¡Me cayó el bono!

Iniciamos el año 2023 cargado de muchas expectativas e incertidumbres. El 2022 fue un año con muchas angustias y falsas esperanzas para el pueblo. El presidente Nicolás Maduro celebrando y aplaudiendo un supuesto crecimiento económico del 17% que solo beneficia al sector privado, mientras que el populacho, los trabajadores del sector público, jubilados y pensionados sobreviviendo con un pírrico salario mínimo de 130 bolívares mensuales (menos de 8 dólares), lo que vergonzosamente nos ubica como un país de pobreza extrema.

Rechazamos y condenamos la sistemática devaluación de nuestra moneda nacional (pobre Bolívar), donde las políticas neoliberales emanadas desde la directiva del Banco Central de Venezuela (BCV), con la anuencia del Jefe del Estado Nicolás Maduro Moros, incrementa dos veces al día la divisa norteamericana, causando con esta irracional y criminal medida un considerable deterioro del poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras del país. Decimos en criollo que la culpa no es del ciego sino de quien le da el garrote. En el derecho penal venezolano queda establecido que el delito se comete por comisión u omisión.

Sobre la difícil situación económica por la que está atravesando el país, como venezolano le exigimos al presidente Nicolás Maduro, para que rectifique y considere un cambió de sus asesores económicos, que están llevando al país por la peor desgracia, por sus medidas neoliberales y antipopulares en perjuicio del pueblo. Recordemos al maestro del Libertador Simón Bolívar, Simón Rodríguez, cuando literalmente decía: "Rectificamos o erramos", no vaya a ser que mañana sea demasiado tarde Presidente, porque el pueblo está bien arrecho, y no volvamos a vivir la amarga experiencia del 2015, cuando las colas hicieron que la oposición ganara la Asamblea Nacional (AN).

El pueblo quiere que le resuelvan sus problemas y uno de los principales es el mísero salario de los trabajadores, que no alcanza para cubrir ni media canasta de los productos de primera necesidad, porque todos los artículos están fijados por la SUNDDE en dólares. ¡Ay, me cayó el bono! dice mi vecina, con lo cual no se puede comprar ni medio kilo de carne, medio cartón de huevo ni para pagar el transporte público durante los cinco días laborales de la semana, porque en el alto Gobierno autorizaron el incremento del precio del pasaje urbano, como un "regalo" de fin de año. Amanecerá y veremos Presidente.

Rogamos que comenzando el año 2023 el presidente Maduro sea más cónsono con su discurso y se fije más hacia el pueblo, porque sabemos que ya no es tiempo de continuar con el discurso de los bloqueos y las sanciones imperiales. Tome el ejemplo de países que incluso, en guerras, no abandonan al pueblo y les garantizan un salario digno y suficiente para cubrir con todas sus necesidades básicas.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2474 veces.



Roger Sarmiento


Visite el perfil de Roger Sarmiento para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roger Sarmiento

Roger Sarmiento

Más artículos de este autor