Nueva Parada de Burros, ante las vigas del “fraude electoral” y el coco de la ANC en el ojo ajeno

A lo largo de gobiernos chavistas, primero con Chávez, ahora con Maduro es usual escuchar a la elite opositora y su clase burguesa declarar fraudes electorales, siempre cantan fraude electoral, inclusive sin pensar que se afectan ellos mismos, con denuncias y acusaciones al Consejo Nacional Electoral, sustentándose en una supuesta dictadura, de régimen opresor, de tiranía de Maduro para perpetuarse en el poder, hemos visto escenas de hasta quemar leyes, de burlarse de la Constitución de la Republica Bolivariana como simple carta de buenos deseos y compararla a las cartas que escriben los niños y niñas al "Niño Jesús", nada nuevo, constante retaliaciones de ahogados, frustraciones por derrotas acumuladas durante 22 procesos electorales, la elite opositora en verdad "no sienta cabeza", y cuando cree que gana, se envanece siendo incapaz de administrar el triunfo, tira la carreta para atrás, hacen "La Parada de Burro, retroceden decepcionando a sus seguidores, sin tener una clara visión estratégica de oposición, alentada por la prisa, y como dicen nada en la política la carrera es bueno, solo queda el cansancio, la parada de los burros.

Paciencia y más paciencia es lo que necesitan seriedad y más seriedad, es lo que le falta a la oposición, buenos deseos, hacer el bien común, el bien público, si en algo carecen de virtudes públicas, alentados por malos consejos, por orientaciones, apresuradas, no le ha quedado otra cosa que hacer carrera de caballos, parada de burros, con el perdón de los animales, sin ofender a especie particular, digna de la fauna, pero lo que queremos decir es que continúan las infundadas campañas de mentiras, claro si se parte de premisas políticas falsas, no se llegará a verdades inobjetables, Tal es el caso del ciudadano abogado José Ignacio Hernández, (JIH) quien escribe para la página digital de Prodavinci, su artículo, "A propósito del decreto de juramentación de los gobernadores ante la constituyente", 20 de octubre 2017. Ahora con los resultados electorales de las elecciones de gobernadores, vuelven a cantar fraude, fraudes, imputando al CNE la responsabilidad de los mismos, descalificándole, debiera haber dentro de la norma electoral, sanciones para ello, si no lo demuestran, debiera por vilipendio a un órgano público ser objeto de sanciones e inhabilitaciones.

Crónica del fraude anunciado

Tal es el caso del abogado JIH., los órganos del Estado, del cuerpo del Estado no pueden aceptar que ciudadanos ofendan la institucionalidad, veamos: "Luego de los resultados del 15 de octubre de 2017, la comunidad internacional, la oposición democrática venezolana y la Asamblea Nacional, denunciaron que tales resultados eran consecuencia del fraude cometido por el gobierno para facilitar la elección de 18 gobernadores oficialistas. ¿Hubo en realidad fraude?. Las elecciones del 15 de octubre, parafraseando una obra de García Márquez, bien pudieran haber sido resumidas como la "crónica de un fraude anunciado". Como pude explicar aquí, esas elecciones incumplieron las condiciones básicas que garantizan la integridad electoral, esto es, la existencia de elecciones libres y transparentes. Todos los vicios del corrupto sistema electoral venezolano quedaron así en evidencia".

JIH señala al culpable, al "órgano del Poder ejecutivo", al que siempre acusan de "dictador" y dictadura pero también al CNE, a quien ve como dicen "apéndice del Ejecutivo", lo irónico es que parafrasea al escritor Gabriel García Márquez, y se asevera lo del cuento político a lo que nos tiene acostumbrado los derrotados de siempre, la elite opositora de cantar fraude electoral antes de tiempo, y después de todo, aun sea cuales sean las circunstancias de ganar o perder, ante los ojos de sus seguidores, que ya ni siquiera se quieren tomar el tiempo en votar, por aquello de que siempre van hacia el fraude, el de "la crónica anunciada". Así se comporta la elite opositora y su masa electoral pese a que acudieran esta vez de nuevo a la cita electoral libremente, sin represión a lo Rajoy en Cataluña, votaron libremente de manera transparente, democráticamente, sin los vicios electorales que son cotidianos por las practicas electorales en Colombia con las presiones del terrorismo de los paracos y las mafia del poder extorsionador por los plutócratas en los Estados Unidos.

Agrega según JIH., los presuntos fraudes electorales: "La convocatoria tardía de las elecciones regionales, la modificación del objeto y fecha de las elecciones, el cambio del cronograma electoral, la eliminación del derecho de sustitución de candidatos, las inhabilitaciones a políticos y organizaciones políticas, las modificaciones sobrevenidas al registro electoral, el abuso en la utilización de medios y fondos públicos durante la campaña, la arbitraria modificación de centros electorales, así como las denuncias en cuanto al indebido funcionamiento de ciertos centros con hechos de violencia y coacción, son solo algunos de los elementos que permiten calificar la existencia de un fraude continuado. En el caso del estado Bolívar, además de todo lo anterior, se han formulado denuncias sobre la alteración de las actas electorales para simular un resultado favorable al candidato oficialista. Una auditoría integral pudiera arrojar nuevas luces sobre posibles inconsistencias en los otros resultados".

Parece soslayar de manera deliberada el señor JIH que los partidos opositores tenían cuenta pendiente con la ley electoral, con su legitimación ante los órganos públicos, de allí la postergación electoral, la resistencia a ser legitimados por el mismo órgano que acusan de fraude, el CNE, para luego al final de las elecciones volverlo a desconocer a quien le autoriza el ejercicio político electoral siempre que cumpla las normas de los partidos políticos, de quienes consienten en reconocerlos, luego se vienen con el asunto del cronograma electoral, el mismo que ellos dilataran por sus resistencia al órgano comicial, sacando las castañuelas política de esos hechos donde solo ellos son responsables, de la modificación y fecha de las elecciones, finalmente, se vienen una vez postuladas las candidaturas con el reparo, los candidatos de la Mud difícilmente se ponen de acuerdo, dilataron la sustitución de los candidatos, incluso aspiraron postular inhabilitados políticos, pasando por encima de la Ley, vale decir el desacato a los órganos de justicia al Tribunal Supremo del país.

Del fraude al desacato continuado

Sigamos, mientras que JIH insiste en el tema de los fraudes, del "fraude electoral continuado" existe lo que se llama "el desacato continuado", seguramente muchos han olvidado el desacato de la Asamblea Nacional, la insubordinación a los Poderes Públicos, que ya es tradicional ver a la oposición no acatar las Leyes de la República, a los decisiones de los Tribunales, todo, todo es objeto de desacato, ni siquiera las normas constitucionales escapan a la insubordinación, a la rebelión declarada públicamente por la elite opositora, ¿Qué legitimidad puede tener una Asamblea Nacional, que desconoce a un poder emanado del pueblo, en libre elecciones populares, como ella misma, el Poder Ejecutivo, encarnado en Nicolás Maduro?, de igual modo, podemos decir de los órganos constitucionales del Estado y de la mismísima Constitución.

Pasemos ahora analizar las raíces de ese presunto fraude, como es que se parte de premisas falsas para llegar a razonamientos falsos, si hablamos de fraudes, desconociendo al CNE, al TSJ, al Poder Ejecutivo, ¿cómo es que es legitima la Asamblea Nacional surgida de las elecciones de diciembre del 2015, fue ella resultado de un fraude continuado?, agreguemos que la AN, cuando nace, desacato decisiones del TSJ, al respecto indica el abogado Felson Yajure, "Es evidente, que en el actual caso, en el país lo que existe es un Poder parlamentario insubordinado contra la institucionalidad del Estado, pues todos los demás Poderes acatan el ordenamiento Constitucional, Pero la AN no acata las decisiones del TSJ, garante del orden constitucional, al desacatar la orden judicial de mantener desincorporados a los candidatos a la AN no proclamados por el CNE por el estado Amazonas, CNE al cual, también desconoce, salvo para proclamarlos a ellos. Entonces, es el Poder Judicial, encabezado por el TSJ el que debe encontrar una solución, la cual podría ser declarara en desacato a la AN, con base a su actitud de contumacia o rebeldía contra el resto del Estado". ("La sala constitucional debe disolver la AN por ilegitimidad", Aporrea, 15/08/2016).

Para Felson Yajure, "la Fiscalía General de la República debería solicitar a la AN el allanamiento de la inmunidad parlamentaria de la mayoría opositora de la AN por la comisión de los innumerables delitos cometido públicamente, tales como: traición a la patria por solicitar intervención extranjera, incluso de Estados que nos han calificado a la República Bolivariana de Venezuela de amenazas, lo cual, hacen antes de invadir un país; por vilipendio al Presidente, y a las autoridades del CNE a las cuales han amenazado de que terminaran en el INOF, y un gran número de otros delitos, que sería muy largo de enumerar aquí", otro tanto debiera ocurrir si los gobernadores electos en desacato a la Constitución, al lo que decreta el Poder de la ANC, se insubordina, en desacato a las leyes, ser inhabilitados políticamente por rebeldía a los Poderes constituidos y constituyentes.

Así existen fraudes y fraudes, en este juego político lo que está de por medio en juego es "la institucionalidad del país, la existencia del Estado nación", el respeto al Poder Nacional, a la que la oposición pretende disolver por su insubordinación continuada, por la rebelión guarimbera continuada no ya por acciones de calles, sino por la vía de atacar la institucionalidad del Estado de derecho, de hacer uso de las leyes a conveniencia, de manipular la voluntad del elector, desacatando al Poder Constituyente en este caso, a quienes ellos se negaron reconocer para tener ahora una carta política de proseguir en esa protesta de guarimba pseudo-legal, encubierta, de acusaciones manipuladoras de fraudes infundados, asi es el caso de las palabras de JIH, cuando afirma: La ilegítima y fraudulenta asamblea nacional constituyente aprobó un "Decreto" por medio del cual dispone que todos los gobernadores electos el pasado 15 de octubre deben juramentarse ante ella como condición indispensable para ejercer sus cargos. Además, "prohibió" a los consejos legislativos tomar ese juramento, advirtiéndose que los gobernadores que se abstengan de juramentarse ante ella serán "removidos". Esta acción no es más que parte del fraude continuado con el cual se desvirtuó la voluntad de los electores en las elecciones del pasado 15 de octubre de 2017, como explico de inmediato". Subestima JIH el poder constituyente, no lo reconoce como tampoco lo que dice la Constitución, eso significa echar por la borda su título de abogado cegado por el oposicionismo político a ultranza.

No hay duda como lo fue notorio y público, que la Asamblea Nacional Constituyente nació de la voluntad popular, de un acto electoral, si la oposición se abstuvo de participar fue libremente su decisión, en democracia si no participas acatas el derecho de quienes así libremente lo hace, es una decisión libre, eso no le da pie a la minoría de las elites opositoras a desconocer resultados electorales, no son ellos órganos electorales, para ellos la falla de su derrota no la ven en sus malas estrategias políticas, en falta de trabajo con ganarse a las masas electorales, los trabajadores, a la juventud, a los campesinos, a los pequeños empresarios, medianos incluso, al parecer la guarimba a la que apuestan electoralmente, al malestar social, al terrorismo económico, al dólar guarimbero, al holocausto económico de la hiperinflación, a la destrucción del bolívar, a las sanciones de Trump y de Europa, nada pero nada de eso les ha dado resultado, existe un pueblo chavista que resiste y triunfa en cada elecciones, que comprende que ha pasado y pasa en el país, no se deja engañar con la crisis sembrada, inducida por el imperio de los Estados Unidos y sus cachorros, la elite opositora.

Deshojando la margarita del juramento o la inhabilitación política

De manera que ahora viene la nueva parada, la parada de los burros de la elite opositora, esa elite ya se les oye sus "burridos", el negarse juramentar ante la ANC, soslayando que hay un poder constituyente, a quien también señalan de fraude, todo el país político es un fraude, el chavismo es un fraude, el pueblo chavista es un fraude, es un fraude los opositoras que no votan, los mismo gobernadores que salieron triunfadores de las elecciones son un fraude, ellos reconocidos por el CNE, también es un fraude, la oposición desquisiada también debe ser fraude, no deben tampoco escapar las palabras de JIH, deben ser también fraudes: "….las inhabilitaciones a políticos y organizaciones políticas, las modificaciones sobrevenidas al registro electoral, el abuso en la utilización de medios y fondos públicos durante la campaña, la arbitraria modificación de centros electorales, así como las denuncias en cuanto al indebido funcionamiento de ciertos centros con hechos de violencia y coacción, son solo algunos de los elementos que permiten calificar la existencia de un fraude continuado".

Como vemos no existe sindéresis política, incluso profesional, no entendemos como profesionales del derecho se presten a calificar de fraudes a los mismos órganos electorales de donde sale los gobernadores de la oposición airosa, también el Poder ejecutivo, la Asamblea Nacional, la Asamblea Nacional Constituyente, incluso los mismos de las próximas elecciones. El problema es de origen, la falla es de origen como dicen los técnicos, de aptitud política de adaptarse a los cambios políticos, constitucionales, ese es el problema, los eventos políticos suceden muy rápido, mientras que la elite opositora busca un culpable, a quien cargar su ineptitud política, su incapacidad de ganarse al elector, pretende hacernos creer JIH que "la derrota electoral", es fruto de "Todos esos vicios son resultado de un sistema electoral que no ofrece las garantías mínimas para asegurar elecciones libres, transparentes y confiables, situación que comienza desde la ilegítima composición del CNE, pues sus rectores fueron designados por la Sala Constitucional usurpando funciones de la Asamblea Nacional. Pero las irregularidades no se acaban allí: se extienden a cada detalle de los procedimientos electorales, incentivadas por un indebido marco regulatorio que fomenta la arbitrariedad del Poder Electoral".

Subestima el señor JIH, que la elite opositora siempre ha tenido todas las garantías políticas, pero ni al derecho ni al revés es capaz de jugar limpio, sus vicios se lo cargan al pueblo, al sistema electoral, sus fracasos en la asamblea nacional también al gobierno, sus malas jugadas, desacertadas, sus luchas infértiles, sin piso político, sus mentiras se deshacen como caída de naipes, la obsesión del poder los obnubilan, sus rivalidades internas, sus facciones intestinas, la usurpación de funciones, ese supremacismo de colocarse por encima de los poderes, ese habito de superioridad clasista, el complejo burgués, de ser más que los demás, no los deja pensar, guapos y apoyados por el imperio, ese padrecito que no los deja madurar como oposición política, allí deben ver su fracaso y no ver la viga en el ojo ajeno.

La revolución luego de este triunfo tiene una nueva cita electoral, luego que se juramentaran los gobernadores chavistas, unos nuevos comicios electorales regionales, las elecciones municipales, hay otra batalla electoral, la oposición luego de la derrota de las elecciones de gobernadores seguro no quiere participar, hará todo para frenarlas, hacer otra nueva parada de burros, mientras desenreda la margarita de los gobernadores opositores, "me juramento o no me juramento como gobernador ante la ANC" si he cantado fraude, de que sirve acudir a las elecciones regionales si canto o no fraude, si es una "crónica de fraudes anunciados", para que acudir, siempre pierdo, esta como distraída en sus enredos políticos, aturdida en sus derrotas, luego de cada victoria la probabilidad de triunfo electoral para el chavismo es muy cierta.

La certidumbre nos las ofrece los cálculos políticos de Adarfio Marin, Alexis, "En ese tejido municipal se pueden identificar grupos y detalles importantes para emitir pronósticos y fijar posiciones respecto al poderío chavista en las próximas elecciones. 1. Con hegemonía en todos los municipios de los estados: Apure (7), Cojedes (9), Guárico (15), Portuguesa (14), Sucre (15), Trujillo (20), Yaracuy (14), Delta Amacuro (4) y Vargas (1).2. Con mayoría absoluta en Aragua (17 de 18), Barinas (9 de 12), Falcón (23 de 25), Lara (8 de 9), Monagas (12 de 13) y Amazonas (6 de 7).3. Con mayoría relativa en Carabobo (10 de 14) y Miranda (14 de 21),4. Casos especiales de mayoría simple donde el chavismo perdió la gobernación pero ganó en los municipios: Anzoátegui (13 de 21), Mérida (12 de 23), Nueva Esparta (6 de 11) y Zulia (13 de 21)", ("El chavismo ya ganó las alcaldías, Aporrea, 21/10/2017). Ahora con los resultados electorales pasados más los recientes de las gobernaciones, el chavismo tiene muchas cartas a su favor en el pocket político de la próxima apuesta electoral venezolana el 10 de diciembre., la oposición siente miedo, tiene pánico acudir a la cita, a revelar su incapacidad política, a demostrar que los números no les dan, que los ocho millones del plebiscito no los tienen, y que deben apresurase a cantar más fraudes, o sencillamente no participar, dejarle el camino despejado al chavismo como hizo con la Constituyente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 360 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /oposicion/a254208.htmlCd0NV CAC = Y co = US