De Luis Hómez a Di Martino construyendo la esperanza

Si tuviéramos que indagar sobre la arista más resaltante, que como dirigente político ha acompañado al Alcalde Gian Carlos Dimartino, no vacilaríamos en afirmar que ha sido la perseverancia. Cuando irrumpió en los medios de comunicación, para denunciar la difícil situación por la que estaba atravesando los cuerpos policiales de la región y el consecuente flagelo de la inseguridad pública, el Alcalde fue visto por más de un dirigente de la oposición y del mismo chavismo con ojeriza. Daba la impresión que estaba hablando desde el desierto y que sus declaraciones escondían pasiones electoreras y desbocadas, en su afán de ser candidato a la gobernación.

Muchos han opinado con cierta mofa que el burgo maestre es un aspirante a policía; pero desde los tiempos en que gobernaba Lolita Aniyar de Castro, Dimartino dio muestra de apasionarse del hecho penal y criminológico. De allí, su papel protagónico en las luchas por los derechos humanos y en la solución de la crisis penitenciaria, que en aquellos momentos se vivía aquí en la región.

De tal forma y para ser consecuente con la verdad, en esta materia quien hoy dirige nuestra ciudad, ha dado muestra de perseverancia, y veamos porqué.

Corrían rumores y los afectados tragaban grueso, ante el presentimiento de haber sido victima, de una de las estafas más sórdidas, descubierta por sabueso policial alguno y nadie se atrevía a dar el paso al frente, buscarle la vuelta al delito y propinarle un duro golpe, a una camarilla de delincuentes de cuello blanco, que bajo la fachada de prósperos empresarios, parecían intocables; pero he allí, que con la audacia necesaria y la firme decisión de combatir el delito, indistintamente del nivel social donde el mismo aparezca, Dimartino asume la defensas de estos zulianos y el país conocerá, de cómo registradores, notarios, empresarios, políticos, altos funcionarios del gobierno regional, alcaldías y empleados de PDVSA, se habían confabulados para obtener de unos cuantos incautos, dinero a la vuelta de la esquina.

Era un secreto a voces, lo de las andanzas en asuntos “policiales” del señor López Sisco, por aquí por los predios de la zulianidad, del maridaje entre paramilitares, delincuentes y miembros de la policía regional en el negocio del secuestro, robo de vehículos y narcotráfico; pero nadie se dignó a señalarlo públicamente, hasta que este joven dirigente, asumió con coraje la denuncia pública y solicitó ante el gobierno nacional, la intervención de la policía regional y la expulsión del Comando Unificado Anti secuestro (CUA), de este terrorista recordado por el pueblo venezolano, por su participación criminal en las masacres de Cantaura y El Amparo.

Pese al bache de las “pruebas” y la posterior declaración del entonces Ministro de Justicia, Jesse Chacón, en torno a la presencia de Manuel Rosales en las reuniones conspirativas con Carmona, en territorio colombiano, es evidente que ni los más “radicales” chavistas del Zulia, habían increpado de forma tan directa a este gobernador, en torno a la necesidad de someterlo a juicio, para que de una vez por todas, diera la cara por sus fechorías golpistas, y pudiéramos sentir así, los que habitamos en estas tierras, que de verdad-verdad se estaba defendiendo el estado de derecho y aplicando la ley.

Cuando por televisión observé al para-Presidente Colombiano allá en Davos (Suiza) afirmar: “voy a hablar con el Ministerio de la Defensa y con los jueces para que investiguen al Alcalde de Maracaibo, por su demostrados vínculos con la FARC”; y de seguida su secuaz, perdón, su Vicepresidente Francisco Santos, amenazar con llevarse preso al “Alcalde guerrillero”, me dije, definitivamente Manuel Rosales está complotado con Uribe y Bush, en los planes de agresión a nuestra patria y para ellos, lo propio sería comenzar por uno de los dirigentes de la región, que con su gestión ha trascendido sus fronteras municipales.

Una vez que el camarada Hugo Chávez, asumió la decisión de disolver al MVR y llamar a la construcción de un nuevo movimiento político, donde se agruparan la mayoría de los revolucionarios, fue el activista Gian Carlo Dimartino, el primero en anunciar la desaparición de su movimiento “Por Maracaibo”, convocando a sus huestes a militar activamente en el nuevo proyecto político; pero con el cuidado de ser un simple militante y no utilizar ninguna posición de poder o liderazgo burocrático, para en trastienda intentar distorsionar o torcer el rumbo de las decisiones que en materia candidatural pudieran tomar los militantes del PSUV zuliano.

Así las cosas, y a la luz de este proceso interno, que hoy realiza el partido del presidente, estas entre otras, son sobradas razones para acompañar en este esfuerzo a aquel que siendo muy joven aun, acompañó a Lolita Aniyar de Castro y Arias Cárdenas en el intento de construir un estado Zulia, como lo presagiaba nuestro recordado Primer Valiente, quien en una de las horas más bellas vivida por los zulianos, los revolucionarios de esta región también lo acompañamos con aquel llamado a la esperanza: ¡Luís Homez, tiene razón! Y que muy bien hoy pudiéramos parangonar, para afirmar que Dimartino también tiene razón en proponerle al Zulia su candidatura a la gobernación.


douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2121 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Elecciones Regionales en Venezuela

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Elecciones Regionales en Venezuela


Otros artículos sobre el tema PSUV - Partido Socialista Unido de Venezuela

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre PSUV - Partido Socialista Unido de Venezuela