La novela Donald Trump: El plan Guaidó

Las reacciones y dudas en torno al nuevo dispositivo que intenta implementar la Administración Trump a través del diputado Juan Guaidó. Se trata de la llamada «Consulta Popular», cuyo propósito anunciado es indagar si los venezolanos «apoyan todos los mecanismos de presión nacional e internacional para que, en el marco de la Constitución, se celebren elecciones presidenciales y legislativas libres, justas y verificables». El supuesto acto electoral pregunta sobre el rechazo a las elecciones legislativas, convocadas para el próximo 6 de diciembre para dar cumplimiento a lo dispuesto por la Constitución venezolana. Según Guaidó, la consulta está orientada también a «consultar los mecanismos y banderas de lucha», e hizo un llamado a todos los sectores a sumarse a la iniciativa del «Pacto Unitario». El Comité Organizador de la «Consulta Popular» convocada por Guaidó y su fracción autoproclamada como Asamblea Nacional está conformado por rostros abiertamente antichavistas El comité quedó conformado por : Enrique Colmenares Finol (ex ministro del Ambiente de CAP) - Blanca Rosa Mármol de León (ex magistrada del TSJ) - Carolina Jaimes Branger (escritora) - Horacio Medina (de Gente del Petróleo) - Rafael Punceres (consejero UCAB) - Estefanía Cervó (consejera UCV) - Isabel Pereira Pizani (socióloga).

«Pudiera verse como un acto simbólico, también sabemos que no es suficiente, el manejo de la expectativa, la posibilidad de movilización en pandemia, sin gasolina, todo eso lo hemos sopesado, todo eso se ha sopesado para hacer esta propuesta al país y a la comunidad internacional para que la respalde», dijo el diputado saliente apoyado por el gobierno estadounidense, el mismo que bloquea la producción o compra de gasolina y de medicamentos para enfrentar la pandemia.

Sin embargo hace observaciones sobre la redacción de las dos preguntas que se someterán a consulta argumentando razones válidas para votar «No» en una o ambas. Veamos.

La pregunta Nº1 reza «¿Apoya usted todos los mecanismos de presión nacional e internacional para que en el marco de la Constitución se realicen elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables, se ponga fin al régimen usurpador de Nicolás Maduro Moros, se salvaguarde al pueblo de Venezuela de la crisis humanitaria, la migración forzosa y los crímenes de lesa humanidad y así se garanticen la paz, el bienestar y el progreso de los venezolanos?».

La pregunta Nº2 plantea «¿Rechaza usted el evento convocado por la dictadura de Nicolás Maduro Moros para el 6D, para cualquier otra fecha, mientras no existan condiciones para elecciones libres, justas y verificables y solicita a la comunidad internacional el desconocimiento de sus resultados?». La «nueva idea» de Guaidó no se avizoran garantías de ningún tipo para quienes no estén de acuerdo con la continuación de las «sanciones» y los demás «mecanismos de lucha» con los que han venido fracasando sistemáticamente.

El plan estadounidense no entiende el pensamiento y sentir de la población que vive en Venezuela, lo voceros de sectores que se autodenominan «resistencia» han interpelado la convocatoria calificandola de «payasada». Otros coinciden en que se trata de una nueva operación de captación de dinero proveniente de lo robado por el gobierno estadounidense al patrimonio nacional.

No hay garantías de que sea un acto democrático, no hay un árbitro que garantice imparcialidad, no hay transparencia en el uso de los recursos, se desconoce cuál es el origen de los mismos, no se sabe si se trata de pedir más sanciones, intervención militar o avalar más actos de corrupción.

El naufragio de ese plan es evidente, y lo que no encuentran es una manera decente de cerrar el capítulo de otra derrota. Lo que reflejo el simulacro realizado este domingo de cara a las elecciones a la Asamblea Nacional, con el fin de que los votantes se familiarizarán con la nueva Solución Tecnológica que se usará el seis de diciembre, se registró "el funcionamiento al 100% del sistema operativo y el cabal cumplimiento de todos los protocolos establecidos para el evento".

La jornada, que contó con la participación del personal técnico, operativo, además de haberse registrado una efectividad en el proceso del 100 %, dado que se instaló la totalidad de las mesas electorales previstas, tuvo una concurrencia masiva, fue exitosa y superó las expectativas propuestas por el CNE. La nueva Solución Tecnológica ha funcionado a la perfección, "estamos satisfechos, las pruebas y resultados han sido mejor de lo que se esperaba" todo indican que "las elecciones a la Asamblea Nacional del 6 de diciembre van" como establece la Constitución que deben hacerlo cada cinco años.

Las reacciones y dudas en torno al nuevo dispositivo que intenta implementar la Administración Trump a través del diputado Juan Guaidó. Se trata de la llamada «Consulta Popular», cuyo propósito anunciado es indagar si los venezolanos «apoyan todos los mecanismos de presión nacional e internacional para que, en el marco de la Constitución, se celebren elecciones presidenciales y legislativas libres, justas y verificables». El supuesto acto electoral pregunta sobre el rechazo a las elecciones legislativas, convocadas para el próximo 6 de diciembre para dar cumplimiento a lo dispuesto por la Constitución venezolana. Según Guaidó, la consulta está orientada también a «consultar los mecanismos y banderas de lucha», e hizo un llamado a todos los sectores a sumarse a la iniciativa del «Pacto Unitario». El Comité Organizador de la «Consulta Popular» convocada por Guaidó y su fracción autoproclamada como Asamblea Nacional está conformado por rostros abiertamente antichavistas El comité quedó conformado por : Enrique Colmenares Finol (ex ministro del Ambiente de CAP) - Blanca Rosa Mármol de León (ex magistrada del TSJ) - Carolina Jaimes Branger (escritora) - Horacio Medina (de Gente del Petróleo) - Rafael Punceres (consejero UCAB) - Estefanía Cervó (consejera UCV) - Isabel Pereira Pizani (socióloga).

«Pudiera verse como un acto simbólico, también sabemos que no es suficiente, el manejo de la expectativa, la posibilidad de movilización en pandemia, sin gasolina, todo eso lo hemos sopesado, todo eso se ha sopesado para hacer esta propuesta al país y a la comunidad internacional para que la respalde», dijo el diputado saliente apoyado por el gobierno estadounidense, el mismo que bloquea la producción o compra de gasolina y de medicamentos para enfrentar la pandemia.

Sin embargo hace observaciones sobre la redacción de las dos preguntas que se someterán a consulta argumentando razones válidas para votar «No» en una o ambas. Veamos.

La pregunta Nº1 reza «¿Apoya usted todos los mecanismos de presión nacional e internacional para que en el marco de la Constitución se realicen elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables, se ponga fin al régimen usurpador de Nicolás Maduro Moros, se salvaguarde al pueblo de Venezuela de la crisis humanitaria, la migración forzosa y los crímenes de lesa humanidad y así se garanticen la paz, el bienestar y el progreso de los venezolanos?».

La pregunta Nº2 plantea «¿Rechaza usted el evento convocado por la dictadura de Nicolás Maduro Moros para el 6D, para cualquier otra fecha, mientras no existan condiciones para elecciones libres, justas y verificables y solicita a la comunidad internacional el desconocimiento de sus resultados?». La «nueva idea» de Guaidó no se avizoran garantías de ningún tipo para quienes no estén de acuerdo con la continuación de las «sanciones» y los demás «mecanismos de lucha» con los que han venido fracasando sistemáticamente.

El plan estadounidense no entiende el pensamiento y sentir de la población que vive en Venezuela, lo voceros de sectores que se autodenominan «resistencia» han interpelado la convocatoria calificandola de «payasada». Otros coinciden en que se trata de una nueva operación de captación de dinero proveniente de lo robado por el gobierno estadounidense al patrimonio nacional.

No hay garantías de que sea un acto democrático, no hay un árbitro que garantice imparcialidad, no hay transparencia en el uso de los recursos, se desconoce cuál es el origen de los mismos, no se sabe si se trata de pedir más sanciones, intervención militar o avalar más actos de corrupción.

El naufragio de ese plan es evidente, y lo que no encuentran es una manera decente de cerrar el capítulo de otra derrota. Lo que reflejo el simulacro realizado este domingo de cara a las elecciones a la Asamblea Nacional, con el fin de que los votantes se familiarizarán con la nueva Solución Tecnológica que se usará el seis de diciembre, se registró "el funcionamiento al 100% del sistema operativo y el cabal cumplimiento de todos los protocolos establecidos para el evento".

La jornada, que contó con la participación del personal técnico, operativo, además de haberse registrado una efectividad en el proceso del 100 %, dado que se instaló la totalidad de las mesas electorales previstas, tuvo una concurrencia masiva, fue exitosa y superó las expectativas propuestas por el CNE. La nueva Solución Tecnológica ha funcionado a la perfección, "estamos satisfechos, las pruebas y resultados han sido mejor de lo que se esperaba" todo indican que "las elecciones a la Asamblea Nacional del 6 de diciembre van" como establece la Constitución que deben hacerlo cada cinco años.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 649 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: