Plan Colombia: Caballo de Troya para agredir a Venezuela

El alerta que acaba de anunciar el Presidente Chávez, sobre la factibilidad que el gobierno de Colombia con apoyo de los gringos estén paseándose por la idea terrible de una agresión bélica contra nuestro país no está lejos de ser cierta, ya que dentro del marco estratégico del Plan Colombia, una de sus líneas a cumplir es acabar a como dé lugar con los grupos alzados en armas que hacen vida insurgente en territorio Neogranadino (léase FARC-EP y ELN); y así dejar el camino despejado que les permita arremeter la acción militar contra territorio de La Patria de Bolívar, tal cual lo ha diseñado la OTAN en su “Plan Balboa” que el gobierno Venezolano ha develado hace tiempo atrás.

Esa cabecera de playa en que el gobierno de los Estados Unidos ha convertido el territorio Colombiano, tiene su objetivo puesto más allá de la llamada lucha –“anti droga”, en cómo hacer o lograr un conflicto entre la rancia oligarquía bogotana y el gobierno revolucionario de Venezuela y por esta vía éllos, el gobierno del señor W. Bush, meter sus manos criminales en apoyo de su aliado Álvaro Uribe Vélez, Presidente incondicional de la administración Yankee.

Aquí es importante que reconozcamos que Colombia es un país ocupado por la invasión militar que ejerce el ejército de los Estados Unidos de Norte América y de alguna manera los asesores Israelitas, los llamados contratistas, quienes diseñan, hacen y dicen lo que el gobierno y muy particularmente el ejército y la Policía Nacional Colombiana debe hacer o dejar de hacer.

El Plan Colombia, es una especie de “Caballo de Troya” que El Pentágono gringo ha concebido como forma expedita de ocupación del territorio y pueblo colombiano, para desde allí incursionar con mayor facilidad sobre toda la región de América del Sur, como si no le bastara La base de Manta en el Ecuador y la que tiene ubicada en la isla del Caribe Curazao frente a Venezuela.

Claro, sus planes eran a corto plazo, sin embargo, la aparición del gobierno revolucionario de Venezuela, la resistencia de los grupos insurgentes de Colombia (FARC-EP y El ELN), no les ha sido fácil aniquilarlos como lo habían previsto, y más recientemente la llegada de gobiernos progresistas a países como Brasil, Bolivia, Ecuador de alguna manera ha modificado el cuadro de los cálculos que en inversión y tiempo habían considerado los padres putativos del Plan Colombia.

Por eso las visitas de los altos voceros del gobierno de los Estados Unidos de Norte América, a la Casa de Nariño en Bogotá, no es nada inocente y menos aún los ataques preconcebidos contra el Presidente Chávez; ya que ello es producto de la desesperación del señor W. Bush, quien está viendo que le queda muy poco tiempo en la Casa Blanca y la palabra comprometida por uno de sus más leales mandatario Sudamericano, me refiero al “señor Varito” Presidente de Colombia quien les ha sacado más de 5 mil millones de dólares para El Plan Colombia, bajo el compromiso de aniquilar por la vía armada a la guerrilla insurgente que existe en territorio colombiano y para éllo, bajo la orientación del propio Estado Colombiano y asesoramiento foráneo crearon un ejército paralelo bajo la denominación de Autodefensas Unidas de Colombia AUC, fuerzas paramilitares que vinieron a cumplir parte del juego sucio dentro de la guerra interna que padece desde hace más de medio siglo la República de Colombia y que Uribe Vélez y su oligarquía han pretendido esconder.

Púes bien, en mi criterio, creo que muchos venezolanos y muy particularmente seguidores del proyecto impulsado por el Presidente Chávez, no nos hemos detenido a considerar el alerta que con sinceridad revolucionaria éste ha puesto en la palestra pública; lo cual es muy peligroso, porque entonces pareciera que no estamos escuchando la voz del líder, lo que conlleva que en cualquier instante, cuando menos lo esperemos, el gobierno títere de Uribe Vélez, conjuntamente con las fuerzas militares de los Estados Unidos de Norte América, nos podrían sorprender como lo han hecho con otras naciones del planeta. La incursión aún no la han intentado abiertamente, porque temen que los grupos insurgentes internos de la propia Colombia, puedan aprovecharse de esa coyuntura bélica internacional para lanzar un certero ataque hacía el interior de ese su país y apoderarse de la casa de Nariño y por lo tanto Triunfe la Revolución Armada de la guerrilla Colombiana.


(*) Alcalde del Municipio Jáuregui.

canrosa@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2051 veces.



Macario Sandoval (*)

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor