En absoluto

Cuentas claras

Estos tiempos han sido definidos como tiempos de guerra, tiempos en los que hacer gobierno conlleva elementos de complejidad dada la vorágine económica inducida que se vive o se sufre. Tiempos en los que Gobernadores y Alcaldes deben hacer magia y aferrarse a su compromiso y a su voluntad política para cumplirle a nuestro pueblo, incluso, por encima de los criticologos de oficio, propios y extraños, que no saben cómo se bate el cobre y sin embargo, balbucean gamelote contra nuestros gobernantes, sin aportar, sin ayudar, sin contribuir o contribuyen según el monto. Rendirle cuentas a nuestro pueblo en estas circunstancias no es fácil, circunstancias maniobradas por enemigos, bloqueos, sanciones, usadas como medidas coercitivas hacen muy cuesta arriba edificar, construir, fabricar, incluso soñar un mundo diferente salvo que sea, en el marco de la revolución de Hugo Chávez.

Ver el descaro de Guaido, Borges, Ramos Allup, Maricori, Leopoldo entre otros de usurpar funciones de un supuesto gobierno paralelo con apoyo de pocos, genera malestar entre los que si queremos este país. Ver tanto amor de Trump y de Guaido representado en cada familia resquebrajada migratoriamente por su culpa, familias sin medicamentos y algunos sin comida, mientras ellos pasean por el mundo, empresas en decadencia por las sanciones que ellos auparon, eso, genera escozor y rabia para con ellos como opositores. Incluso su división interna, que mientras Luis Parra se juramentaba en la AN, Guaido lo hizo en un Sainete desde un periódico, dijera Castrico, acción que dista mucho de lo democrático y político que amerita una situación como la venezolana.

Volvamos a la rendición de cuentas; de verdad que es loable el trabajo de cada gobernador y cada alcalde en estas circunstancias, sin recursos suficiente, con los aduladores de oficio que no le gusta que se encuentren entre ellos y, por encima de todo, el compromiso de vida de sostener la revolución y profundizarla. Corresponde seguir planificando, gerenciando y mantener, el compromiso popular como lo soñó Hugo Chávez. Hoy no tenemos los mismos recursos de hace 4 años y toca hacer más con menos apelando a la voluntad política, al reconocimiento, al compromiso social, al partido, a las UBCH, a la clase obrera, juventud, estudiantes, las mujeres y en fin toda forma de organización que esté dispuesta a defender y a seguir construyendo un mejor país.

Eficiencia y eficacia deben ir de la mano para dar respuestas a nuestro pueblo, gobernar en tiempos de guerra lo amerita. Lo ha dejado claro el presidente Maduro, al tiempo que ha hecho referencia a quienes tanto daño hacen a lo interno con su inoperancia, su improvisación y su desorden, elementos heredados de algunos pocos que en mala hora tuvieron su oportunidad y la despreciaron. Lo cierto es que para rendir cuentas a nuestra gente, se necesita moral y es por eso que nuestros gobernantes, andan en ese camino que establece la constitución.

A LO INTERNO: 5 de Marzo, dolor y fuerza! Chávez, siempre Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 402 veces.



Horacio Alarcón Basabe

Dirigente del PSUV

 alarconbasabe@gmail.com

Visite el perfil de Horacio Alarcón Basabe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Alarcón Basabe

Horacio Alarcón Basabe

Más artículos de este autor