En vez de Guri se les seca el alma

Así  como el embalse de Guri, es un lago de esperanzas, de calidad de vida de regalo de la madre natura, pero que para conservarse requiere del cariño, del amor y la comprensión de todos tal y como ha quedado demostrado en esta transitoria dificultad, que ya comenzó a declinar;   así es el alma, un reservorio de amor, de fraternidad, de solidaridad, pero al mismo tiempo una hermosa flor que requiere del riego diario con la práctica morosa, tolerante, responsable, solidaria y armónica por parte del ser donde se anida, de lo contrario se seca.

El Guri, gracias a la solidaridad, la responsabilidad y el amor revolucionario de todos los venezolanos que amamos la patria, está en recuperación, para despecho de los oposicionistas que aguijoneados por su odio obsesivo,  rezaban y rogaban, porque se cumpliera el “pronóstico” , de sus “expertos, especialistas” en ciencias acuíferas y energéticas según el cual, el 6 de abril sería el Día D. El día del Gran Apagón, el día del colapso de Guri.

Para mayor sufrimiento de la Jauría, el día 6 de abril, comenzaron a caer los primeros aguaceros en algunas regiones, con características severas, que anuncian la inequívoca llegada de la época de lluvia en nuestro país y en consecuencia el caudal de alimentación del embalse aumenta paulatinamente y el nivel también se va recuperando, apuntalado por el sabio programa de dieta energética puesto en boga por el gobierno nacional. En otras palabras en día D la gran esperanza de la desenfrenada oposición que en su obsesión por salir de Chávez a como de lugar, no piensa ni siquiera en su familia, se convirtió en Desgracia, para sus aspiraciones.

Pero mientras Guri se recupera y la tragedia se aleja de Venezuela, el alma del oposicionismo muere sin remedio, porque no hay peor verano para el alma que el odio. Quien profesa ese odio visceral que observamos en las expresiones de los miembros de “Mesa de la Unidad”, heredera de la “Coordinadora Democrática de 2001 y 2002, porque son los mismos actores y las mismas caras del Golpe de Estado y del Paro Petrolero, condena su alma a la muerte inexorable producto de la sequía. El odio seca a el alma, porque al perder la sensibilidad, el amor, el sentido de solidaridad y de esperanza perece inexorablemente.

Sino que le pregunten a los capos de El Vaticano y sus cúpulas representantes en diferentes partes del mundo, que no encuentran que hacer para salvar la imagen de lo que ha sido su modus vivendi y la forma de dominación sobre los pueblos, que hoy está en vías de derrumbarse junto a su brazo armado, como es el imperio del norte.

Esa crisis es producto precisamente de ese odio y desprecio que estos señores que se creen ungidos del más allá sienten por los descamisados, a quienes solo quieren como señuelo para pescar incautos, pero que están muy lejos de sentir amor o  algo parecido por este segmento de la sociedad, con el cual se llenan la boca de la A la Z, para engañar el mundo. Porque los que realmente abrazamos la causa de los pobres y nos solidarizamos para enseñarles a superar sus penurias mediante el crecimiento como ente social, como sujeto de derecho; somos peligrosos comunistas a quienes hay que exterminar, execrar, porque somos desestabilizadores del sistema que les mantiene y tapa sus perversiones, para que mediante la manipulación preserven sus bienes y formas de explotación.

Afortunadamente las máscaras se están cayendo abruptamente y están quedando ante el mundo como plantación en otoño y con el alma seca.

Así  mismo le ocurre a la oposición venezolana, cada vez que se frotan las manos porque ya cae “El Tirano”, le cae agua a la sopa y hasta allí  llegó la fiesta. Las mentiras tienen patas cortas y quedan al descubierto como lo que son. La esperanza del sunami en el sector eléctrico se desvaneció y dejó con los crespos hechos tanto a los de afuera como a los de adentro, que ven como su fecha predilecta se acerca sin nada que les favorezca, porque el 11 y 12 de abril, ahora es solo una experiencia que alimentó el 13, día cabalístico para el oposicionismo venezolano, que observa con resignación, como en vez de Guri, se les seca el alma.

Periodista* CNP 2414   cd2620@gmail.com  cadiz2021@y7ahoo.es 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1773 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: