El Matacura y Vladimir Villegas, dos joyas para Globovision

Suelo pensar que periodistas y editores, salvo escasísima excepción, son las propias bestias sueltas clamando libertad; para muestra, he ahí a Vladimir Villegas, una versión menos abrupta, de entrada, pero muchísimo más venenosa que "El Matacura Leopoldo Castillo" -que ya es decir una vainita-, éste, tarifado de Globovisión y de más allá también, y quién sabe si en el caso del tal Villegas surja o no surja un "testigo protegido" y largue la peluk hacia el "sueñito americano", no olvidéis que Villegas fue jefe de VTV y a eso él le saca máximo provecho, tú sabes, alquilar la cabeza a cambio de una cartera repleta de dólares aunque éstos salidos de una letrina gringa, le pone los ojos como dos huevos fritos a cualquier sinvergüenza.

Yo no sé leer pero me escriben, por lo que hoy estuve en antecedente de que el tal Vladimir Villegas, al servicio de Globovisión, y como sustituto del Matacura, ique* habría vociferado que Polar es la hermanita de la caridad mientras que el gobierno bolivariano es el monstruo maluco que quiere darle matarile; francamente yo no sé si de verdad fue así, pero, puesto que yo no dispongo de tiempo para perder el tiempo en bolserías ( en este caso, escarbar acerca de la veracidad de lo informado a mí, acerca del susodicho) y como conozco el "sebo de mi ganado", asumo a rajatablas la versión de que el referido sujeto, el tal Villegas, sí habló necedades, no obstante pido perdón por adelantado en el caso de haberme equivocado, ¿qué es una raya más para mí?

Si usted, dilecto lector, patriota, por supuesto -o inclusive, escua, lo que no importa [mejor pa´el perro cuando la perra es tocucha]- no ha tenido la fortuna de echarle una hojeada (u ojeada, si prefiere mejor así decirle) al libro de Vance Packard, "Las formas ocultas de la propaganda", y pudiere hacerlo, yo se lo recomiendo.

Tuve en mi morralito, de Oriana Fallaci, "Entrevista con la Historia", y que apenas pude escarbar de Q a P, creo que en uno o dos años, porque soy "le[rntd]o", pero antes tuve también, conjuntamente, un a mi modo de ver extraordinario libro de Vance Packard, "Las formas ocultas de la propaganda", por cierto, bien destartalado, y que si mal no recuerdo pude haberlo dejado en manos de mi gran hermanazo, Marcelo Colussi, escritor argentino [y trashumante], tal vez, porque últimamente he buscado ese bicho y no lo he hallado.

Bueno, al grano, Vladimir Villegas parece ser, a mi modo de ver, una de esas muñequitas con hilos -"formas oculta de la propaganda"- a las que Packard describe en su libro.

Confieso que la masa no da pa´bollo, lo mío es otra cosa; ah, por cierto, y a quien pueda interesar, "La Novia Mecánica" de Marshall McLuhan, pudo ser, al parecer de algunos de mis consuetudinarios compinches, inspiración de plagio por parte de una señorita muy faramallera y conocida como Marta Colomina, para ella publicar un libro llamado "Celestina Mecánica" de infausta data; mas, no me atrevo a expresar juicio de valor alguno al respecto puesto que soy neófito en el tema.

Pero, ¿qué de Vladimir Villegas? ¡zape gatus! ¿come gatus? …

Otan:

Al parecer, en Caracas hay un "comegatus" que viste bien y rondea kioscos. Ique* por dizque.

**Pequeño espacio de libre comentario, diga usted, dilecto lector

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2382 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a226983.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO