Filosofía para un opositor absurdo

Desde la perspectiva filosófica como dice el Absurdo Ramos Allup, el objetivo de este artículo es comentar el “absurdo” en el pensamiento de Albert Camus. Para ello empleó el análisis hermenéutico de algunos textos de éste y de otros autores relacionados con el concepto del absurdo vistos y recordados en clase de filosofía en la universidad de los Andes. Nos decía la  profesora Aura de Molina, recuerdo su nombre, que para Camus, el “absurdo” es un procedimiento: se trata de un reto intelectual, que intenta buscar desde la razón, respuestas a un estado del alma. No se trata necesariamente de un absurdo real, sino metódico, que nace de la confrontación entre el hombre y el mundo, es por ello, que el absurdo no es un fin, sino el comienzo de un proceso de diálogo o reflexión individual o intersubjetivo. Sobre este punto, el autor explica que el tener conciencia de nuestra situación absurda es solo el punto de partida. Al menos existencialmente se concluye que, cuando el hombre toma conciencia del absurdo de su vida ¿Ha de seguir arrastrando su existencia en este mundo o poner fin a su vida mediante el suicidio? Camus juzga que todo intento de escapar del absurdo seria evadir el problema. En consecuencia, el hombre debe vivir conforme a su condición absurda, llegando a ser de esa manera un hombre en el absurdo. La interrogante es; sé hará está misma pregunta en algún tiempo la jauría opositora?.

Esta teoría se volvió popular después de la Segunda Guerra Mundial, y muchos filósofos existencialistas se apoyaron en ella; posiblemente la razón de esto sea que la tristeza que dejó la guerra a su paso, generó un gran escepticismo en torno a la vida de las personas, y la única forma de continuar viviendo fue tomando una postura de lo efímero para evitar que esa desazón se volviera aún más intensa.

Por ello varios movimientos culturales han apelado al absurdo, como la patafísica, que surgió a mediados del siglo XX. Se trata de una especie de ciencia paródica que estudia soluciones imaginarias y las leyes que se encargan de regular las excepciones. Aquí podemos situar sin duda alguna al eufemismo llamado “Guaido” y quizás las metederas de Pata es común en esa gris persona.

El humor absurdo es una clase de comicidad que apela a hechos disparatados para lograr que el público se ría. El grupo inglés Monty Python, que actuó entre 1969 y 1983, es uno de los exponentes más famosos. Del cual Ramos Allup es una copia fotostática pero lo que hace son morisquetas sin sentido lo que en otros tiempos eran los Bufones y Arlequines que en el Teatro del absurdo es un concepto que se utilizo para nombrar las obras creadas por algunos dramaturgos en las décadas de 1940, 1950 y 1960. Pero en Venezuela las obras teatrales hechas por sus actores políticos han sido pésimas más que absurdas y en cada presentación que  han hecho en sus concentraciones,  que por cierto dónde nadie asiste. 

En literatura se habla del absurdo para hacer alusión a una técnica o estilo que consiste en apelar a componentes que no tienen coherencia dentro de un contexto con previsibilidad lógica. Esto resulta bastante común en la parodia y en el humor. De todas formas es necesario aclarar que para que un texto pueda ser considerado absurdo no necesariamente debe contar con elementos humorísticos o ilógicos, ni tampoco contar con personajes que no tengan un buen dominio de la razón. En ellos podemos hacer la comparaciones con los Arlequines, bueno en la oposición hay de sobra y de mala calidad o en otro caso como pedirle peras al Olmo.

Es cierto de toda lógica lo que hace que un texto sea absurdo es la perspectiva de razonamiento que impone el autor; es decir, cuando se deja constancia del carácter irracional que tiene la vida, de la falta de coherencia en nuestra existencia y demás cuestiones que rozan más lo filosófico que lo ficcional. Por lo tanto, podemos decir que una historia absolutamente cuerda que tiene un trasfondo de irracionalidad puede ser considerada absurda. Para poder decidir si un texto es absurdo, en definitiva, basta con analizar la reflexión que el texto ofrece: si ésta es contradictoria o incluso ridícula, entonces no podemos tener dudas al respeto como lo hacemos analizando a la selva opositora política venezolana.

Está claro que la mayoría de las teorías filosóficas son intentos de entender el mundo. Pero en la oposición ni ellos mismo se entienden. Quiénes somos, por qué somos, para qué somos, etc. Es la pregunta sin respuesta dentro la selva opositora. Pero la filosofía del absurdo no pierde el tiempo en eso. Su respuesta a la eterna pregunta "Cuál es el significado de la vida" es "Ninguno", "No hay significado", "No hay razón". Para que nosotros estamos peleando, si sabemos de antemano que no tenemos vida con esos individuos impresentables que los mismos opositores les da pena ajena. Así que "No te preocupes, la existencia no tiene sentido ni propósito", esa aseveración sentido en muchos de los pocos que hay en la militancia de la ya extinta oposición.

El pionero del "absurdismo" fue el filósofo danés Soren Kierkegaard, quien dijo que "como la realidad de Dios está por encima la comprensión humana, es absurdo que los humanos tengan fe en Dios". Kierkegaard fue otro, pero no el que eliminó a Dios de la ecuación. Menos en decir que los de la oposición son unas lumbreras políticas de la oposición venezolana.

Sin embargo, ya el siglo XX, los "absurdistas" acuñaron el concepto y uno de ellos fue el escritor y filósofo francés nacido en Argelia Albert Camus (1913-1960) creía que, como la vida no tiene sentido, podemos adoptar una de dos actitudes: le ponemos fin a todo o nos encargamos de encontrarle nuestro propio significado. En todo caso, no importa. Puedes pasarte la vida transfiriendo garbanzos de una cazuela a otra, como hace uno de los personajes de su novela "La peste". O puedes tirarte de un puente. Da lo mismo. La vida es absurda, dicen los "absurdistas"; no hay Dios, así que no tiene sentido. Pero, subrayan, eso es bueno. Aunque esta corriente tuvo y tiene Argumento, pero está selva opositora, la cual me atrevo hace comparación, ni eso tiene queridos lectores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 477 veces.



Marco Pedraza


Visite el perfil de Marco Pedraza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: