Ofrecen el "rumbo propio" de los lacayos, pero su montaje secesionista no engaña a nadie

El Proceso

OFRECEN  EL “RUMBO PROPIO” DE LOS LACAYOS, PERO SU MONTAJE SECESIONISTA NO ENGAÑA A NADIE.. Comenzó la semana con el escándalo de la pretensión autonómica para el Zulia, aparentemente, como un “globito de ensayo” lanzado por tres ultraderechistas que piensan que la gran solución a la pobreza y a los problemas del Zulia y de la humanidad en general,  se encuentra en “las leyes mágicas del mercado” y en la reducción del Estado, como lo estipulan los lineamientos del más salvaje capitalismo liberal. Partiendo de tales “postulados” y a través de un “arroz con mango” pseudo-teórico donde se revuelcan el anticomunismo, los fundamentos autonomistas de las regiones españolas transplantados mecánicamente a la muy distinta realidad venezolana, el antichavismo, el anticastrismo, la manipulación de propuestas inconstitucionales como la realización de un “referendo autonómico” y la absurda propuesta de un país con dos sistemas económicos diferentes, pretenden convertir al Zulia inicialmente en un Estado autónomo con un “Presidente del Estado” en lugar de un Gobernador, con una economía aparte de la venezolana y con una política internacional “propia”, pero adscrita, por supuesto, a los lineamientos imperiales de la Casa Blanca. El grupúsculo que impulsa la idea no merecería ser calificado, en principio, más que como una cuerda de alocados fanáticos de derecha, sin posibilidades de ser tomados en serio por nadie que tenga un mínimo de sensatez, pero la situación se complica cuando uno de los más emblemáticos medios de la oposición les dedica largas páginas y los demás les hacen comparsa. Tres sujetos hablando sobre “capitalismo liberal para resolver los problemas del pueblo” no pueden ser percibidos sino como repetidores del mensaje de los garúes neoliberales de los años ochenta y noventa, y su mensaje no puede menos que retrotraernos al 27 de febrero, a la Argentina de la época de Menem y Cavallo, a las privatizaciones y los TLC´s, en un tiempo en que los pueblos se debaten para enfrentar y detener tan desprestigiados engendros. Cuán originales son estos señores que le ofrecen tal cascajo histórico al pueblo zuliano, como un señuelo para echar las bases del desmembramiento de Venezuela

 

CUANDO EL “RUMBO PROPIO” RESPONDE A LOS  INTERESES IMPERIALES. Casi se podría decir que el término suena inspirado, dígame, “Rumbo Propio”, por los caminos de la vida, a correr mundo, a dejar de formar parte de ese “maluco” Gobierno Bolivariano, a volver al redil en la clase de “comunidad Internacional” glorificada por Mr. Blair,  bueno, después de todo, el nombrecito responde a una de las más importantes recomendaciones de las ONG´s, es “mercadeable”, algo muy importante para conseguir financiamiento del sector privado……., o del NED. Entonces resulta que, según sus cultores, “Rumbo Propio” ha tenido “un tranquilo ascenso” que se ha materializado a través de la difusión de llaveros, franelas, vallas publicitarias, folletos y mapas a color, y de la creación de una lujosa página web, en fin, un “tranquilo ascenso” que cuesta un billete. Ocurre entonces que ese tranquilo ascenso de pronto deja de ser tan tranquilo, cuando un medio impreso caracterizado por su furibundo antichavismo lo saca a la palestra a punta de primeras páginas y varias más de ñapa, y esas “ideas” que permanecían en el closet, salen a plena luz. Ahí vienen entonces las interrogantes clave, porque lo que maneja “Rumbo Propio” coincide plenamente con el consenso de Washington, con la ortodoxia de la Escuela de Chicago, con los paquetazos fondomonetaristas y, lo más interesante, con los intereses de las transnacionales y la elite neoconservadora que detenta el poder en los Estados Unidos. Surgen entonces más dudas e interrogantes ante “tan extrañas” coincidencias, si el tranquilo ascenso de “Rumbo Propio” cuesta un billete ¿de dónde sale ese billete? Aquí se comienzan a aclarar las cosas, el que paga la música es quien decide qué se toca. Aunque juren y recontrajuren que no es así, detrás de la conspiración secesionista está el imperio, los tres individuos que aparecen a la vista no son otra cosa que apátridas peleles entreguistas.

 

LAS PAYASADAS TAMBIÉN TIENEN SU “RUMBO PROPIO”.  Como era de esperarse, la acción antipatriótica causó un enorme revuelo y como nadie se chupa el dedo, las miradas y los señalamientos se dirigieron hacia la administración Bush y hacia el gobernador Manuel Rosales, ¿hacia quién más, pués? Si tenemos en cuenta las enormes riquezas del Zulia no podemos menos que pensar que éstas representan la posibilidad de un enorme botín para el imperio y, como el Gobierno de Chávez les impide llevárselas de gratis, la estrategia de quitarle el occidental Estado a Venezuela les viene muy bien y con este fin recurren al “Rumbo Propio” de Mansuetti y su grupúsculo. El otro punto de destino de lmiradas y señalamientos es el gobernador Rosales, uno de los firmantes del acta de instalación del brevísimo gobiernejo de Carmona Estanga, cómplice del paro fascista de 2002-2003, contumaz saboteador de las Misiones sociales y comparsa del inmoral retiro de la oposición de las Elecciones Parlamentarias del 4 de diciembre. A Rosales se le requería fijar posición ante la actitud de los “rumbosos”, ya que como gobernador estaba llamado a rechazar pública y tajantemente cualquier intento de producir la secesión del Estado por él dirigido. Sin embargo, Rosales respondió con la singular ambiguedad de los opositores al Proceso Bolivariano, más o menos dijo que no estaba de acuerdo con la secesión del Zulia, pero dejó entrever que había que considerar el planteamiento de Mansuetti y su combo y, lo peor, mostrándose muy ofendido calificó de “canallada contra el pueblo zuliano” la reacción adversa generada por los separatistas, en lo que lució como una pobre payasada de su parte. De inmediato y en perfecta sintonía con lo expresado por Rosales, El Nacional publicó una mancheta alusiva que decía “¿De quién será la canallada?”. Creen que pueden manipular los hechos, pero está claro que la gran canallada es la de los vendepatrias que pretenden la secesión del Zulia, y a esta auténtica canallada se agrega la gran payasada de Rosales al reaccionar cual inocente palomita, ofendido por los señalamientos, cuando todos sabemos perfectamente como se maneja esta oposición desesperada por acabar con la Revolución Bolivariana a cualquier precio, así sea el desmembramiento de Venezuela.

PERO ANTE LA VIL ACCIÓN DE ESTA PANDILLA DE TRAIDORES, VENDEPATRIAS Y LACAYOS, LA DURA Y CONTUNDENTE RESPUESTA PATRIOTA EMERGE INDETENIBLE. Claro, como tiene que ser, si lo que está en juego es la integridad de Venezuela, es la soberanía nacional, es nuestra supervivencia como Nación. No puede ser, que una gavilla que solo vive para satisfacer los bastardos intereses de sus amos imperialistas, pretenda desmembrarnos el territorio nacional. La respuesta patriota comenzó el mismo día cuando el panfleto fascista le dedicó sus primeras páginas a los traidores, por parte del Presidente, del pueblo del Zulia, de toda Venezuela, siguiendo con un pronunciamiento de la Asamblea Nacional y con una investigación de la Fiscalía General de la República. Ya está planificada una gigantesca marcha y concentración en Maracaibo, para demostrarle al mundo entero que Venezuela no permitirá ninguna mutilación de su territorio, y menos aun, el despojo de un Estado tan importante como lo es el Zulia. Si los imperialistas quieren petróleo barato que vayan a buscarlo a otra parte, al carajo si es posible, pero que no se les ocurra tocar ni un palmo del sagrado suelo patrio. Ante esta amenaza, compatriota, tenemos la insoslayable obligación de mantenernos alertas y actuar donde y cuando sea necesario, contra los enemigos internos y externos. Patria y soberanía, antisecesionistas y antiimperialistas por siempre…!!!     

 

 

 

    

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4307 veces.



Fernando Key Domínguez


Visite el perfil de Fernando Key Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Key Dominguez

Fernando Key Dominguez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas