¿Que si estamos dispuestos?

¿Que si estamos dispuestos a tomar las armas por la patria? Si, lo Juramos!!!

¿Qué si estamos dispuestos a mantener la paz de la patria? Si, lo juramos!!!!

La Muerte del comandante Hugo Chávez no quedará impune.


El líder ha muerto, víctima de sus perseguidores que lo condujeron a las puertas del sepulcro, yo no los perdono; y como no los perdono mi lucha contra ellos comenzó desde el mismo momento en que el mismo comandante Chávez nos insinuó el origen del trance por el que estaba pasando: “¿Sería extraño que hubieran desarrollado una tecnología para inducir el cáncer y nadie lo sepa hasta ahora y se descubra esto dentro de 50 años o no sé cuándo? No lo sé, solo dejo la reflexión, pero esto es muy, muy, muy extraño que nos haya dado cáncer a todos”.

El imperio es un experto en asesinatos selectivos y cuenta con la tecnología para eso; hubo una época en que los escritores de ciencia ficción se exprimían las neuronas para imaginar cosas que luego le darían formas a espectaculares e increíbles relatos; hoy no hay imaginación que logre alcanzar la realidad.

Hubo una época en la que había rumores sobre una absurda posibilidad de que Estados Unidos hubiera descubierto una forma de armamento capaz de destruir con un solo impacto una vasta extensión de terreno o quizás hasta la mitad de un país; ese horroroso rumor se convirtió en realidad de manera macabra en un amanecer en Hiroshima y para que no hubiera dudas ratificado dos días después en Nagasaki; la bomba atómica no era ficción.

Hubo una vez en que se habló del absurdo de una bomba solo mata gente, hasta que la guerra bacteriológica asomo su putrefacta nariz, y el èbola y muchos virus se transportaron en bombas que explotan antes de tocar tierra y la brisa se encarga de expandir su asquerosa carga.

Hubo una vez en que la fantasía hacía creer que abría la posibilidad de que se clonara, a partir de su ADN, a un ser vivo; la Oveja Dolly nos abofeteo de pronto con su balar artificial pero natural a la vez. Un clon había hecho su aparición en la tierra de Dios, un Dios que hasta ese momento tenía el privilegio absoluto de ser el único creador de vida; porque el poder de crear la muerte desde hace mucho que el hombre lo había hecho propio y usado con la libertad que su propia norma le permite.

Hay una época en que se habla del Proyecto HAARP (que ya no es proyecto sino realidad) como una absurda posibilidad…

El imperialismo usa desde el principio de los tiempos la más sutil e increíble arma de destrucción masiva, para poder penetrar hasta lograr sus objetivos; esta arma no es más que la satirizaciòn de la verdad; la burla y la sátira se difunden de manera impactante e inundante a través de los medios de descomunicacion social, quienes como parte de la artillería psicológica, se encargan de inmediato de satirizas el tema, para restarle importancia y para desviar a la sociedad de la posibilidad de una investigación seria sobre el mismo.

¿Qué posibilidades hay de que a Hugo Chávez lo hayan asesinado? Todas, ¿Es o no es verdad?, eso se sabrá, espero que más temprano que tarde. Hay indicios manejados por quienes le hicieron todos los exámenes relativos a su enfermedad y tratamiento que arrojan inquietudes; no es muy creíble que Hugo Chávez, por muy fuera de este mundo que lo creamos, también haya sido el primer humano de este planeta en morir de una extraña enfermedad que actúa de forma parecida al cáncer; que se le puede comparar con este pues es lo más cercano conocido a lo que padeció el comandante, pero que es más violento y agresivo, según lo dejó entrever el Presidente Encargado Nicolás Maduro; quien tiene información que no conocemos pero que le servirá para solicitar la investigación respectiva

Como escribí en días pasados, sacado del eterno Ali: “Nos podrán matar al hombre mas no mataran la forma como se alegraba su alma cuando soñaba ser libre”. El crimen no quedará impune y para eso hoy todos somos Chávez, así que el imperialismo nos tendrá que matar a todos, muchos Hugos caerán en el camino, más una vez alborotado el hormiguero, no habrá forma de que se escape del horror de los horrores el bachaco fundillù.

Hugo Chavez, El Libertador del siglo XXI, tuvo y aún tiene a un ejército disciplinado que espera órdenes para seguir combatiendo por la defensa de nuestra patria y nuestros hijos que es lo mismo.

Bolívar, El Libertador, tuvo a su mando un ejército que bala a bala fue limpiando el camino de imperialistas hasta lograr la primera independencia.

Chávez, El libertador del Siglo XXI, tuvo y tiene un ejército que voto a voto fue limpiando el camino de imperialistas para lograr la segunda independencia; nos fue arrebatado el líder pero no el liderazgo ni la idea; seguimos la lucha y nuestra primera batalla será el próximo 14 de abril, fecha mágica en la que vivimos la primera resurrección de Chávez a quien la muerte tenia prisionero en la Orchila de donde lo rescatamos en 2002. Esta vez no podremos derrotar a la muerte física, mas sin embargo la resurrección del comandante será un hecho real en la jornada electoral donde nosotros, su ejército, ametrallaremos de votos a la moribunda oligarquía, y le diremos claramente al imperialismo, No podrán con nosotros; Chávez sigue invicto en nosotros y preparen su trasero porque el castigo que les prepara el aguerrido pueblo ante el asesinato de su líder no tendrá medida.

Bolívar, El Libertador, en su despecho, consideró que su paso por esta tierra había sido como la del relámpago que solo da su luz por un instante para que luego, al perderse en las tinieblas la oscuridad reine de nuevo. Algo así pasó durante la larga oscurana que sobrevino a su muerte pero, como no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista; pequeños rayos fueron llegando tímidamente hasta que definitivamente y para siempre se encendió, doscientos años después, la luz de Bolívar y ya no se extinguirá nunca más.

Hugo Chávez, El Libertador del Siglo XXI, encendió la llama eterna y ahora Venezuela volvió a ser el epicentro de la irradiación de esa luz de justicia y libertad. Su vida podrá decirse que igual a la de Bolívar duró solo un instante, como la vida del relámpago, pero su luz no se perderá en las tinieblas ni un instante pues es el brillo de la vida y del amor.

A activarse todos a la contienda del 14 de Abril y, después de reforzar el mando de la revolución, a prepararse a administrar el petróleo, motivo de los tantos asesinatos realizados por los Estados Unidos, como bozal de arepas para arrodillar al imperialismo que está adicto al excremento del diablo y cuyo olor a azufre lo respira su delincuencial modelo de Democracia y Libertad.

oscarajimenezr@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1595 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas