Cuidando la salud del planeta

Entre el 25 al 28 del mes en curso, se celebró el VIII Congreso Brasileiro de Agroecología en la ciudad de Porto Alegre-Brasil. El tema central: Cuidando la Salud del Planeta. Sus debates se orientaron, en cuatro temas centrales: la agroecología y la salud humana; el papel de la agroecología en la educación; la salud de los agroecosistemas; el nuevo papel de la economía y la diversidad en la salud del planeta. Entre las conferencias magistrales, los talleres, y seminarios; los pósters y las presentaciones orales, de trabajos y experiencias prácticas, se lograron agrupar aproximadamente 1164. Trabajos y reflexiones integradas desde el nuevo conocimiento científico que nos brinda la agroecología, validándose el genuino dialogo de saberes que en ella va implícito. Algo innovador fueron los 126 relatos de productores, campesinos, estudiantes e investigadores y otros, contaron sus experiencias prácticas, donde los resultados implicaban un impacto directo en los procesos de evolución de las comunidades productivas y educativas.

“Cuidando la Salud del Planeta”, llego a congregar más de 3500 participantes quienes también tuvieron el chance de apreciar y aprender de 26 temas, derivados de los centrales. En la www.cbagroecologia.org.br se pueden valorar las particularidades de dichos temas y como la agroecología se posesiona, haciendo vida entre las distintas dimensiones que le toca trascender.

“Cuidando la Salud del Planeta” refleja el esfuerzo sostenido de las instituciones organizadores del evento y que han venido realizando, desde el 2004, la Asociación Científica de Brasileira de Agroecología y en el 2003 el Congreso Brasileiro de Agroecologia, instituciones y espacios que desde de su activa presencia y participación han sustancialmente incidido en: la promulgación de diferentes leyes referidas al uso de agrotóxicos; colaborar con el impulso de nuevos procesos de extensión agroecológica, vinculadas a líneas de investigación; promover y organizar 1428 eventos de formación en agroecología, beneficiándose 32873 participantes(DATER/SAF/MDA-2008); impulsar con otras instituciones, el Decreto 7794-2012 Presidencial, para el Desarrollo Político del Plan Nacional de Agroecología y Programa Nacional de Sistemas de Producción Orgánica en Brasil, dicha iniciativa está conformada por una comisión interministerial de 28 miembros.

“Cuidando la Salud del Planeta” afianza y colabora con el despliegue de la agricultura familiar brasileira, la cual llega abastecer el 70% de la producción de alimentos de la canasta básica de alimentos brasileña. Dicha producción proviene del 24% de la tierra cultivada agrupando aproximadamente 4367903 predios de agricultura familiar. Actividades que han tenido los apoyos financieros, de créditos, los técnicos-científicos para el Programa Nacional de Agricultura Familiar. Este programa recientemente recibió la suma de 7 Billones de reales para trabajar en agroecología entre más de 75000 agricultores (50% mujeres). Se aspira certificar de 10000 a 50000 productores agroecológicos. Así mismo los agricultores familiares recibieron la suma de 168 millones de Reales para continuar la consolidación de los programas de producción de semillas locales. Con estas iniciativas en conjunto vinieron más de 100 decretos de expropiación de tierras.(ver:http://aba-agroecologia.org.br/wordpress/?p=1786).

“Cuidando la Salud del Planeta” nos demostró una amplia socialización de los conocimientos científicos agroecológicos que se despliegan a lo largo y ancho del Brasil. Distintos trabajos han emergido de más de 100 cursos que han promovido los valores de esta nueva ciencia agrícola.

“Cuidando la Salud del Planeta” nos sorprendió al conocer que más de 250 grupos investigadores agroecológicos hacen vida activa. Aproximadamente agrupan unas 35500 personas, vinculadas a miles de proyectos comunitarios. Estas iniciativas han permitido consolidar revistas y redes de intercambio de Información (ver: http:/www.agroecologiaemerede.org.br).

“Cuidando la Salud del Planeta” en sus múltiples eventos, películas, conversaciones informales también nos enseñó otras iniciativas o programas con el enfoque agroecologico. Por ejemplo: alimentación sana; tiendas de venta de productos agroecológicos; ferias de productos; posadas, hosterías, cafeterías; turismo local y rural en la agricultura familiar; la juventud; las mujeres contra la violencia en lucha por la agroecología; plantas medicinales; fitoterapeutica y fitocosmeticos; crianza animal; artesanía; fiestas religiosas y comunitarias, seminarios y juegos deportivos.

“Cuidando la Salud del Planeta” albergo a varios cuestionados diputados y senadores del congreso barsileiro quienes venían en representación del recién grupo parlamentario creado en apoyo a la agroecología. En mayo del 2013, 200 miembros de dicho hemiciclo recibieron un curso de agroecología.

“Cuidando la Salud de Planeta” con sus logros, resultados y alcances, reta al colapsado y contradictorio modelo de producción agrícola transgénico del mercosur, el cual se nos vende como la panacea en la solución de los problemas agroalimentarios que estamos padeciendo. La mono producción brasileira lideriza el consumo percapita mundial de agrotóxicos (5lts/persona) y se intensifica por y para las exigencias de las exportaciones. Los sectores más dinámicos son el algodón, azúcar, celulosa, maíz, carne de pollo y soya. Se proyecta que para el 2022 la producción de carne bovino, pollo y cerdo aumente en un 43,3%. El 21% en los granos de soya, maíz, trigo, arroz y frijol. Muchos de ellos destinados a la producción de alimentos concentrados para animales. Claramente se evidencia, que esta gruesa actividad agrícola se orienta a la producción de proteína de origen animal, estrategia que se cuestiona por el alto costo de energía fósil implícita en los procesos de producción y transformación; por la implicaciones que tienden en agudizar la producción de gases de efectos de invernaderos y por la desigual y desproporcionada dieta proteica y sus efectos en la salud humana. Al parecer, con un plato de proteína animal podemos alimentar cinco platos de proteína vegetal.

“Cuidando la Salud del Planeta” se volvió a valorar la crítica situación socio-ambiental que conllevan las actuales políticas públicas en soberanía agroalimentaria y la merma de los recursos naturales, exigiéndose avanzar en la construcción de un nuevo modelo de producción, el cual conduzca y transite hacia la construcción de una nueva matriz productiva agrícola. Fundada en nuevos y frescos criterios de desarrollo rural orientados por los principios de la agroecología.

“Cuidando la Salud del Planeta” exige que la institucionalidad política y técnica-científica esté dispuesta a creer y a entender que la agroecología es “la vieja y nueva ciencia agrícola” que ha de impulsar los nuevos procesos de producción primaria de alimentos y que es la única ciencia capaz de revertir los distintos procesos de degradación de nuestros suelos y cursos de agua que tenemos en la agricultura mundial. Este modelo es insustentable y ha caducado. Por ello la agroecología se hace más urgente implementarla. Se exige ampliar, apoyar, las distintas iniciativas de investigaciones científicas-técnicas y de innovación productiva que conlleven al impulso necesario y definitivo de la misma. Este, obligatoriamente debe ir consustanciado con el dialogo de saberes de nuestros campesinos, productores y maestros pueblos.

“Cuidando la Salud del Planeta” nos deja los siguientes desafíos: -desplegar la visión agroecológica, su sentido y trascendencia, -dándole el valor societario que se merece; -avanzar en las múltiples estrategias de organización social de la producción; -se enfatizó en producir más conocimientos; - en la complejidad de la construcción de las distintas metódicas; -invitando a innovar más; -para integrar nuevas alianzas y cooperaciones en las particularidades de las escalas de producción y sus territorios.

“Cuidando la Salud del Planeta”, definitivamente y desde la agroecología nos evidencia, que este proceso en construcción, se enmarca, en los nuevos valores éticos que emergen. En consideración: para comprender, valorar, y accionar las estrategias, que aceleradamente debemos asumir en la educación, en la producción de alimentos y en las eco-tecnologías que de allí se derivan.

La agroecología es el gran farol que alumbra la coexistencia de la producción primaria de alimentos sustentables y la inclusión social del campo. Ambas deben en-marcarse en la nueva matriz productiva agrícola, donde se exprese un nuevo orden del territorio, y nos reivindique y proteja: las culturas locales, nuestra agrobiodiversidad y podamos continuar “Cuidando la Salud del Planeta”.

Finalmente deseamos expresar nuestros sentimientos de agradecimientos a los compañeros organizadores del VIII Congreso Braisieliro de Agroecologia por las distintas muestras de solidaridad y afecto social, recibidas por todos ellos y que genuinamente se corresponden con el tema “Cuidando la Salud del Planeta”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3225 veces.



Miguel Angel Nuñez

Director del Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecologia " Paulo Freire" Venezuela

 ipiat2000@yahoo.es      @17MiguelAngel

Visite el perfil de Miguel Angel Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas