Propuestas para resolver el problema

Hagamos un pacto con la delincuencia

Eduardo Palacios Sevillano*


Aun cuando esta tribuna de guerra de la opinión, aporrea, es de mucho interés político, a veces para descargas emocionales, revolucionarias aunque individuales, me permito, queridos compatriotas, introducir algunas propuestas -espero que sean varias en varios artículos- para que las analicen y las corrijan, las enriquezcan o las rechacen, a ver si contribuimos un poco con la acción de nuestro Presidente y máximo líder, Hugo Chávez. Anteriormente sometí a su consideración “Propuestas Comunicacionales” y desconozcu si kas tomaron en cuenta. La de hoy la considero como un complemento a la acción revolucionaria contra la delincuencia

Análisis elemental

La salud física y mental de la vida marginal es intolerable, inhumana (más de 40 años de progresiva mala formación). Así como existen familias y grupos honorables (aun sin poseer cultura general), trabajadores, gente solidaria, etc., siempre existen grupúsculos (al igual que en zonas no marginales, pero en menor cuantía) que por razones que todos conocemos se desincorporaron de la sociedad en cualquiera de sus niveles. Es más, atentan contra ella.

Pues bien, la propuesta tiene que ver con una evaluación psicológica de todos los detenidos, especialmente de menores por su presunta facilidad de recuperación. Ya que en la mayoría de los casos cuando detienen a uno o a varios menores, o jóvenes, luego de algún regaño son dejados en libertad junto a la expresión: “váyanse, pero si los agarramos nuevamente…” ¡Tremenda solución!


Sugerimos cambiar el Fichaje por una Evaluación Psicológica (contratación de profesionales de esa extraordinaria y olvidada profesión y promover aumentar su número y las especializaciones) Deberán contratarse “psicólogos de atención permanente” en Jefaturas Civiles, Prefecturas, etc., para evaluar a los delincuentes (especialmente los iniciados) para atenderlos antes de que progrese su accionar delictivo (ése si sería el fichaje necesario, pero por computadora y para el rescate) y acondicionar o crear espacios especiales (granjas, haciendas, etc.) separados para recibir, en las mejores condiciones ambientales y físicas, a los diferentes jóvenes y niños según su evaluación y su clasificación, para que sean recuperados. Incluso, adultos recuperables.

Cada comunidad conoce sus antisociales y no son denunciados por esa solidaridad popular con la madre quien generalmente vive sola con ellos, solidaridad con la abuela que cría a varios; o bien por miedo, o por convenios para no ser agredidos e igualmente son protegidos por sus padres, bien por no tener más remedio o por complicidad, etc.

Esta propuesta se apoya en que ahora, por nuestra acción gubernamental revolucionaria y con la progresiva concientización del pueblo, al darle poder están organizados y organizándose, y contamos con los Consejos Comunales. Al poner en marcha esta solución parcial no aparecerían obstáculos ni por parte de los amigos solidarios, ni de las abnegadas madres que sí entregarían a los hijos o parientes delincuentes conociendo que no serán vejados en los antros carcelarios, y seguros de que no serán becarios en esas universidades del delito. Por el contrario, serán recuperados con afecto, disciplina, amor, en los espacios especiales mencionados y con la evaluación psicológica permanente. Esta actividad pudiese ser monitoreada por observadores para analizar y velar por su cumplimiento.

Se podría establecer, pienso yo, en alguna región un área piloto para implantar esos espacios de recuperación. Permitirá, entre tantas actividades, desarrollar cultivos, artesanía en general. Que se integrarán en una o varias cooperativas de producción, etc. Aplicación de las Misiones, etc.

PLAN DE INTELIGENCIA POLICIAL
La vigilancia motorizada, vehículos y motos, por ruidos (motores, sirenas, etc.), luces, alerta a los delincuentes que se dedican a los atracos, asaltos, robos. Inclusive la silenciosa de las bicicletas. Los delincuentes se esconden y luego aparecen

Consideramos que la única forma complementaria para controlar y atrapar a los delincuentes es utilizando la llamada Inteligencia Policial (preparar agentes) O sea, activar agentes disfrazados (perrocalienteros, heladeros, kioskeros, mesoneros, etc. -casi como la empleada por la cuarta para controlar la subversión- interconectados radialmente, y ubicados en las zonas conocidas como de mayor índice de atracos, de venta y consumo de drogas. Y no hablamos solamente de las barriadas, hablamos de Avenidas, Centros Comerciales, restaurantes, hoteles, etc.

FUERA LA CORRUPCIÓN

Es una situación tan dañina, entronizada en nuestra sociedad como un “binomio de oro”, algunos privados y algunos funcionarios, que tanto se arraigó y se formalizó en la IV que se tuetanizó. Constituye el peor mal ejemplo que se ha extendido a nuestra joven revolución. Ha sido muy debatida, pero…

Estimo que su solución tiene rango constitucional y no debe ser considerada como lema de acción. O sea, que no sólo es un problema de Estado, sino nacional.

Mi propuesta se basa en: Evaluaciones psicológicas de todos los funcionarios para determinar cualquier viso de anormalidad en la personalidad.

NOTA: Debería utilizarse la consulta profesional de psicólogos y con carácter obligatorio en casi todo el accionar nacional. Por lo menos en tres etapas de nuestra vida. Considero que permitiría conocernos un poco a nosotros mismos y así definir, entre tantos parámetros, una comprensión aproximada de las tendencias desviadas, tales como tendencia a la corrupción o a cualquier otra inclinación delictiva o anormal (en policías, servicio doméstico, empleados en generales, etc.) Representaría una posible alerta preventiva.

ADEMÁS:

Control permanente de la forma de vida de cada funcionario público o privado (o personas en general) que muestre cierto nivel económico de vida con anormalidad, ya que es un indicio de malversación o enriquecimiento ilícito, o extraño. O del narco-negocio (los “grandes lavadores”) que es un problema mundial y nacional tan grave que también pudiese ser considerado de orden constitucional.

En los privados servirá para determinar su participación corruptiva (la otra cara de la moneda) Se deberá investigar cómo viven, cómo obtuvieron sus bienes, tantos viajes, etc.

Esto se puede conseguir con apoyo y participación de los Vecinos.

“Explica como vives opulentamente”

En líneas generales, debería tener carácter retroactivo y aplicado por simple investigación del SENIAT.

La clásica presentación de Declaración de Bienes del funcionario debe extenderse a familiares hasta 3er. Grado de consanguinidad. Y chequear a los amigotes.

¡Patria, Socialismo o Muerte! Y si actuamos responsablemente, solidariamente, unidos y los funcionarios trabajando con eficiencia… ¡Venceremos!

edopasev@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2895 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular