Qué hacer con el mercenario mayor

En América Latina nos quieren imponer el modelo de democracia diseñado por los Estados Unidos, y al que no acepte entrar por ese carril, lo acusan de populista radical, terrorista y dictador. Hugo Chávez

Donald Trump, sus secuaces gringos y sus lacayos criollos han echado a andar en Venezuela otro atentado típico de los operativos encubiertos que el imperialismo ha desarrollado anteriormente en nuestra Patria (francotiradores el 11 de abril de 2002, paramilitares capturados en el estado Miranda (Finca "Daktari") en 2004, atentado con drones contra presidente Maduro en 2018 y que también han puesto en práctica en infinidad de países para derrocar gobiernos o asesinar líderes que no se pliegan a sus designios. Lo hicieron contra Cuba en la invasión de Bahía de Cochinos, en Irak, Libia, Afganistán y muchos otros países.

El uso de mercenarios, o empresas privadas que ejecutan guerras más allá de su fronteras para camuflar sus violaciones al derecho internacional es ya proverbial entre los gobiernos norteamericanos, e incluso han sido llevados a películas "hollywoodenses" y series de TV para tratar de glorificar como héroes lo que no son más que deleznables comerciantes de la guerra o mercenarios que no tienen banderas ni convicciones por las cuales luchar, sino dólares extraídos de actividades ilegales como es el narcotráfico y el lavado de dinero mal habido. Ejemplo de ello lo constituyen los "films" como "Misión Imposible", el "agente 007" "MacGyver", "Los Indestructibles" y tantos otros, donde al final estos héroes creados salen victoriosos contra salvajes guerrilleros latinoamericanos, despreciables asesinos asiáticos, o crueles asesinos africanos. Véase al respecto la sinopsis de la película "The Expendables" ("Los mercenarios"), protagonizada por Silvester Stallone y otros actores reconocidos de "Hollywood": "Un grupo de mercenarios es contratado para infiltrarse en un país sudamericano y derrocar a su despiadado y corrupto dictador. Una vez allí, se verán atrapados en una telaraña de engaño y traición. Deberán salvar la unidad del grupo y la amistad que los ha unido durante largos años". O podríamos decir también que lo que es en MacGyver la "Fundación Fénix" ahora en Venezuela y Miami es la contratista "Silvercorp"

Creyendo que la ficción es lo mismo que la realidad, este mes presenciamos la repetición de este esquema en el que el sueño dorado de muchos escuálidos oposicionistas pretendía hacerse concreto, es decir, que un comando dirigido por boinas verdes capturara al presidente venezolano, descabezara a los líderes de la revolución bolivariana, liquidara a generales y almirantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y se convirtieran en los nuevos "Avengers" amados por quienes han perdido toda noción de patria y de soberanía.

Los mercenarios (2010)C:UsersGisela LeonPicturesMERCENARIOS VEN.jpg

LA FICCIÓN. LA REALIDAD

Por supuesto, toda esta acción estaba precedida de las consabidas satanizaciones contra los líderes venezolanos (catalogados por el sacrosanto imperio como dictadores, criminales, narcotraficantes, corruptos) para justificar todo lo que pueda ocurrirles y hasta precio se colocó por sus cabezas como trofeos de guerra al muy conocido estilo del "Far West" norteamericano. Es lo que se llama la preparación del terreno para esta acción absolutamente violatoria de todo el ordenamiento legal internacional. Es una demostración más del absoluto desprecio del imperio hacia todo lo que no esté de acuerdo con sus intereses.

Ahora, ya está desmontada la trama, capturados gran parte de los actores materiales en nuestra Patria, habiendo ellos declarado lo que se ha publicado reiteradamente, develado las implicaciones del nefasto contrato entre Guaidó, JJ Rendón, Vergara, el contratista Jordan Goudreau y el y el abogado Manuel Retureta como testigo donde se especifican todos los delitos que estos sujetos planificaban con toda alevosía cometer en Venezuela.

Ante todo ello y más, lo que los venezolanos y gentes de fuera se preguntan es: ¿Por qué no se ha abierto un juicio contra el mercenario mayor Juan Guaidó?. Allí están las evidencias incontrastables. Hasta el mismo Fiscal ha declarado en torno a ello.

Guaidó entregó ´la empresa CITGO a los Estados Unidos, la empresa Monómeros a Colombia, ha permitido que bajo su supuesta presidencia, otras naciones se apoderen de miles de millones de dólares de los activos de Venezuela en el exterior, ha aprobado que invocando el TIAR se invada a Venezuela, es decir, demasiadas tropelías con total impunidad.

¿Por qué la nueva Asamblea Nacional, (o sea, la que ha pactado con el gobierno no le ha allanado la inmunidad parlamentaria de Guaidó y solicitado ante el Tribunal Supremo de Justicia su enjuiciamiento por traición a la Patria al firmar un contrato que autoriza la invasión a Venezuela por parte de fuerzas extranjeras?

¿Por qué si los delitos cometidos por Guaidó son flagrantes, de altísima gravedad, admitidos por él mismo, no se le somete a la acción de la justicia?.

Creemos que ya es tiempo de que la institucionalidad venezolana actúe sin contemplaciones contra este sujeto, el mercenario mayor. El maniqueísmo y el cálculo político de que "mejor es que esté en libertad", o "es para evitar la excusa de una invasión gringa" tiene un límite y así como se ha actuado con contundencia con la operación "Tum-tum", (es decir, la captura) que tantas veces plantea Diosdado Cabello, ante otro tipo de delitos y personas, así debe actuarse contra Guaidó. El pueblo que padece los rigores de los males generados por Guaidó y su camarilla lo reclama.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1212 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: