Buche de votos

Tendrán que remar fuerte los chavistas para llegar a la ambiciosa meta de “10 millones de votos por el buche”, pero para la dispersa oposición, alcanzar esa cota será cosa de cantar y tejer. En el imaginario colectivo, como dicen los sociólogos impresionistas, quedó incrustada la imagen de una pirámide de cajas con 27 millones de votos en su interior. Ante un pedestal de cristal, un Enrique Mendoza en su fase maníaca, anunciaba al mundo la multiplicación de los peces escuálidos.

Eran los milagrosos tiempos de las planillas planas, cuando una firma se convertía en 1.000 rúbricas, Súmate mediante. Por vía contraria o milagro inverso, los votos chavistas terminaban reducidos al 20%, merced a un malabarismo mediático. La cachucha al revés vivía sus últimas horas estelares.

Tres rectores universitarios están dispuestos a prestarse para dar aval académico al montaje de la embajada. Ya uno de ellos se lanzó el desprestigio de asumir una encuesta chimba en falaz acto de piratería. Si los grupúsculos opositores se dejan de lavativas éticas, la franquicia de la Machado le garantiza a cada cual una considerable cantidad de votos que jamás han imaginado en su desértica vida.

Mientras el chavismo en su conjunto aspira obtener “10 milloncejos por el buche”, Súmate registrará esa cifra sólo para “Un solo Pueblo”, valga la redundancia de este partido que es en sí mismo un pleonasmo. Un Nuevo Tiempo contabilizará en sus arcas el doble y Primero Justicia el triple. Allí todo el mundo derrochará felicidad. La franquicia gringa no le regateará sus once millones a Teodoro, para su desbordada alegría

Los medios serán una fiesta de generosos titulares, a todo color en los impresos y con pegajosas fanfarrias en los radioeléctricos. Los tres rectores de las universidades de “alto nivel”, aunque sus autoridades no ostenten siquiera el título de doctor, le darán el barniz académico al sensacionalismo periodístico. La Casa Blanca expresará su júbilo por el triunfo de la democracia y, a la vez, su preocupación por la negativa del “rrrégimen” a reconocer los 12 millones de votos de mister Froilán Barrios, por ejemplo.

La otra opción de la embajada gringa es llamar a sus partidos a la abstención. Primero le ordena a Súmate publicar las cifras millonarias de la oposición en todas las encuestas y, de seguido, explicar por qué se retiran de una contiendan que tienen en el bolsillo. Los tres rectores universitarios avalarán “académicamente” la “variable” del mutis o el fórfait. Al fin, nada es más elástico que la academia cuando lo que menos importa es la academia.

Para noviembre, luego de un Caracas-Magallanes con resultado obvio, todos los candidatos anunciarán al país que se retiran de un proceso en el que jamás han participado ni pensaban hacerlo. Concertadamente, Bush anunciará desde la Casa Blanca su “preocupación por la democracia venezolana”. El 3D, el pueblo reelegirá abrumadoramente a su Presidente y, empezando 2008, Petkoff recordará los días cuando las encuestas lo nombraban; Rosales platicará con Carmona en Bogota, y Borges confesará estar arrepentido por no haber dicho “NO” cuando le propusieron lanzarse sin paracaídas por el insondable barranco de la abstención. 2013 ya habrá empezado a ver hacia el 2021.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3019 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor