En Bolivia, los ricos quieren todo papaya

La agencia de noticias Reuters es un baluarte del capitalismo. No solamente surte de noticias a medios de comunicación alrededor del mundo, sino también de información especializada a los más poderosos centros financieros. De modo que es insospechable de izquierdismo o de simpatías con movimientos o cruzadas que colidan con los intereses para los cuales trabaja o sirve y los suyos.

Por lo anterior, toma más relevancia su afirmación, según la cual los “sectores más ricos de Bolivia van a las urnas contra Morales”. Y a partir de ese juicio uno podría decir como con descanso, “a confesión de parte, relevo de pruebas”, al modo que suelen hacerlo los abogados. Lo único que le faltó a la agencia noticiosa fue decir, y eso es mucho pedir, “Bush y su séquito se la juegan completa”.

Santa Cruz de la Sierra, Pando y Beni, son tres Departamentos que conforman, territorialmente hablando, una parte sustancial de Bolivia. Al sur, Tarija, ocupa un pequeño espacio, pero como los anteriores, dispone de grandes recursos. La riqueza agraria, hídrica y mineral, además de la derivada del gas natural de Bolivia, toda está, en grado superlativo, en esas cuatro entidades. Eso justifica y explica la actitud que Reuters recogió en la nota que arriba citamos. Pues Santa Cruz, acude al referendo para este domingo 4 de mayo, mientras Pando, Beni y Tarija, lo harían en los meses de junio y julio.

Bolivia está formada por nueve Departamentos, en cuatro, los ya mencionados, los ricos para seguir usando la expresión de Reuters, ejercen el control político y dominan las riquezas que en esas regiones existen, salvo los recursos de la nación, como minerales, que lo son por disposición constitucional y gracias a la claridad y genio de Bolívar.

Pero esos cuatro Departamentos, apenas cuentan aproximadamente con el 29 % de la población total del país andino. Según el INE (Instituto Nacional de Estadística) en toda la nación hay 9.627.269 habitantes. De esa cifra, 3.323.302 en los cuatro Departamentos, cuyos grupos dominantes quieren autonomía, con la finalidad última de separarse, declararse en secesión o, lo que es lo mismo, partir la nación en dos. Para más señas, Santa Cruz de la Sierra, alberga 2.367.440 personas, lo que representa más del 60 por ciento de la suma de la población de los Departamentos que, desconociendo la constitución quieren imponerle un refrendo al resto del país. Pero es más, de la cifra poblacional del Departamento de Santa Cruz de la Sierra, por encima del 55 % vive en la capital, Santa Cruz.

El manejo de esas cifras nos lleva a concluir que no sólo se trata que los “ricos”, para continuar con el término usado por Reuters, quieren imponerle un referendo a los bolivianos, sino que los pocos poderosos de una sola ciudad, como si esta fuese Macedonia, se propone arrebatarle los recursos a todo un país y a una población mucho mayor. Sólo que ésta es humilde y ha sido ancestralmente atropellada y aquella cuenta con el respaldo de los agiotistas y asaltantes que en el mundo acechan.

Por el artículo 136 de la constitución vigente de Bolivia, como herencia del pensamiento y proceder bolivariano, son propiedad del Estado Nacional, entre otras cosas, todos los recursos del subsuelo. Esto implica que como en Venezuela, el petróleo y el gas, para sólo referirnos a estos dos, son propiedad de los bolivianos todos y deben ser administrados de modo que les beneficien por igual.

Justamente en esto y en lo relativo a las tierras que en su mayoría están bajo régimen latifundista, están las causas y justificación de todo el alboroto y estado de subversión que ahora han impuesto en el amado país de nuestros libertadores. Pues, Evo Morales, en su proyecto contempla una reforma agraria que, por encima de todo, erradique el latifundismo y ponga esas tierras en manos de quienes quieren trabajarlas.

Los prefectos, como se les llama a las máximas autoridades de los Departamentos, apoyados y puestos como mascarones de proa por el capital internacional, latifundistas, empresarios y propietarios locales como Marinkovic – hombre de apellido extraño para decirlo como Betancourt, refriéndose a Teodoro Petkof, en los “tiempos del cólera” -, aspiran que se les otorgue a ellos el derecho de decidir sobre lo relativo a los recursos minerales y la riqueza agraria. Es decir, los derechos constitucionales del Estado Central boliviano, los bienes de los nacionales todos y sobre todo de la población originaria que constituye cerca del 80 por ciento de los bolivianos...

Pero pese a la enorme y apetecida presa a la que aspiran “los ricos”, es poco lo que quieren invertir, salvo la descuartizaciòn de lo que uno podría decir irónicamente su patria. Con el típico criterio rapaz del capitalismo, están abordando el serio e ilegal asunto del referendo por la autonomía. Es decir, quieren sacar mucho arriesgando poco.

Veamos un ejemplo que justifica el título de este trabajo y desnuda a la clase que pide autonomía para Santa Cruz.

Como el organismo que cual SÙMATE, allá se tomó para sí la tarea de organizar el inconstitucional evento electoral, determinó que la campaña terminase el miércoles 30, próximo pasado, a las 15 horas (3 p.m.), los propulsores convocaron una celebración a partir de ese momento. Ante esta situación, el presidente de la Cámara de Industria y comercio (Cainco), algo así como la Fedecàmaras de acá, Eduardo Paz, recomendó a los afiliados al organismo que pusiesen a sus trabajadores y empleados a trabajar de corrido, de modo que a la hora convenida pudiesen participar en la celebración donde hablarían Costas, el prefecto de Santa Cruz y Marinkovic, empresario, dueño del equipo y novio de la madrina.

Como podemos ver, no le dan a quienes con ellos trabajan y suponen van a acompañarles en la celebración del cierre de campaña y hasta esperan que voten a su favor, el día o la tarde libre, sino que les ponen a trabajar de corrido. A los pobres, no les dan chance ni para almorzar, de modo que fuerzas tomen para celebrar con entusiasmo. Es decir, no arriman para el mingo nada que les cueste, pese la creencia que ganando la partida, se quedarían con “Rosalinda y los corotos”.

pacadomas1@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2473 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a56194.htmlCd0NV CAC = Y co = US