El pueblo no se equivoca

Así dice un viejo dicho: el pueblo nunca se equivoca. Nosotros mismos, quienes militamos en este proceso político llamado Revolución Bolivariana, hemos apelado infinidad de veces a esta conseja popular para agradecer los millones de votos obtenidos en diversas lides electorales en las que hemos salido victoriosos. El domingo 6 de Diciembre de 2015 no es la excepción. No puede serlo y sería absurdo que alguien intentara justificar el revés electoral con ese argumento. Ese día el pueblo votó masivamente en contra de nosotros. Sin puntos "azules", sin chuletas, sin líneas de transporte, sin nadie que fuera a buscarlos a su casa. A pesar de nuestra poderosa maquinaria electoral, de nuestras UBCHs, de las casas y apartamentos de la GMVV, de las Tablets, de las pensiones y beneficios. El pueblo nos aplastó electoralmente, por el motivo que sea, por las razones que sea (que no son el objeto de análisis de este artículo, por lo menos no a profundidad).

El Pueblo es sabio y paciente, canta nuestro Alí Primera. Y vaya que tuvo paciencia este pueblo, al calarse 2 años de colas, especulación, escasez y bachaqueo. La esperanza renacía cada vez que anunciaban un nuevo "Estado Mayor para resolver la Guerra Económica" u otra y ahora si "Superintendencia recontra arrecha para acabar con el Bachaqueo"… Y así pasaba el tiempo, y la gente ahí, con su paciencia. Pocos notaban que los Estados Mayores, Vice-Presidencias, y/o Superintendencias eran dirigidos siempre por los mismos, repetitivos e ineficientes funcionarios. Y nada...! Y la paciencia se acabó, como se acaban todas las cosas en este mundo. Ocho horas para comprar un pollo es como que mucho. ¿No? ¿Y qué mejor manera de decírnoslo que dándonos una cachetada con el voto? Ese día salieron en cambote, con alegría y en Paz, a decirnos por si no lo sabíamos, "que la vaina esta jodía". Hoy no somos mayoría. Si los tiempos constitucionales lo permitieran y la oposición convocara a un referéndum mañana mismo, seguro sacarían al Presidente Maduro.

Ya los diputados electos hablan duro y con propiedad pues nos ganaron y fácil. Son voceros de la mayoría absoluta de los electores. Y eso hay que respetarlo. Hablan de derogar leyes, de cambiar cosas, incluso algunas fuera del ámbito de sus competencias. Ya Fedecámaras, Conindustria y la Cámara Inmobiliaria, entre otros, salieron a reclamar lo que les corresponde: eliminación de la ley de precios justos, fin de la inamovilidad laboral, liberación de cánones de arrendamiento, eliminación de la Ley de Tierras, liberación del dólar, etc,etc. ¿Qué podemos hacer los chavistas si somos minoría? Nuestros diputados, los poquitos que tenemos, levantaran su voz de protesta en el parlamento, cosa que seguro molestará al pueblo que votó en masa por los otros y quiere un cambio. Atacar a esa AN y sus diputados sería atacar al pueblo. Y el pueblo siempre tiene la razón. ¿O no? Y el pueblo hoy nos mira desde la acera de enfrente. Una terrible guerra económica, la inflación, la escasez, las colas, nos lo pusieron allá y nosotros aquí. Y nuestros errores: la imposición, el sectarismo, la prepotencia, el amiguismo y la ineficiencia nos echaron a ese pueblo encima. Eso es algo que debemos asumir y entender para reorganizarnos y volver a ser lo que fuimos.

Debemos ir al Pueblo.. Debemos meternos en el pueblo. A la derecha no hay ni que atacarla: esa se matará solita. Su propuesta es, en esencia, anti-pueblo. Aunque repito: el pueblo votó por ellos. Hasta los indígenas, olvidados y excluidos siempre por esos mismos por quienes votaron, nos quitaron el apoyo. Tal vez era necesario perder. Esperemos que se instale la nueva Asamblea Nacional, esperemos que los jóvenes de este país conozcan y vean a Ramos Allup en pleno ejercicio de sus funciones legislativas, veamos como el pueblo asume la derogación de las Leyes del Poder Popular y por ende, de sus avances sociales, de sus beneficios. Esa luna de miel se acabará rapidito. Ya empezaron a enseñar las garras y estas apuntan hacia el pueblo mismo que los eligió. El asunto es donde estaremos nosotros cuando ese pueblo salga de su engaño. Y no hay otro sitio que no sea ahí en el seno mismo del pueblo y con el legado de Chávez en la mano. Volvamos al Pueblo, con humildad, asumiendo nuestros errores. No veamos a nuestros vecinos y familiares como enemigos solo porque votaron por la oposición. Están en su derecho de hacerlo. Estemos a su lado cuando el "cambio" comience a golpearlos. El pueblo nunca se equivoca, y tal vez pronto, tenga que volver a decidir. Y volveremos a ser uno, el pueblo y nosotros... Chavistas siempre!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2972 veces.



Jose Gregorio Blanco

Lic Dirigente del PSUV Analista político.

 jgblancocorona@yahoo.com      @josegblancoc

Visite el perfil de Jose Gregorio Blanco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas