La bancada Imperialista

Que interesante los debates ultra democráticos  en nuestra Asamblea Nacional, sentido máximo de democracia donde los diputados opositores se dan el lujo de insultar a su Presidente Hugo Chávez Frías, a los ministros y sobre todo a ejecutar las líneas estratégicas de sus propios gobernantes en los Estados Unidos y Europa. Triste y lamentable verlos sin historia, sin memoria, con una identificación contra los intereses de la Patria, en contra de la inversión social, que ellos llaman gastos públicos, una inversión multimillonaria en lo social que abarca la educación, la salud, la alimentación y obras públicas.

A ellos y a los que les siguen como cargando un cadáver muerto, como bien lo podría decir Manuel Rosales, les duele en el alma que los más beneficiados de este gobierno ha sido la mayoría del Pueblo, no solo los que siempre están lejos de vivir mejor que ellos, sino también los que se han salvado en estos 12, me refiero a los de la clase media, dejar de existir, o es que se les olvida todo lo que el estado los ha protegido de los créditos indexados, la estafa inmobiliaria, el robo de los Bancos y mucho más.

Ellos, éstos diputados de la suposición, porque llamarlos oposición es una gran mentira ya que no ejercen un papel digno, alternativo, controlador, se arrastran a los intereses de los más ricos en la nación, se doblan ante las migajas que les da el estado Norteamericano para que mientan, confundan y manipulen al resto de los venezolanos que aún en su poca falta de conciencia política se mantienen indiferentes, o aquellos que juran lealtad a un clase política que fueron sus verdugos en los tiempos de la Cuarta República.

Éstos diputados que engañaron a sus seguidores gritando ante los resultados de las parlamentaria que eran la nueva mayoría y que hoy a meses de estar en el parlamento no han podido en una sola oportunidad lograr por sí solos, su bancada imperialista, aprobar una ley propuesta por su mismos argumentos, es decir que no han podido imponer su mayoría imaginaria, quedando así evidenciado que todo este tiempo lo único que han hecho es engañar y manipular a los que se dejan hacerlo.

Palo e cochinero es lo que la bancada bolivariana y soberana les han dado, a esto añadámosle  las intervenciones de todos los ministros donde a juro han tenido que escuchar, más no entender, de historia, de verdades y argumentos probados, haciendo los locos con las estadísticas reales y positivas que son hasta reconocidas internacionalmente en materia de salud, de educación, tecnología, salud, obras, reservas internacionales, inversiones,  etc.  y más etcétera.

Estos debates se han mostrado bien interesantes porque allí se demuestra ideológicamente y políticamente el nivel de los diputados tanto del oposicionismo como de los revolucionarios, entre ellos Aristóbulo Isturiz quine siempre da muestra de su capacidad de análisis, de historia, argumentación objetiva y hasta conciliadora como pedagógica, de Carlos Escarra con el fundamento legal de los temas, pero del otro lado, aparte del apasionamiento en el debate, uno nota inmadurez política, odio, ausencia de serios argumentos, revanchismo y seguimiento al pie de la letra en defensa de los intereses económicos de la burguesía nacional y extranjera.

Uno espera seriedad en los discursos, humildad, aceptar la veracidad histórica, reconocimiento de los errores de la clase política del pasado que ellos representan, argumentos de altura, pruebas en manos de desviaciones de fondos de funcionarios públicos que existan en el Estado, propuestas que no socaven los intereses del pueblo, ideas que fortalezcan políticas del Estado, eso es lo que yo en particular esperaría de una oposición. Lamentablemente no es así y es lo que cada día, posterior a cada sesión, los diputados pierden credibilidad, fuerza y seriedad en el trabajo que buscan desempeñar.

Hemos visto en las recientes sesiones del parlamento a la bancada opositora defender con mucho ahínco a los propietarios de los medios privados, a sectores económicos poderosos, atacar al mismo Pueblo venezolano cuando denigran de su capacidad de comprensión ante sus realidades políticas que los benefician, y no solo esto, también su verborrea agresiva, posturas groseras como la burla y el desinterés propio. Así se comportan, así se muestran ante las cámaras de televisión.

Uno se pregunta, cuánto tiempo aguantarán ese ritmo, en qué momento se convencerán que no pueden satisfacer a su electorado de las promesas que ellos hicieron, no porque la bancada revolucionaria se los impida, sino porque contrario a todas las políticas del Gobierno y a ese odio profundo hacia Chávez y todo lo que representan los debilita ante la opinión pública. Leer y estudiar es lo que más le aconsejan los diputados y los que visitan el parlamento, eso da pena, que llegaron a importante cargo público como el de Diputado y diputada para hacer la cómica solo por el hecho de estar contra la revolución que es del pueblo y no de un partido solo como el PSUV.

Queda mucha tela por cortar, cada día el pueblo entero se dará cuenta de que no tienen moral para defender los derechos de nadie porque muchos de ellos conspiran, protagonizaron el golpe de estado y el paro petrolero, viajan al exterior pidiendo intervención de los organismos internacionales, negocian con su cargo, trafican con su influencia. Qué se puede esperar de una oposición así, a que también sean los mismos diputados del Proceso de cambios a que les haga el trabajo que ellos deberían de hacer.  

Juliocesar1221gmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1679 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a128726.htmlCd0NV CAC = Y co = US