¿Mediación del Vaticano?

A raíz de los sucesivos actos terroristas que la ultra derecha venezolana ha impulsado en los últimos meses, con la clara intención de derrocar el gobierno constitucional del Presidente obrero Nicolás Maduro, se ha generado hacia el exterior una campaña feroz de desprestigio de la Revolución Bolivariana.

Internamente, los propulsores políticos del terrorismo, están claramente identificados, son la ex diputada de rancio abolengo, el alcalde mayor de Ccs y el convicto fascista que dirige un partiducho de extrema derecha.

Los fascistas criollos recurren al viejo expediente de utilizar a los estudiantes de derecha como punta de lanza de sus planes subversivos, es obvio que los mal llamados “líderes estudiantiles” son sujetos formados en el exterior con financiamiento y metodología del gobierno gringo que persigue crear las condiciones para la intervención extranjera en Venezuela.

En paralelo, la ultra derecha nacional e internacional, se alinea para atacar inmisericordemente al gobierno legítimo, al pueblo chavista y a la nueva institucionalidad del Estado Bolivariano. Es por eso que vemos que la mayoría de los medios de difusión masiva no condenan, sino por el contrario ensalzan y estimulan las acciones terroristas que a diario cometen grupos fascistas locales junto a mercenarios extranjeros (especialmente para militares colombianos).

Las autoridades de las universidades autónomas al igual que las privadas vienen actuando al margen de la ley para favorecer los planes terroristas, la alta jerarquía de la iglesia católica igualmente está comprometida con este plan sedicioso (Basta recordar el reciente llamado de uno de sus jefes a constituir un gobierno de “transición”).

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro, la FANB, la A.N, el Ministerio Público, El Poder Electoral, el poder judicial y el pueblo chavista venimos actuando en estricto apego a los preceptos constitucionales de defensa del nuevo orden político y social que estamos construyendo desde hace 15 años.

Es nuestro deber, plantear serias dudas sobre la pertinencia de aceptar que sean voceros de El Vaticano quienes funjan como mediadores, testigos o facilitadores de un diálogo entre los grupos terroristas y el Gobierno Bolivariano. En 1er lugar porque el nuestro, es un gobierno legítimo que está siendo asediado con mecanismos terroristas para ser desalojado del poder por medios inconstitucionales y nuestros enemigos son sujetos que vienen desarrollando acciones al margen de la ley.

Por otro lado está claro que el Vaticano es un poder alineado desde siempre con los intereses de la derecha internacional, y nosotros como Revolucionarios no podemos confiar en nuestros enemigos históricos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1459 veces.



Enrique Arrieta Chourio

Militante de la Red de Organizaciones Afrovenezolanas y vicepresidente del Consejo Nacional para el Desarrollo de las Comunidades Afrovenezolanas.

 enriquearrieta@gmail.com      @ArrietaChourio

Visite el perfil de Enrique Arrieta Chourio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a185554.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO