El movimiento campesino y los desafíos agrícolas en la construcción del ecosocialismo

Al parecer, luce pertinente el haber creado cuatro nuevos Vice-Ministerios en el Ministerio de Agriculturas y Tierra, por cuanto, estamos convencidos, que debemos dar un salto cualitativo y cuantitativo, en el camino hacia la construcción de nuevos saberes y conocimientos, los cuales definitivamente, nos permitan superar la brechas científicas, tecnológicas e ideológicas que siguen privándonos.

La producción de alimentos actual en cualquier sociedad o estrato social, exige cambios en la matriz de productiva y esta debe verse a lo largo de todos los componentes que hacen vida en los procesos de producción, distribución, transformación, mercados y consumos. Es una tarea compleja, sin embargo, en lo que nos atañe a estas reflexiones; las ubicamos en avanzar hacia distintos y articulados procesos de conversión y transformación en la producción primaria de alimentos.

En esta transición se agrupan varias dimensiones. La primera la ubicamos en la dimensión social y política, tiene que ver con la organización social de la producción y sus demandas sobre tierras, insumos y participación en el acompañamiento que se exige. La dimensión científica y tecnológica debe garantizar su evolución y sustentabilidad de los agroecosistemas. Integrada a esta, es la dimensión ambiental o ecológica, la cual se sustenta, entre los distintos e indispensables servicios ecológicos que nos proveen las interacciones entre los componentes de los agroecosistemas y que han venido siendo ignorados por la ciencia agrícola convencional. Otra razón excluyente de este viejo paradigma científico-técnico, es la dimensión cultural y los aportes que de allí se desprenden para entender y encontrar el equilibrio bio-territorial social y ecológico.

La integración de cada una de las dimensiones brevemente señaladas, se sintetizan en el devenir y la consolidación de la ciencia agroecológica (en nuestro país); por cuanto son INCONTABLES y MERITORIOS los avances y progresos, los cuales se han venido evidenciando en: legados, trabajos, procesos productivos consolidados y miles de nuevas investigaciones en la agroecologia y que en otros países se evidencian, no teniendo vuelta atrás.

Las aseveraciones anteriores se evidenciaron en el pasado VIII Congreso Brasileiro de Agroecologia (Ver: Cuidando La Salud del Planeta http://www.aporrea.org/actualidad/a177798.html) cuando en varias magistrales ponencias, en especial la Dra. Clara Nichols, investigadora Docente de la Universidad de California en Berkely y Presidenta de la Sociedad Científica Latinoamericana de Agroecologia, nos explico las inmediatas tareas, que exige la investigación en agroecología. A saber: 1) Recuperación de los Sistema Tradicionales y Movilización del Conocimiento Tradicional 2) Biodiversidad y Manejo de Plagas; 3) Regeneración de Cuencas y Paisajes Degradados; 4) Diseño de Agroecosistemas Resilientes a los Cambios Climáticos; 5) Transición mas allá de la sustitución de Insumos; 6) Investigaciones para explicar sistemas agrícolas exitosos y medir la sustentabilidad.

Estas tareas básicas que debemos proseguir en cada uno de los espacios que nos ocupamos: producción, académicos, investigación y acompañamiento comunitario son algunos de los temas que le proponemos al debate con los agronómos tradicionales(Ver: La RevoluciónAgricola(ParteVI)BrechasTecnológicas:http://www.aporrea.org/actualidad/a180144.html. Para que bien, podamos demostrarles los tantos avances de la ciencia agroecológica; sus alcances y llamados e intereses de los organismos internacionales, como el de las Naciones Unidas. Precisan, recomendarles los gobiernos del mundo la urgencia de incorporar, la agroecología como políticas publicas para avanzar en la nueva Soberanía Alimentaria.

En cualquier espacio, debemos organizar el mayor numero de debates que sean necesarios. Estamos seguros que serán constructivos, oportunos y unificadores. Sin embargo y siendo consecuentes con los compañeros, quienes organizan el Congreso Nacional Campesino, consideramos que dicho momento sería el más apropiado. En ello, por la histórica responsabilidad que los compañeros han asumido, al exigirle al proceso revolucionario venezolano y al Presidente Maduro, como es la “Creación de un modelo productivo agroecológico en el campo, hacia la conquista de la soberanía y seguridad alimentaria”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3069 veces.



Miguel Angel Nuñez

Director del Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecologia " Paulo Freire" Venezuela

 ipiat2000@yahoo.es      @17MiguelAngel

Visite el perfil de Miguel Angel Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas