Mi palabra

¿Arrugó María Corina?

Nunca es durable lo que es violento y
es violento todo lo que es malo e injusto
Fray Luis de León

En una panadería de Barquisimeto, muy temprano en la mañana, casi, se prende una de las acostumbradas discusiones; un señor, después de haber desayunado, agarró un diario, espero pacientemente, que lo atendieran para pagar, aprovechando el momento para lanzar una expresión, después de haber visto uno de los titulares ¡María Corina, empezó arrugar!. Esas cortas palabras provocaron risas en dos o tres de los presentes. La mayoría se quedó mirándolo con los ojos llenos de rabia. Una señora, se le acercó muy seria, tratando de apoyarlo: “No solamente arrugó, se está consiguiendo lo que nunca se había imaginado: un pueblo ansioso de vivir en paz, con una situación económica bastante difícil, a la que ella ayudó a empeorar con las guarimbas” .

Todos se vieron las caras, pero, más se sorprendieron, cuando hablo nuevamente, con mucha paciencia, reflejando mucha tristeza en su rostro: “yo, perdí en esas guarimbas a un hermano, totalmente inocente de la situación, andaba ganándose la vida en una calle de Caracas”. Todo terminó en silencio, como acompañando a la señora en su recuerdo.

Esto es el resultado de un periodo de hechos violentos, iniciados el 12 de febrero en la hospitalaria ciudad de San Cristóbal, entendiéndose a una parte importante del país, como candela atizada por los fuertes ventarrones de marzo. Esto sirve para recordar el vocabulario utilizada por María Corina Machado, desde esa fecha, hasta el pasado domingo 8; si, lo comparamos con el antes y el después de Henrique Capriles Radosnky, nos encontramos con una gran coincidencia y los mismos resultados: muertos, destrucción para luego presentar la misma cara de inocentes, la típica reacción de los niños malcriados, tiran la piedra y esconden la mano, presentándose como si no hubieran quebrado un plato, apoyados por el concierto mediático, orquestado desde el exterior, empeñados en sacar al Presidente Nicolás Maduro, por la fuerza, cuando todos sabemos, que existe una vía democrática, garantizada por la constitución a través de un organismo electoral, auditado y avalado por organismos internacionales.

La señora Machado, de la noche a la mañana cambio el discurso violento y agresivo, con el cual incitó a muchas personas a salir a la calle, llevándolas por el camino equivocado; tratando de crear las condiciones para derrocar al gobierno, destruyendo todo lo que conseguían a su paso, repitiendo hasta la saciedad la mentira más grande de los últimos años en nuestros país: las supuestas “manifestaciones pacíficas”. Esas arengas cargadas de odio y desesperación están quedando en el pasado; el papel de paloma mensajera, y no precisamente de la paz, un día aquí, y el otro allá en la tierra de la cordialidad San Cristóbal, llevaron a un pueblo laborioso, a una verdadera hoguera llena de tragedia y calamidades, quedando claramente demostrado su papel protagónico en esos días violentos, trastornando la calma de esa hermosa región.

Cuando el señor, en la panadería dice, que la Machado está arrugando; expresa su opinión basado en la manera tan dócil, como se presenta últimamente en los actos públicos; todos sus arrebatos de rabia, para no decir otra cosa, se empiezan a desvanecerse; todo cambia con los giros, que da la situación, como dice el poema; ahora no está llamando a incendiar el país; empieza a ver nuevamente la frustración, producto por supuesto de la cantidad de errores cometidos, quedando al descubierto todas sus malas intenciones; su mensaje tiene otros matices, lo dejo ver de una manera muy clara, cuando intervino en el último acto realizado en Caracas (Chacaíto), fueron pocas las palabras, pero, cargadas de veneno, tratando de sacarse la piedrita del zapato: el magnicidio, y el golpe; negado a primera instancia ,burlándose para tratar de tapar algo muy claro y evidente, como el gato cuando le echa tierra al excremento, para no quedar descubierto

Ahora, pretende agarrar otro camino; empiezan hablar de elecciones anticipadas, de referéndum, andan buscando pisotear la constitución, como si aquí no hubiera pasado nada; siguen creyendo, que el pueblo olvida; las experiencias de los últimos años en los procesos electorales, son muy claras y contundentes, están a la vista de todo el mundo; solamente han salido victoriosos en una ocasión, a pesar, que nunca la situación económica ha estado color de rosa. Esas nuevas propuestas, son lo que el pueblo califica “pancadas de ahogado”; han fracasado con los intentos de golpe; se apagan las guarimbas y empiezan a llevar nuevamente en la frente la palabra utilizada sabiamente por el fallecido comandante Chávez para identificarlos “escuálidos”; la prueba más contundente fue la concentración del domingo, tan escuálida, que ningún diario hizo alguna reseña; la Corina empieza a perder “valor” para los medios, como se extinguen los revoltosos y violentos de las calles caraqueñas.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1488 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a189725.htmlCd0NV CAC = Y co = US