La Asamblea Nacional de la MUD

Hemos dedicado tiempo a observar las sesiones de la Asamblea Nacional de la MUD y hemos quedado horrorizados escuchando las mentiras más burdas sobre la realidad venezolana generada por ellos mismos en su afán de acabar con la Revolución Bolivariana.

Los 109 diputados de la coalición opositora han mostrado las pezuñas del lobo feroz; es la pelambre de AD, partido que pertenece a la burguesía liberal venezolana, dirigido por desclasados y viejos arribistas de la política venezolana; COPEI partido que pertenece a la burguesía conservadora venezolana dirigido por desclasados, curas y monaguillos agrupados en iglesias universidades católicas y colegios privados; Primero Justicia partido de la burguesía fascista venezolana dirigidos por desclasados patiquines egresados de la UCAB y de Tradición Familia y Propiedad y del Opus Dei, algunos pertenecen a la burguesía; Voluntad Popular partido de la burguesía más fascista y por ende terrorista dirigido por algunos hijos de un sector de esa clase que se cree dueña de Venezuela y que el pueblo trabajador vive alquilado; y un Nuevo Tiempo partido de un sector de la burguesía liberal resentido con los burgueses adecos; éste derivado está dirigido por analfabetos filósofos como Manuel Rosales, por imbéciles insoportables como Elías Mata y hasta por un bribón como William Barrientos, todos desclasados rogando ser aceptados como iguales en el Club Náutico.

Los ciento nueve diputados de la MUD dirigidos por el señor Allup se configuran hoy como un poder de Chantaje Nacional. Sin ningún pudor éstos enemigos de la patria venezolanos y sirvientes arrastrados a los obscuros intereses del capital financiero transnacional controlado por las fuerzas imperialistas más perversas, han desvirtuado a la asamblea nacional como uno de los cinco poderes del Estado emanados del sufragio, para convertirlo en una subasta que le ofrece mamotretos de leyes para que la Banca y todos los negocios del capital financiero se roben los dineros del estado y hundan por completo en la miseria a la clase obrera.

Este jueves pasado el deleznable diputado Borges presentó su ya famosa Ley de propiedad de la Gran Misión Vivienda, que fue aprobada en primera discusión. Hemos dichos que con subterfugios leguleyos esa ley es el instrumento para que la banca, es decir sus dueños, se roben más o menos de 3,5 billones de bolívares al tiempo que arrojan a la calle un poco más de un millón de beneficiarios de esa magna política pública concebida por Hugo Chávez, y que diera a cada pobre a cada familia de escasos recursos una casa digna para vivir.

El Chantaje Nacional ha podido verse desde las primeras sesiones: hace pocos días la bancada patriota proponía la aprobación de una nota de protesta al gobierno de España, debido a las infelices declaraciones del fascista Mariano Rajoy sobre Venezuela. El Chantaje Nacional aprovechándose de la mayoría de sus ciento nueve diputados negó la posibilidad de que la asamblea nacional le hubiese prohibido a España inmiscuirse en los asuntos internos de nuestra patria. Este hecho viola el artículo 1 de la CRBV que textualmente dice: "La República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente y fundamenta su patrimonio moral y sus valores de libertada, igualdad y paz internacional en la doctrina de Simón Bolívar el Libertador. Son derechos irrenunciables de la nación la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional".

Así mismo el artículo 1 de nuestra constitución establece que ningún venezolano puede ser anti Bolivariano porque esa aberración lo llevaría a entregar o a vender nuestra soberanía, autodeterminación e independencia al mejor postor, ya que estos principios de la nacionalidad venezolana se fundamentan en la doctrina de Simón Bolívar.

El Chantaje Nacional está actuando fuera de la legalidad constitucional y por tanto ha perdido la legitimidad que el voto favorable que la elección del pasado 6 de diciembre le diera.

El Chantaje Nacional sigue en su conducta despatriada y proyankee violando en la mayoría de sus actuaciones la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Su lamentable actuación la descalifican ante la soberanía popular única depositaria del poder original y constituyente.

El Chantaje Nacional intensifica desde el hemiciclo la agresión económica que el imperialismo lleva adelante sobre la clase obrera. Se empecinan en seguir nombrando las colas para sadiquiar el dolor pueblo con sus propias y horripilantes criaturas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 923 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a222269.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO