Y... ¿Ahora qué?

Después de nueve años de Revolución Bolivariana, después de 12 triunfos electorales, hoy la población venezolana que sigue y apoya el gobierno del Presidente Hugo Chávez ha vivido su primera derrota electoral. En los primeros segundos resultó difícil asimilarlo; sin embargo, como buenos revolucionarios, reconocimos el triunfo del contrario que no fue más que la expresión de la voluntad popular. No obstante, esta derrota no justifica la renuncia a la Patria Socialista, hoy es más grande el compromiso. El cambio hacia un país con la mayor suma de felicidad posible para sus ciudadanos debe seguir siendo el gran objetivo.

En el futuro inmediato se deben analizar las causas precisas por las cuales no se aprobó el proyecto de Reforma Constitucional, seguir estudiándola, mejorándola de forma que traduzca mejor los deseos del pueblo y fundamentalmente que éste realmente la entienda como un camino necesario y seguro hacia la profundización de los cambios sociales, de la verdadera soberanía y del Poder Popular.

Con la continuación y fortalecimiento de las misiones sociales, conjuntamente con el desarrollo de los consejos comunales, el pueblo más temprano que tarde se convencerá de forma definitiva y para siempre que el Socialismo es el camino hacia la Patria que todos queremos.

No obstante, este resultado electoral ha tenido también aspectos positivos para nuestro proceso, ya que el país y la comunidad internacional en pleno pudieron evidenciar el profundo espíritu democrático de este gobierno, liderizado por el Comandante Hugo Chávez Frías. De la lista de adjetivos con que la oposición califica a este gobierno deben ser borrados, al menos, el de dictador, tirano o autoritario; ya que mayor respeto por el resultado electoral es imposible. Este es el primer gobierno en el cual, primero se consultó sobre la refundación de la República con una nueva Constitución, luego se volvió a consultar sobre un proyecto de Reforma Constitucional que fue difundido y dado a conocer ampliamente y por último ha aceptado de forma inmediata la no aprobación de la misma. Pocos países en el mundo son tan democráticos como el nuestro.

Desde otro punto de vista, será interesante ver como la oposición maneja este triunfo, espero sinceramente que después de su intensa campaña por defender la Constitución vigente, la sigan queriendo, respetando y comiencen a aportar ideas positivas, más allá de la consigna usual “fuera Chávez”.

PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE
¡VENCEREMOS!
Alinell Amaíz
V-16.614.292
alinell_amaiz@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1416 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas