¿Será posible que la convivencia pacífica vuelva a La Isabelica, Valencia?

Durante el desarrollo de las protestas antigubernamentales, anunciadas como pacíficas y llevadas a cabo por opositores políticos, o las guarimbas terroristas, calificadas así por los chavistas, específicamente en la Urb. La Isabelica de Valencia, igual que el resto del país, desde un comienzo se ha presentado con un alto grado de confrontación verbal y física entre uno y otro sector. En ninguno de los escenarios han faltado señalamientos y acusaciones en contra de un@s y otr@s en sus resentimientos y convicción respectivos.

Todo parece indicar que las denuncias, amenazas y amedrentamientos directos o indirectos van a ser las fórmulas que permitirán a l@s un@s tomar en cuenta a los otr@s, con el objetivo de neutralizarlos en su accionar político y en consecuencia, sin duda, no habrá manera de evitar que se trascienda a la agresión física y moral. El hecho de que a alguien por la simple circunstancia de sentirse víctima de las acciones callejeras o no estar de acuerdo con las quemas de cauchos, basura y trancas con destrucción, se le acuse de “sapo” teniendo en su resguardo personal y/o de familia, que optar en abandonar la residencia, en muchos casos con data viviendo de 30, 40 y más años, ya es una situación bastaste dramática y que a tod@s verdaderamente afecta gravemente, sobre todo por el estado de tención y zozobra que se mantiene.

Ahora, mientras esto está pasando, al menos en La Isabelica, los habitantes chavistas y opositores, así como los independientes, igualmente afectados pero sensatos, estamos obligados a precisar cuál y cómo sería nuestra posición a la hora de definir la nueva relación de vecindad en procura de la convivencia, que es necesaria para la búsqueda de jlas soluciones a los innumerables problemas que por décadas se han acumulado en nuestra urbanización. Se sabe que no será fácil porque, independientemente de las razones políticas o ideológicas esgrimidas y argumentadas por ambos, el nivel de intolerancia devenido de donde provenga, es altísimo; debiendo en consecuencia, si queremos contribuir en bajar las tenciones por odio y rencor inoculados, buscar alternativas en otras fuentes, por ejemplo, en personajes que manifiesten buena voluntad y disposición primeramente para auspiciar un diálogo sincero que genere en respeto y aceptación del contrarios mutuamente, donde figuren religiosos de las diversas creencias, dirigentes comunales, deportivos, educadores de la urbanización.

El objetivo de esta propuesta en el fondo es tomar la palabra con compromiso colectivo en la urbanización permitiéndonos así, aislar a los violentos e irracionales, quienes sin consultar a nadie pero fundamentalmente sin asumir ningún tipo de responsabilidad, han venido imponiendo su voluntad contra todo y tod@s.

Gustavo Vásquez Habitante de La Isabelica


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1117 veces.



Gustavo C Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a185677.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO