Chávez en el camino a la debacle...

Petróleo a cero dólares

Chávez, en el camino a la debacle por el que nos condujeron los I.E.S.A. boys de Miguel “paquetico” Rodríguez, el famoso ministro de la “inteligencia” de Caldera, decidió apartarse de ese sendero y caminar el suyo propio, he aquí los estupendos resultados.



La compra de CANTV fue un duro golpe para la oligarquía venezolana, ésa acostumbrada a especular con el mercado de valores y dueña del mercado negro de dólares. Si CANTV no estuviese hoy en manos del Estado venezolano su situación financiera sería verdaderamente catastrófica, hubiese sucumbido inexorablemente y con ella ese vital sector de la economía venezolana. Recordemos que CANTV cotizaba en Wall Street. Con su compra se dio otro paso en el proceso de consolidación de una economía independiente de las vicisitudes del mercado especulativo estadounidense. La crisis provocada por los bandidos de Wall Street hundió a gran parte de la economía europea dado que ésta sigue supeditada a los dictámenes de estafadores como Bernard Madoff. Los “activos tóxicos” intoxicaron gravemente la economía de España, por ejemplo. Se espera que el desempleo en España alcance un astrónomico 16% para fines de 2009. Algo que no sucedía en ese país desde hacía décadas. Para colmo de males, Zapatero mostró una inusitada candidez política al decrirle al mundo que su país “no compra activos tóxicos, sino sanos”. Quizás el señor Zapatero no sabe que la economía española está amarrada, hoy más que nunca, a las mafias especulativas capitalistas de Wall Street. De ser como Zapatero cree, los “activos tóxicos” no hubiesen puesto en aprietos al “todopoderoso” BBVA. Hoy en día el endeudamiento hipotecario en España está por encima del resto de los países de Europa.

Pero dejemos hasta aquí el tétrico escenario económico español actual y continuemos con la Venezuela gobernada por Hugo Chávez. Recordemos también que nuestro país ya no tiene deudas ni con el Banco Mundial ni con el oprobioso Fondo Monetario Internacional, al contrario, estos organismos le deben a Venezuela, así que hoy no tienen formas de chantajearnos como lo hicieron durante toda la cuarta república adeca. Las reservas internacionales, 30 mil millones de dólares para la fecha, están depositadas en un 90% en el Banco Internacional de pagos de Basilea, bien lejos de Bernard Madoff y sus “alumnos” de Wall Street y a salvo de atragantarse con los “activos tóxicos” gringos. Muy por el contrario de lo que sucede en muchos países del mundo, que hoy buscan deseperados que el citado banco ponga a buen resguardo sus reservas internacionales. La atinada y oportuna decisión del Presidente Chávez y su gabinete económico de sacar las reservas de los bancos gringos es, quizás, la decisión económica más trascendental de estos diez años de gobierno de Hugo Chávez. Severamente criticada por la oligarquía venezolana, esa decisión ha sido su gran salvadora. Hasta eso le deben al “dictador” que tanto odian. Y nunca tendrán cómo pagarle. Otro acertado logro de la política gubernamental del Presidente Chávez ha sido la espléndida alinza China-Venezuela, de la cual surgió el Fondo Chino-Venezuela, que cuenta con 6 mil millones de dólares en su haber. Ni que decir del maravilloso satélite Simón Bolívar que hoy orbita nuestro planeta para brindarnos, a la gran patria latinoamericana, una visión distinta de nuestra región de la que vemos por FOX o CNN. EE.UU. jamás hubiese puesto en nuestras manos un adelanto tecnológico de tal envergadura. En cuanto al complicado problema alimentario mundial, nuestro país goza con ingentes reservas de alimentos gracias a la red Mercal y a las políticas alimentarias que están actualmente en “pleno desarrollo”, como la empresa Gran Nacional de Alimentos, que será impulsada por el Banco del ALBA. Por otro lado, la nacionalización de las empresas cementeras antes del colapso definitivo de la economía gringa, puso a salvo este vital sector en nuestro país. Recordemos las dificultades de Cemex México a los pocos días de estallar la burbuba de las “subprime” gringas. La Cemex mexicana actual vale hoy cinco veces menos que hace seis meses, cortesía de Bernard Madoff y sus socios de Wall Street. Tal situación la llevó a despedir un apróximado de seis mil trabajadores a nivel mudial, excepto en venezuela, claro.

De manera que muy por el contrario de las predicciones catastróficas de los “expertos” económicos que a diario vemos, leemos y oímos por los “infalibles” medios de comunicación venezolanos, hay sobradas razones para refutar sus bárbaros y desquiciados análisis. Ahora más que nunca Venezuela está libre de los mercados especulativos mundiales, incluidos el B.M. y el F.M.I., que hoy se encuentran, ellos mismos, casi en bancarrota. En 1998, de cada 100 dólares que Venezuela producía, 33 eran para pagar deuda, hoy tan sólo 13 se destinan para tal fin. El FONDEN, otra de las geniales ideas del Presidente Chávez y su equipo económico, tiene hoy en su haber la increíble cantidad de 53 mil millones de dólares. Éste es el dinero bajo el “colchón” que tanto aborrecen los oligarcas venezolanos. ¿Recuerdan el “millardito” que arruinaría nuestra economía y sumiría a Venezuela en la debacle económica y la pertinaz resistencia de ciertos directivos del Banco Central a entregarlo? Pues bien, ese “millardito” se ha convertido hoy en la garantía más efectiva contra la crisis mudial generada por EE.UU. y la mafia que maneja Wall Street. De manera que en el supuesto negado de que el petróleo llegara a cero dólares el barril, esos 53 mil millones de dólares representan para todos los venezolanos un “colchón” que muy pocos países del planeta tienen. No nos dejemos engatusar, el Presidente Chávez y su equipo económico han resultado ser un inmejorable remedio financiero contra aquellos “expertos” que a diario nos ofrecían, y nos siguen ofreciendo, las anacrónicas recetas capitalistas del nefasto consenso de Washington. Dios y Chávez nos libren de semejantes curanderos económicos disfrazados de “expertos” en economía y finanzas…

Como facilmente puden comprobar con sólo visitar un centro comercial, un supermercado, un cine, un restaurante, un concesionerio automotriz o cualquier otro lugar donde se desarrolla una determinada actividad comercial, a Venezuela no la parará un envilecido grupo de “expertos”...



El próximo 15 de febrero, al toque de diana, TODOS a votar SÍ.



henryboscn@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2527 veces.



Henry Marcial Boscán


Visite el perfil de Henry Boscán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a72149.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO