos. La iniciativa de
reforma constitucional que no sea aprobada, no podrá presentarse de nuevo
en un mismo período constitucional a la Asamblea Nacional.



¿Y cuánto dura un período constitucional de la Asamblea Nacional?

Artículo 192
Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional durarán cinco años en
el ejercicio de sus funciones, pudiendo ser reelegidos o reelegidas por
dos períodos consecutivos como máximo.


Las últimas elecciones parlamentarias fueron en el 2005, así que las
próximas serán en el 2010, lo que nos da la oportunidad de volver a
introducir la propuesta de Reforma antes que Chávez termine su presente
período presidencial. En contra tenemos que un Proyecto de Reforma se
aprueba "con el voto de las dos terceras partes de los o las integrantes
de la Asamblea Nacional." (Artículo 343), que en la actualidad la tenemos
pero para las próximas elecciones debemos trabajar duro.


Por otra parte, ¿nos ganaron en la participación? Sí, pero no porque los
chavistas se pasaron a la oposición, sino por la abstención. Veamos los
números a los que hizo referencia Chávez:

En las elecciones presidenciales pasadas (2006)

Chávez: 7.309.080 votos

Rosales: 4.292.466 votos


En el primer boletín del CNE para este Referendum:

Sí: 4.335.136 votos (en el Bolque B, su menor número de votos)

No: 4.522.332 votos (en el Bloque B, su mayor número de votos)

Se observa que la oposición aumentó en alrededor de 200.000 votos su
participación, que puede quedar explicado por partidarios de PODEMOS y
otros partidos que se fueron con la contrarrevolución; además de los
nuevos inscritos en el REP. Es decir, dejaron de votar por el SÍ,
alrededor de 3 millones de chavistas. Imagino que la mayoría de ellos por
el triunfalismo y otros porque dudaron de la propuesta. La lección es que
ir a votar es un compromiso; que el triunfalismo lo debemos desterrar de
nuestro ánimo.


En resumen, ellos ganaron publicitariamente y ganaron tiempo. Pero
nosotros ¿perdimos? Veamos:


· Nosotros mantenemos nuestra constitución vigente y con la ganancia
del reconocimiento por parte de la oposición. Entonces no perdimos.
· Mantenemos el Estado, que además salió fortalecido nacional e
internacionalmente. Entonces no perdimos.
· También ganamos tiempo para fortalecer el Poder popular y crear el
Nuevo Estado. Para informar mejor sobre nuestra propuesta de Reforma y
para que el Pueblo la internalice y aleje de su alma el miedo difundido
por los medios golpistas y por el imperio.
· Ganamos Compromiso. Muchos chavistas que no votaron y los que sí
votaron, de seguro aprendieron la lección. El compromiso ahora es mayor.
· Ganamos espacio. En la base opositora queda demostrado que nuestras
instituciones son autónomas, que Chávez no es dictador, que el CNE no es
fraudulento, que Chávez no tiene el control de todos los poderes.
· Ganamos prestigio y espacio internacional. Ante el mundo quedó
demostrado la clase de democracia que hay en nuestro País y la clase de
Presidente demócrata que tenemos.
· Ganamos proyección. La propuesta de Reforma está siendo discutida en
muchos países del mundo. Nuestras ideas para un mundo mejor está ganando
corazones en todos los Pueblos.

No nos quitaron nada. Entonces ¿qué perdimos?... ¡Más bien ganamos!

¿Y con respecto a la oposición?
La oposición no tiene propuesta. Perdón, si la tiene, y no es otra que la
del imperio: El Neoliberalismo. La propuesta de la oposición es entregar
las empresas del Estado, privatizaciones por doquier. La economía de
puertos, pura importación en detrimento de la industrialización del país.
En definitiva el ALCA y el servilismo. Pero no lo dicen abiertamente. Por
eso es que su política ha estado basada en el engaño; en un andamiaje de
mentiras sobre Chávez y la Revolución Bolivariana. Pero ahora, con estos
resultados cómo pueden seguir diciendo que Chávez es totalitario, que
Chávez maneja todos los poderes, que el CNE no es autónomo y que es
fraudulento. Se les cayó su plataforma política. La estructura sobre la
cual ellos activan se les vino abajo con los resultados de ayer.
Además, la oposición siempre persigue el "Chávez Vete Ya". Sabe que para
detener la Revolución necesita hacerse del poder político e instaurar una
dictadura (hablo de sus dirigentes y de su amo: el imperio). Por eso ya
tenían montada toda una estrategia de desestabilización. Ellos se sabían
perdidos y estaban convencidos que cuando la Rectora Tibisay Lucena
emitiera el boletín, esa era la señal para tratar de encender el país...
quedaron fríos. Después esperaron que Chávez desconociera los
resultados... ¡quedaron pasmados!
Ellos perdieron pues se les cayó la careta. Ya no tienen asidero. Pero a
ellos qué les importa, pues siempre han mentido. Pero a sus bases se les
siembra la duda.
Ya no pueden encender el país. No tienen escusa.

Ellos nunca esperaron ganar y por eso perdieron. Toda su estrategia
estaba montada sobre la premisa que perderían y se vino abajo. Imagino
que se dirán ¿Y ahora qué hacemos con esta pólvora? ¿cómo hacemos para
encender al país? ... ¡Me niego a ganar! - dirán por dentro. Y con lo
acostumbrado que nos tienen para sorprendernos en sus acciones, seguro
que salen cantando FRRRAAAAUDEEEEE, seguro que dicen que Chávez ganó el
referéndum pero se hizo perder para aparentar ser demócrata y por eso
ellos no se la calan y van a encender el país cívicamente, por la
democracia. Les pasó como a Chacumbele.
Perdieron ganando y nosotros ganamos "perdiendo".

Saludos Revolucionarios.
Hasta La Victoria Siempre
¡PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS!

Luis González.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1843 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas