Campaña contra la FANB

La oposición jura que atacar a los militares venezolanos es golpear a Chávez y a la revolución bolivariana. Mal aconsejada por sus asesores externos, ha desatado una campaña multimedia, cotidiana y sistemática contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. El objetivo es desmoralizar a los hombres y mujeres de la institución armada y empañar la imagen que de la misma tiene el pueblo.

El asunto no es nuevo. Durante los días previos al golpe de abril de 2002, un profesor guarimbero de la Universidad de Carabobo, luego autoridad de la misma, envío pantaletas a los oficiales. Damas emperifolladas de la “sociedad civil”, acompañadas de sus niños, fueron a los cuarteles a regar maíz para llamar “gallinas” a los militares. Las agresiones no cesaron.

Hay mucho de esquizofrenia o hipocresía (o ambas cosas a la vez) en esa oposición que se dice antimilitarista. Tanto, que hizo de un teniente coronel su candidato a la Presidencia en el 2000. Dos años después, se entregaría embelesada a los militares facciosos que tomaron por más de dos meses la plaza Francia de Caracas. Por aquel entonces, algunas respetables damas, de lo más “sociedad civil”, pedían a los generales golpistas de Altamira que les estamparan su autógrafo en las tetas.

Hoy, su conducta bipolar la lleva al otro extremo. Ataquen a los militares, es la orden. De allí toda la artillería mediática contra los actos con motivo del bicentenario del 19 de abril de 1810. A los medios, se unieron un mismo día la mesa de la unidad democrática y la conferencia episcopal, con sendos comunicados en contra de la Fuerza Armada. ¿Pura coincidencia o pura ficción?

Coinciden también con estos ataques la falsa acusación de Estados Unidos, en cuanto a que en Venezuela actúan paramilitares iraníes, así como las declaraciones del general Rivero en las que denuncia la presencia de militares cubanos, el uso de uniforme militar por parte del presidente de la República y mil cosas más en el seno de la FANB que el general de marras no vio durante los cinco años que, por decisión del presidente Chávez, estuvo al frente de Protección Civil.

La campaña contra los hombres y mujeres de uniforme lleva a la desquiciada oposición a perorar que la independencia fue una gesta netamente civil. De un plumazo, sacan a los militares de la historia de Venezuela. El mismo 1810, meses después del 19 de abril, la junta de Caracas envía 4.000 soldados bajo el mando del marqués del Toro, para que sometieran a las provincias de Coro y Maracaibo. ¿Inventaron Gil Fortoul y otros historiadores esos 4.000 militares o qué?

La oposición jura que su obsesiva y perversa campaña contra nuestra FANB le deparará pingues beneficios electorales el próximo 26 de septiembre, al igual que en las elecciones presidenciales de 2012. Los medios, la conferencia episcopal y los historiadores de la derecha creen a pies juntillas que así será. Otra vez se equivocan de banda a banda.

La oposición, los medios y el episcopado añoran el prototipo de aquellos generales que le cargaban el neceser a la Matos o a la Ibáñez. Se niegan a aceptar que esos tiempos pasaron y no volverán. Con la real unidad que hoy se da entre el pueblo y su Fuerza Armada, resulta imposible atacar a uno sin agredir al otro.

Luego de la gesta independentista, con la revolución bolivariana la Fuerza Armada vuelve a ser el pueblo en uniforme. Atacarla, como hace la oposición, es atacar al pueblo todo. Y ello, por más odio que se destile, no es recomendable en tiempos de paz, de guerra ni electorales.

earlejh@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2079 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor