Los laberintos políticos de la oposición apátrida de la Asamblea Nacional: ¿Vacío de poder legislativo?

Bajo el más claro irrespeto u desacato a los Poderes Públicos Constitucionales el oficialismo apátrida de la Asamblea Nacional liderada por Ramos Allup, además de Simón Calzadilla, segundo vicepresidente y primer vicepresidente, Enrique Márquez sustentándose en la idea que “no desacatarán el pueblo de Amazonas” así como indicó que la sentencia del TSJ que suspendió la proclamación de los asambleístas es inaplicable porque vulnera la voluntad ciudadana expresada en los comicios del 6 de diciembre, por lo que no acatarán la sentencia de la Sala Electoral Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, generándose un conflictos de los Poderes Públicos a inicios del año 2016.

LA DESOBEDIENCIA A LA AUTORIDAD Y LAS LEYES

Constitucionalmente la desobediencia a la autoridad, al Tribunal Supremo demuestra que existe un “Vacío Legislativo, dado que todas las decisiones que tomen son írritas y nulas ante el Poder Judicial, puesto que no reconocen la impugnación legal de los procesos electorales en Amazonas, la oposición oficial de la ultraderecha de la Asamblea Nacional cargan al chavismo, al PSUV la decisión del Tribunal Supremo.

Pero lo más grave de la decisión de no rectificar por parte de la ultraderecha es no reconocer los actos del Poder Judicial, poniéndose de espalda a uno de los Poderes Constitucionales, por lo que están dando “un golpe institucional”, desconociendo la institucionalidad del Estado u la Constitución. Asi pues de acuerdo al Tribunal Supremo, son “nulos todos los actos de Asamblea que se dicten o hayan dictado mientras no se desincorporen los diputados en cuestión”. 

¿Pero que significa, que un Poder Público, como el legislativo se halla en desacato, tendrán sanciones para ello, el desacato al contenido de la decisión número 260 del 30 de diciembre de 2015, a los fines de su inmediato cumplimiento, es decir, la desincorporación inmediata de los ciudadanos Nirma Guarulla, Julio Haron Ygarza y Romel Guzamana, lo cual deberá verificarse y dejar constancia de ello en Sesión Ordinaria de dicho órgano legislativo nacional? La ley Orgánica de Amparo Constitucional sobre Derechos y Garantías Constitucionales en sus artículos, 29 señala que “El Juez que acuerde el restablecimiento de la situación jurídica infringida ordenará, en el dispositivo de la sentencia, que el mandamiento sea acatado por todas las autoridades de la República, so pena de incurrir en desobediencia a la autoridad. Además de acuerdo con el 30: Cuando la acción de amparo se ejerciere con fundamento en violación de un derecho constitucional, por acto o conducta omisiva, o por falta de cumplimiento de la autoridad respectiva, la sentencia ordenará la ejecución inmediata e incondicional del acto incumplido. Termino con el artículo 31: 31. Quien incumpliere el mandamiento de amparo constitucional dictado por el Juez, será castigado con prisión de seis (6) a quince (15) meses.

Sepamos que de acuerdo con Luisa estela Morales, exmagistrada, del tribunal Supremo de Justicia, estos diputados tienen legitimidad, pero no legalidad, vale decir una legitimidad viciada de origen hasta tanto el Tribunal no decida lo contrario, mientras tanto no son legales por los posibles vicios dentro del proceso de votación electoral. Por otra parte; María Corina Machado indicó que “esos magistrados designados inconstitucionalmente que producen sentencias fantasmas a medianoche tengan algo claro: la nueva Asamblea Nacional tiene la potestad de corregir sus propios actos si están viciados de inconstitucionalidad. Para eso se requiere mayoría absoluta (1/2). La Asamblea Nacional con Mayoría Absoluta (1/2) puede (Y VA A) revocar designaciones viciadas de magistrados y otros funcionarios”.

Ahora sí que de verdad, se subió la gata loca a la batea, nos está diciendo MCM que los actos viciados inconstitucionales de la Asamblea Nacional ella lo autocorrige, solo que necesita de la aprobación del Poder Ciudadano, para derogar el Poder del tribunal Supremo de Justicia, previo procedimiento que ignora MCM, apenas llegada la Oposición ultraderechista a la Asamblea Parlamentaria pretende constituirse en un suprapoder, por encima de las instituciones del Estado y la Constitución, de manera que la ultraderecha venezolana amenaza con invocar la soberanía popular, solo que ella no tiene organización popular, tan solo mercenarios, células golpistas, paramilitares y células durmientes, guarimberos y gobiernos imperialistas, que les apoyan, pretendiendo invadir el país, violando la soberanía nacional.

LA GUERRA CONTRA EL PODER CONSTITUCIONAL

Mientras tanto, el diputado Alfonzo Marquina, propuso una Comisión Parlamentaria de consultas para con abogados y autoridades universitarias a los fines de cuestionar los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, para continuar con una especie de golpe de Estado al Poder Judicial continuado para fijar posición respecto a la forma como se escogieron en diciembre los representantes del Poder Judicial, para cuestionar como dijimos, la legalidad de los mismos y por tanto justificar la legalidad de la Asamblea por encima del tribunal Supremo, como una especie de Suprapoder.

Con estas razones, en el mismo orden de ideas, el diputado Freddy Guevara aseguró que la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) no tiene potestad para decidir sobre la Asamblea Nacional, que es que un poder elegido “a dedo” por la Asamblea Nacional anterior, y que está por encima de otro electo por la voluntad popular. “Unos magistrados no están por encima del pueblo”, es evidente que estamos en presencia de un golpe continuado, de los recién electos diputados electos por el pueblo, en desacato de la Constitución electa por el pueblo, del poder ejecutivo electo por el pueblo y de todo el ordenamiento jurídico en vista hacia una guerra civil.

El mencionado diputado hace un llamado, a “los simpatizantes de la oposición a que estén atentos con las decisiones que tomará la Mesa de la Unidad, las cuales destacó que están siendo bien pensadas”, la insurgencia de la sociedad civil, apoyadas por fuerzas extranjeras, por mercenarios paramilitares, guarimberos urbanos, llamados a defender “la voluntad popular” según los caprichos de estos diputados llamando a desconocer el ordenamiento legal, ya que constituye la piedras de obstáculo para ejecutar sus voluntades de espalda l pueblo, defender sus privilegios.

El problema es que la norma constitucional fue previa al 6 de diciembre en que la oposición ultraderechista fue electa por mandato popular, quiere decir que existe un ordenamiento legal previo, anticipado que no comprenden la ultraderecha venezolana de la MUD, están en un laberinto político para ejecutar el prometido cambio, el giro hacia la derecha, hacia el neoliberalismo a cuenta de que el pueblo habló, cuando ellos nunca, acataron la voluntad popular, siempre se mostraron en resistencia y desobediencia civil, ahora invocan la soberanía popular como lo hace MCM cínicamente.

Ahora luego de ofender la dignidad nacional, la identidad bolivariana de la Patria, expulsado el Retrato de Bolívar, el rostro más originario hecho por la ciencia y la tecnología en 3 D,  desvelado por Chávez el 24 de julio de 2012, tras el trabajo científico y tecnológico realizado por expertos luego de la exhumación de los restos de Bolívar en 2010”, (no olvidemos al diputado William Barrientos, con la bandera al revés el día de la instalación de la Asamblea Nacional) arremeten contra el Tribunal Supremo de Justicia, desafían al Poder Ejecutivo con derrocarlo vía constitucional en seis meses demostrando que no precisamente desean dialogar con los poderes públicos, han desafiado a todos los poderes, desconociéndolos, laberinto que veo la manera de salir de este, no veo manera como la Asamblea Nacional pretenda gobernar, legislar sin reconocimiento institucional, arropándose con la cobija de la voluntad popular de acuerdo a sus intereses, desconociendo a su vez a los mismos.

EL SUPRAPODER DE LA ASAMBLEA APATRIDA Y EL VACIO LEGISLATIVO

Mientras tanto esto ocurre en el país, los Estados Unidos en su gobierno representado por Obama, hace un llamado a sus aliados a presionar al gobierno de Maduro, a respetar la voluntad popular, no la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la institucionalidad creada por ella, los mecanismos previamente creados, invocan la separación de los poderes públicos pero a su vez afirman “La oposición venezolana obtuvo el 6 de diciembre 112 de las 167 curules que componen el parlamento unicameral, lo que le da amplios poderes para designar y destituir funcionarios de los otros poderes públicos”, es decir que el gobierno de los Estados Unidos pretenden que la Asamblea designen a dedo el resto de los poderes de manera inconstitucional, pasando por encima de la Constitución vigente.

¿Qué busca la oposición enfrentándose a todos los poderes públicos? El laberinto de “La ingobernabilidad del país”,, facilitar a otros países la intromisión de los Estados Unidos en los asuntos internos, asi lo hicieron en Irak, en Libia, Afganistán, invocando la defensa de la democracia y los derechos humanos, buenas intenciones humanistas, el orden, ellos, la ultraderecha procura la crispación social, la confrontación entre la sociedad chavista y no chavista, ya el retiro del Cuadro de Bolívar significó una provocación al pueblo chavista, para arremeter contra los diputados de la Asamblea, en especial contra su primera autoridad, Ramos Allup, el provocador de oficio.

La oposición busca “desesperadamente cambiar” el Estado, saltarse la vía constitucional, “cambiar drásticamente la brújula del Estado”, la independencia nacional, soberanía nacional, los valores democráticos e identidad bolivariana, la verdadera esencia de la política opositora, el neoliberalismo, para volver a imponer una política contraria a los intereses de la nación con visos de legitimidad.

Por esta realidad conflictiva, otro laberinto es el de discutir y aprobar “la ley de amnistía para los políticos presos”, no veo la manera de su ejecución en caso de aprobación si la Asamblea Nacional sabiendo que desconoce el poder Ejecutivo, asimismo el Poder Judicial, solo un Supra Poder pretender apelar la Asamblea Nacional, el poder de los Estados Unidos y sus aliados hemisféricos, Colombia a la cabeza.

Finalmente; los diputados de la Asamblea Nacional piden se respeten la Constitución pero ellos no la acatan, exigen la Fuerzas Armadas sindéresis acatamiento pero ellos no reconocen el Tribunal Supremo de Justicia, ni ninguno de los Poderes Públicos, por eso no veo como ejecutarán las decisiones que asuman, ellos esperan el “Choque de Poderes”, mientras el pueblo expectante ve hacia donde se inclina los poderes públicos, los legisladores de ultraderecha se extralimitan en sus funciones, por cuanto la Constitución Bolivariana le es un contrapeso, de allí que se planteen “la transición constitucional”, el desmantelamiento del poder popular, de la soberanía popular, del pueblo participativo y protagónico, de los valores democráticos del socialismo del siglo XXI, destruir el Estado social de derecho y justicia, suprimir el hilo constitucional venezolano con desacatar los Poderes Públicos, la Constitución y todo el ordenamiento jurídico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1355 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a221073.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO