EEUU, reta la dignidad del G-4. Y Nicolasito como Carrasquelito

Un tal James Story, encargado de negocios de la "Oficina Externa" de Estados Unidos para Venezuela, por algo que no le gustó, lo que ya es un indicativo que no sólo siguen al detalle, al instante y en vivo y en directo las conversaciones de México, declaró sin fingimiento y menos sin mesura ni delicadeza, dado que esos atributos a ellos, los poderosos y siempre vencedores, les son ajenos, que "Canadá y la Unión Europea analizan nuevas sanciones y medidas coercitivas contra Venezuela, en caso de que no haya resultados en la mesa de diálogo entre el Gobierno y las oposiciones en México."

Observe el lector, ponga mucho interés, porque eso es fundamental, como el personaje de marras habla en nombre de Canadá y la UE. De donde uno, lo mínimo que piensa, sin excederse, es que hay un "convenimiento" entre los tres factores acerca de cómo debe ser el diálogo y el señor o Mr. Story actuará como el director de la orquesta. El son debe imponerlo él y los demás seguirle, como al Flautista de Hamelin, de lo contrario, seguirían sacando maldades de "su" Caja de pandora.

Es decir, ellos no están sentados, distraídos, llenos de buena fe y mejor esperanza, esperando les hablen de los resultados, acuerdos, sino que siguen al detalle, en movimiento, las conversaciones y hasta por sus intermediarios hablan y refutan lo que diga el contrario. Su ideal del asunto, es sacar de allí a quienes fingen de portavoces de la oposición y sólo son megáfonos de ellos y sentarse en la mesa para discutir directamente con el gobierno. Por esto a aquellos siguen de cerca, hacen señales y hasta les meten sus cocorronazos a aquel que diga una pequeña cosa que no esté entre sus planes. ¿Cómo imaginase a la soberbia del capital estadounidense y europeo dejando en manos de "zurriagos" como Guevarita y los demás que allí están que, en fin de cuentas, no representan a nadie, asuntos atinentes a sus intereses comerciales?

Si hablamos de cifras, capital y votos, los del G-4 no son nada. El capital nacional y parte del internacional, ya anda en acuerdo con el gobierno. ¿Qué cosa distinta, que no sea esta, significan las ZEE y demás concesiones hasta ahora "legalizadas"? Y en ese particular, en México las precisiones no serán muchas porque allí no están los amos. Si se trata de política y las decisiones acerca de las suspensiones de las sanciones, no será mucho lo que allí se hable, pues esta decisión, siempre, eso se sabe y es elemental, quedará en manos de EEUU y sus aliados de la UE. ¿Quién, es tan caído de la mata para imaginarse que Guaidó, López y su troupe en México, dados determinados acuerdos pudiera decir, "señores a partir de este momento quedan sin efecto las sanciones"? Algo así como "ábrete Sésamo".

Por eso, cuando Story, Menéndez y la UE hablan y ponen "sobre la mesa sus condiciones", no sólo se dirigen a la gente del gobierno sino también a quienes allí en la "mesa de diálogo, hacen las veces de ellos, dado que no es posible otro proceder. Al gobierno le están diciendo "si nos dan lo que pedimos, porque nos da la gana y no es una parte sino todo, todavía falta más, no les levantamos las sanciones, no nos importa que los venezolanos se mueran de hambre e indigencia". Pero con el mismo discurso, aunque aparentemente no vaya dirigido a ellos, porque antes ya se lo dicen en privado de otra manera y más contundentemente, pedestremente, "ustedes no se apendejeen, no crean que están allí por ustedes. Recuerden que no tienen los votos, son una ínfima minoría en Venezuela, nosotros lo sabemos, aunque digamos lo contrario y uno a uno nada significan y, si nos da la gana, también les sacamos del medio, ponemos a otros y no les damos ni medio", le espetan a los del G-4.

Pero la cosa no se quedó allí ni tampoco en ese personaje, el tal Story. El senador estadounidense Robert o "Bob" Menéndez, originario de Cuba o para mejor decirlo de padres cubanos, lo cual ya bastante habla acerca de sus "sentimientos", porque es frecuente que mucho político atienda más a estos que a lo racional y la justicia - ¡vaya cuánto ha percibido uno de eso en la Venezuela de esos largos tiempos y más en la cotidianidad!, pese los esfuerzos de la academia, también, "metió su cuchará", como solemos decir los cumaneses de barrio, al hacer de portavoz de EEUU, el Reino Unido, Alemania, el Parlamento Europeo, Lituania, Letonia, Estonia, la República Checa, Polonia y Dinamarca, hacer del conocimiento que todos ellos estarían dispuestos a "apoyar acuerdos que sostengan estos principios fundamentales. Cualquier re calibración de las sanciones impuestas por la comunidad internacional debe ser ligadas directamente a la voluntad del "régimen" de adoptar medidas concretas como resultado de las negociaciones con la Plataforma de Unidad Nacional".

https://us15.proxysite.com/process.php?d=8z9PILZlgPK0FF5Vuh8k9sqsP%2B2klKjxKK3nmQD6Wr3H3%2FZ9dM

Es evidente, demasiado obvio pues, como ya lo hemos visto a lo largo de la historia, los poderosos no conocen otro proceder que no sea su fuerza y sus imposiciones. A quienes están reunidos en México, gobierno y oposición, por la naturaleza misma de sus diferencias, se les supone lo suficientemente claros en lo que tienen que acordarse. Pero eso no es verdad, es el ideal nuestro venezolano. Pero estos, aunque el cuadro pareciera decirlo, no representan exactamente lo que uno cree. Estamos ante un cuadro como de los tiempos de El Renacimiento, realista, lleno de movimientos y expresiones. De figuras humanas hasta copiadas de la cotidianidad como si fuese un cuadro de Goya. Uno mira la fotografía y comienza a identificarlos, aquí Blyde, allá, alejado de este, por si acaso y gestualizando de acuerdo a su estado de ánimo por la reunión y los participantes mismos, está Jorge Rodríguez, en la fila al frente de este está Guevarita, ya sin arritmia y poniendo empeño que lo noten, tanto que no levantó la mano, pero se ve que los ojos, detrás de sus gruesas gafas, como demasiado gruesas para su baja estatura, están puestos sobre el lente de la cámara. Y está Nicolás, el hijo, que es como Carrasquelito.

¿Saben por qué digo o comparo a Nicolás hijo con Alfonzo Carrasquel?

Esto lo saben los conocedores de la historia del béisbol en Venezuela y los viejos como yo que, afortunadamente, todavía tenemos una buena memoria. Alfonzo, cuando fue a Estados Unidos, procedente del Cervecería de Caracas, no llegó a jugar en triple A, ni siquiera en clase A. No. Llegó a la clase C, la más baja. Todavía, era para los latinos y para más vainas no blanco, como fue Carrasquelito, muy difícil llegar de una vez a las alturas. Y por su clase, desbordada en aquel béisbol muy inferior para él, saltó y fue a parar directamente a las grandes ligas y suplir a Luke Appling, quien había sido una destacada figura en los Medias Blancas de Chicago, tanto que está en el Salón de la Fama. Alfonzo saltó tan largo como nuestra Yulimar Rojas ahora en Tokio. Y para completar la vaina, en breve tiempo, se convirtió en el mejor campo corto de toda la LMB.

Por eso de Carrasquel, a todo aquel que de un cargo de repente apareció en uno unos cuantos tramos hacia arriba, como demasiado alto para él, sin valorarlo, ni esperar los resultados, solían llamarle el o la "Carrasquelito". Y aquella humilde, pero bella, muchacha que caminaba todas las noches por la orilla del río Manzanares y nosotros procurábamos, que de repente apareció en el más "prestigioso local" de la ciudad, la llamaron también la "Carrasqielito". Y Alfonzo no dejó mal ni sorprendió a nadie porque todos sabíamos le sobraba calidad y talento.

Pero detrás de esas figuras "reales o realistas", ese arte, hay otra realidad, otras figuras, cuyas voces y discursos si son reales. Hay una realidad aparente y otra en el trasfondo.

Por eso, para poder entender lo que pasa en México, al ponernos frente a la gráfica que recoge las figuras sentadas en la mesa de diálogo, hay que cerrar los ojos y escuchar las voces, como las de Story y Bob Menéndez, cada vez que Guevarita u otro cualquiera de ellas, mueva los labios para fingir que habla con su propia voz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1537 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: