Se desatan los demonios burgueses

Los Voceros políticos de la derecha ya ni siquiera disimulan a la hora de hacer llamados a derrocar el gobierno de Maduro. El asesinato moral de los principales líderes de la revolución, fundamentalmente Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, es un plan muy bien estructurado que ha permeado a sectores que se hacen llamar de izquierda. "Pruebas" van y vienen, supuestas pruebas elaboradas con el método burgués de: "crean en lo que digo, sin preguntarse si es cierto o falso, somos los dioses de los medios que te ("Des- Informamos") "... Es la estrategia de la burguesía, por eso aparecen denuncias hechas por personas de dudosa reputación donde el principal blanco de ataque es nada más y nada menos que la cabeza visible del PSUV, Diosdado Cabello, el mismo que ha logrado articular una férrea línea de defensa de la revolución bolivariana y el presidente Maduro en todos los ámbitos, civil y militar. Pero hay más razones sustanciales para "acabar" con Diosdado... De un tiempo a la fecha viene planteando una batalla frontal contra las infiltraciones en la revolución bolivariana, desviaciones que terminan en convertirse en mafias de la corrupción que desangran al estado y alejan la construcción del socialismo. Así que por un lado se ataca con los voceros reconocidos de la derecha y por otro lado se profundiza sobre la división de las fuerzas revolucionarias, un anhelo que enloquece a la derecha venezolana y sus promotores imperialistas, no es casual el anuncio en los medios de la burguesía de supuestas divisiones entre "Maduristas y Diosdadistas", algo absurdo, pero que cumple el objetivo de minar la fortaleza de toda revolución: La unidad del pueblo.

Mientras, personajes como María Machado y Antonio Ledezma plantean la "salida urgente" del reeeeegimen, los falsos izquierdistas atacan desde el lado de adentro, los corruptos se chorrean y en secreto afirman que esto debe caer, aunque salgan con su camisa roja rojita a cuidar sus espacios dentro del estado burocrático y del PSUV ahora que hay elecciones internas. Es una combinación macabra que solo busca debilitar los cuadros de la revolución para justificar una violenta salida que pasaría por el asesinato físico de los principales dirigentes de la revolución y que cuando esto lo logren, gracias a dios que los deseos no empreñan, en el imaginario popular se "justificaría" la caída de "los corruptos", este es realmente el fin último de la burguesía y el imperialismo.

Ya los factores que han sido golpeados por la lucha contra el contrabando y la especulación se mueven en este sentido, le declaran la guerra al gobierno, le desaparecen los alimentos, esconden la medicina, saquean los dólares, es decir, atacan al gobierno en todos los flancos. Pero volvemos a lo de Diosdado; desde que éste comenzó a referir la necesidad de la construcción de los hogares de la patria, la estructuración de un partido de masas que gobierne con millones de voceros en los espacios que abarcan las UBCHs, ahora los círculos de lucha, la derecha inició su chorreada, no lo pueden tolerar, eso sería la consolidación de un nuevo estado, un estado revolucionado, sin la visión divisionista conque la derecha catalogó y definió la llamada "descentralización", una descentralización que solo se limitó a repartir el poder pero que no pasara de gobernaciones y alcaldías. ¿Qué propone el PSUV, a cuya cabeza está Diosdado? El ejercicio de la democracia participativa y protagónica de manera directa por el pueblo, incluso el pueblo opositor que es muy distinto a los burócratas que se aprovechan de posiciones en el estado para joder la revolución, o sea, los escuálidos infiltrados.

Todo este conjunto de decisiones políticas llevan a que la derecha se plantee lo más pronto posible una salida violenta contra Nicolás Maduro y todo lo que huela a chavismo. Los planes por dividirnos no se detienen, seguramente hay mucho dinero detrás de estos planes, el deber de un revolucionario es darle una lectura adecuada al momento político que vivimos y cerrar filas del lado de la revolución y sus líderes. Que existen errores en la revolución, claro que si, en su gran mayoría impulsados y protegidos por los infiltrados, los aprovechadores, los usureros y oportunistas que se han lucrado perteneciendo al chavismo, negar esto es un absurdo, de allí la importancia del llamado del partido a consolidar la revolución del pueblo dentro del PSUV.

No es para menos, la burguesía, que se informa bien, sabe que si del PSUV se apropia el pueblo revolucionario su pan de piquito se termina, de allí su desespero terrible. Si el PSUV está en manos de los cuadros comprometidos con la revolución y no con grupos, la revolución dará un salto exponencial en todo el país; ya no serán unos burócratas cuidando sus intereses particulares, será un pueblo entero haciendo revolución. Algo así ahoga a la derecha y le dejaría sin piso político, ante ese escenario ellos proponen darle "el golpe a la lampara" desatando los demonios de la burguesía.

Solo basta observar lo que escriben y declaran, siempre planteando una salida antidemocrática, al margen de la constitución, en contra de la FANB, el poder popular y todo tipo de organización colectiva que propugne el cambio del estado hacia un estado revolucionario e instrumento de dicho cambio.

Ante este escenario lo importante es alertar al pueblo, activarlo y organizarlo para derrotar los planes de la burguesía, esto no es posible si no logramos profundizar el socialismo... Convertir al pueblo en pueblo militante, disciplinado y organizado para construir el sueño... la patria chavista



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1410 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor