Casi se nos va abril

        Ya huele a mayo, mes de  lluvias, de primavera como diría mi tía Magdalena. Si,  cuando amanezcamos el próximo lunes ya estaremos a 2 de mayo, dejando atrás el glorioso  abril, mes eterno que quedará grabado en la consciencia de la historia como el símbolo de la lucha, del compromiso, de la lealtad y el amor que puede sentir un pueblo por la libertad y por su patria. Cómo  no recordar el 19 de abril de 1810, cuando se dieron los primeros pasos para avanzar hacia la gran empresa libertaria impulsada por los grandes hombres que había parido esta Tierra y que guiados por el gran Bolívar, no descansaron ni dieron reposo a su alma hasta romper las cadenas que le oprimían el alma a nuestras naciones suramericanas.

          Igualmente, mas reciente, cómo no recordar aquel 13 de abril de 2002, cundo el pueblo venezolano rescató de las garras de los golpistas asesinos de la derecha venezolana a nuestro eterno y gran comandante Hugo Chávez Frías, a quien le había dado un golpe de Estado, pero que resistió por el mismo compromiso que tenía con el pueblo venezolano que  le había confiado su esperanza de acabar con esa plaga mala de la miserable y detestable oposición fascista.  Su bondad era tan inmensa que una vez de vuelta y asumido el control del poder, el generoso Chávez terminó perdonando a los traidores golpistas,  cuando en realidad debió entregárselos al pueblo para llevarlos al paredón de la justicia popular.

          Otra fuera la historia si a los golpistas, esos que  hoy acompañan al payaso y hacen circo en a la Asamblea, se les hubiera aplicado la justicia popular. Lamentablemente no fue así y se les perdonó la grave falta de atentar contra la vida y la estabilidad de la República. Precisamente, por no haberlos juzgado con todo el peso de la ley, ahora andan disfrazados “demócratas”, cuando en realidad son unos confesos farsantes de la política y unos traidores de la patria.

          Esa es la verdad que hay que decir unas y mil veces, porque no podemos quedarnos callados en estos momentos de conspiración y guerra. Aquí no estamos en una lucha política convencional, sino que, tanto el gobierno como el Estado,  están siendo atacados en diferentes flancos. Inclusive, hasta el mismo partido socialista está siendo  atacado con métodos sucios y desleales por parte de esa cofradía que es la MUD. Al gobierno lo quieren dejar ver como inoperante y a todos sus funcionarios como corruptos de alto calibre. Hasta el propio Presidente lo quieren dejar ver como no apto para gobernar. Miserable oposición golpista y asesina que con tal de conquistar el poder son capaces de venderle el alma al diablo y no respetan las reglas del juego político.

          Casi se nos va abril y los meses que vienen serán duros, porque la “guerra de alimentos” se va arreciar, donde  pareciera que la estrategia perversa de los grupos opositores es llevar la escasez y la especulación hasta los niveles extremos, hasta ahorcar de hambre al pueblo venezolano, con las consecuencias colaterales de un posible desenlace final, que bien pudiera ser el enfrentamiento y el choque entre los opositores y los chavistas, que marcaria el inicio de una guerra civil.  Ojalá no lleguemos a esos confines y así poder seguir recordando que nuestro gran compromiso es con la verdad y la justicia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1408 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a226811.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO