Quiero un Golpe y Ver al Zángano del Embajador del Vaticano

Más que la intención de comunicar una ida en esta nota, creo más bien que  abordo varias situaciones que me tienen desconcertado. La actuación del liderazgo central el PSUV me trasmite esa sensación de desconcierto.

Bolívar no hubiese querido una guerra con España que lo dejó enteramente arruinado y corrido del país que liberto. Tuvo que ir a la guerra y tuvo que existir una batalla de Carabobo.

La dirigencia del PSUV luce a veces muy ingenua. Uno no llega a saber, si es ingenuidad o es otra cosa. Se cansa de piropear a una mujer (MUD) que sabe que le será infiel. Insiste en eso.

Creo que no estamos en las mismas condiciones que llevaron al golpe de Estado del 11-A. No lo estamos porque (entre otras razones) en aquella oportunidad la oposición tenía fuerza en la calle. No es que ahora no tenga,  ahora tiene más dólares que fuerza política. La oposición tuvo su oportunidad el 11-A y se fue por el golpe de Estado. Esa oportunidad le duró muy poco tiempo. El pueblo luego le brindó al liderazgo del proceso una excelente oportunidad y la dirigencia del proceso subestimó o no valoró suficientemente la oportunidad que le ofreció el pueblo y abandonó el ejercicio del poder y de  la política. La dirigencia  (y se incluye a Chávez)  se transformó en un convento con su respetivo confesionario y todo fue perdonado: Todo.

Ese perdón incluyo todos los miembros de la CEV que fueron artífices del golpe, a los medios de comunicación. Carmona, que fue el más pendejo, pasó unos días encanado y luego se nos fue.

Hoy acabo de leer en un  medio de circulación nacional (versión digital), una noticia que nos despejó mi desconcierto; muy al contrario, incrementó mi idea sobre la ingenuidad de este PSUV. La  noticia[i] recoge un encuentro del Papa Francisco con la esposa de Leopoldo López.

Una pregunta ingenua: ¿Cómo se consigue una audiencia con el Papa? Creo tener una respuesta igual de ingenua. No se encuentra una audiencia con el papa sin la intervención directa de la CEV y el concurso efectivo del embajador del vaticano (Aldo Giordano) que está en la mesa de diálogo. Más claro que eso nada y más pendejo que nosotros nadie. Mientras tenemos un embajador del vaticano que juega al golpe y contribuye con eso, ese miso sujeto, que nada tiene que envidarle Urosa,  su humanidad  y cercanía a Cristo no le ha dado para que los familiares de los degollados, apuñaleados y  con tiros certeros en la cabeza,  tengan también esa oportunidad para clamar justicia ante Dios. Esa es la iglesia y embajador que tenemos: Golpista

Para terminar este merengue digo; Si Diego Arria y María Corina desean dar un golpe y estamos preparados para eso, quiero el golpe, porque puede ser una nueva oportunidad que podemos aprovechar mejor que la primera vez. Si EEUU usa a Diego y María Corina para el Golpe, quiero ese golpe y quiero verle la cara al golpista Aldo Giordano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1463 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /oposicion/a188940.htmlCd0NV CAC = Y co = US