El Abandono de los Biceabastos Socialistas, atentado contra el Poder Popular y la Soberanía Alimentaria

Entre los primeros postulados del Presidente de la República en su gestión de Gobierno y Jefe de Estado se encuentra la soberanía alimentaria, han sido múltiples las estrategias diseñadas para contrarrestar la dependencia de nuestro país en lo que se refiere al sector alimentario de la economía. Dependencia que es estructural, histórica e ideológicamente diseñada desde los sectores colonialistas mundiales, desde la Casa Guipuzcoana hasta la Polar, siempre ha habido la misma estrategia, el monopolio y la misma herramienta la alienación del pueblo para mantenerlo oprimido sin que se de cuenta de ello.

Frente a esta situación el Presidente de la República ha dictado distintas medidas, apuntando todas hacia la misma estrategia “el empoderamiento del pueblo”. No podía ser distinto en un sistema participativo como lo es el propuesto por el Presidente Chávez. Empoderamiento que nace en la organización popular y que institucionaliza en los Consejos Comunales y Comunas.

Es hacia ellos que dirige la acción en materia alimentaria, organizaciones populares que se encarguen de la producción, entrega a consejos comunales y comunas de medios de producción y distribución de alimentos, son las acciones que ordenó  seguir desde hace ya varios años.

Uno de estos sistemas de empoderamiento lo constituyen los biceabastos, también llamados bodegas socialistas, mediante los cuales se pretende distribuir alimentos en todos los sectores populares, en los cuales mediante la combinación del trabajo voluntario, del trabajo comunal y del desarrollo de actividades socioproductivas se empoderaría a cada consejo comunal o comuna del proceso económico de la alimentación.

El programa funcionó, los consejos comunales y organizaciones populares respondieron, logrando que se estableciera una red de distribución directa del pueblo, a costos inferiores incluso a los del Abasto Bicentenario, donde una leche condesada costaba 15 bolivares mientras en el biceabasto costaba 6 bolívares.

Claro está la promesa del programa era que la distribución de los centros de acopio a los biceabastos se haría a través de la empresa socialista o del Estado hasta cada consejo comunal, que la distribución se haría uniforme y constantemente, sin dilaciones ni retardos, mas sin embargo esto no siempre fue así, muchos voceros debían acudir a los centros de acopio con colaboración de la comunidad para transportar los alimentos a los biceabastos, pero ahora la situación se empeora, no hay ya distribución a los biceabastos, tienen que acudir a los centros de acopio a buscar los alimentos y productos y no conforme con esto se les desmotiva diciéndoles que ya el programa no va mas.

Sabemos que el programa de los biceabastos pasó al Ministerio del Poder Popular para la Alimentación, y que desde allí el ciudadano Ministro ha sido uno de los principales defensores de la organización popular en los procesos de la alimentación, es por ello que no se entiende como es que este programa tan importante y estratégico para la soberanía alimentaria puede ser desechado justo en estos momentos, cuando el capitalismo monopólico arrecia sus ataques contra el país y la revolución bolivariana.

allansclavijo@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3061 veces.



Allans Clavijo

Abogado. Miembro del colectivo de la Radio Senderos de Antímano en Caracas. Profesor de la Misión Sucre.

 allansclavijo@gmail.com

Visite el perfil de Allans Clavijo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social