Mis primeras reflexiones acerca de los resultados del Referéndum para la propuesta de Reforma Constitucional 2007

Mi hija María Carla, de once años se encontraba consternada debido a que la reforma no
fue aprobada. Le dije que es como cuando estudia mucho para un examen y al realizarlo,
sale reprobada. En este caso refrendario, la ‘maestra’ son 16 millones de evaluadores.
También podemos preguntarnos si para el examen llevábamos estudiadas las materias
que la ‘maestra’ debía evaluarnos.
La recién propuesta de reforma constitucional, si bien es una iniciativa del Presidente de la Repùblica, no me exime de reconocerla como un producto no necesariamente de origen
masivamente participativa. Fue discutida y debatida de manera amplia durante dos meses,
después de ser presentada por nuestro Presidente, pero su formulación no fue originaria.
Entonces, un país con el fin supremo de refundar una República ideológicamente diferente al capitalismo, mediante el establecimiento de una nueva sociedad formada, estimulada y enfocada primeramente, hacia la participación para y por el desarrollo humano justo, vital, multicultural, a ser llamada socialista, no puede seguir gestándose con una organización Estado&Gobierno cuarto republicano capitalista.

Nuestros ministerios todos, comenzando por Planificaciòn y Desarrollo, así como nuestras
recién establecidas organizaciones coyunturales, deben crear importantísimos espacios
para la radicalización y el diseño permanente del cómo definir y construir esa vitalidad.
Sistematizando secuencialmente la planificaciòn participativa ciudadana en: ideología, en
política; en poder; en estrategia material y en estrategia organizacional. Una confluencia
que resulte de la participaciòn socialmente necesaria; tecnológicamente posible; y,
organizacional y ecológicamente sostenible.
En este sentido, con el debido respeto al equipo ministerial ejecutivo de nuestro
Presidente, debemos preguntarnos como contribuir de manera integral desde cada
ministerio, desde cada uno de nuestros espacios sociales de participaciòn, pero con una
visiòn de totalidad e integridad, a esa planificaciòn estructural, permanente y sustentable
del Estado&Sociedad, que en paralelo con la justa atención coyuntural, podamos
garantizar una indiscutible inclusión social para el desarrollo venezolano de mediano y
largo plazo. No hablo de capitalismo incluyente, además de utópico, es una coyuntura
transitivo que hasta ahora me atrevo a decir, hemos vivido; me refiero a garantizar el
asentamiento del nuevo pilotaje del siglo XXI.

Asì que, como hemos demostrado la determinación política, debemos tomar la siguiente y
necesaria herramienta constitucional para esa refundación: el 347, la constituyente, a fin decontinuar con la profundización de la propuesta, solo que esta vez, como dije
anteriormente, de manera originaria, con el liderazgo de nuestro presidente, si, pero
rediseñada de manera originaria.
En estos momentos tenemos tres grandes entidades a protagonizar una confluencia para
llegar al consenso planteado: El Presidente, el pueblo socialista y el pueblo de derecha.
Por un lado, el presidente mencionó ayer que mantiene viva la propuesta; entonces se
debe propiciar el nuevo espacio en donde volverla a debatir y refrendar.
Luego tenemos un pueblo socialista que acaba de demostrar su madurez política como
para reprobar la propuesta de reforma, entonces, debemos profundizar en la organización
comunal para garantizar ese debate y consecuente toma de decisiones, al ritmo pertinente.

Y tenemos un pueblo de derecha, oposicionista, que propuso sistemáticamente durante
dos meses, alargar el tiempo de discusión de esta propuesta. Este es el momento de
demostrar la sinceridad democrática de esa solicitud oposicionista; cómo?: planificando
proponiendo, tambièn a su ritmo este debate y consecuentes propuestas.
Ahora bien, en mi opinión, los próximos 12 a 24 meses, junto a la madurez política
macerada en esta Quinta Repùblica, deberían ser suficientes para que todos los
venezolanos, de manera constituyente y originaria, acuerden los cambios estratégicos
visualizados. De lo contrario, preparémonos sencillamente para las próximas elecciones de
manera inercial, sin más pésames y letanías de sempiterna izquierda en un mundo
capitalista.

barretoje@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1420 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas