Ideas guarimberas

  1. La “guarimba”, introducida en nuestra patria por allá por el año 2004, y que fue y es usada para causar malestar en la población, ha dado un salto tecnológico muy preocupante y ha dejado para el olvido su original objetivo para transmutarse en TERRORISMO. Ya no es “prender una candelita” aquí, allá, y más allá. Ahora es colocar guayas en las avenidas  y en las esquinas de calles importantes para que algún motorizado que tropiece con ella quede degollado en el sitio; ahora es fabricar “miguelitos” para que se espichen al menos dos cauchos de su carro y no pueda seguir su camino ya que tiene un solo repuesto; ahora los manifestantes saben cómo fabricar bombas caseras aliñadas con clavos de acero. Eso, amigos, es terrorismo.
  2. La diversidad, el tamaño y la disposición de los objetos utilizados en las “barricadas” nos alerta y nos confirma que lo que estos señores estaban “cocinando” era algo muy bien planificado y muy holgadamente financiado. Se ha talado un enorme número de árboles, con moto sierras eléctricas; se ha trasladado rocas gigantescas hasta el sitio de la tranca; se ha trasladado colchones viejos, lavadoras en desuso, cocinas destartaladas, camas y cualquier clase de chécheres que nos hace pensar en una logística de transporte, de maquinaria. Y eso, amigos, no es gratis.
  3. Tengo la feliz impresión de que los “golpes suaves”, los de “mecha lenta”, o los “golpes lentos” no son aplicables a nosotros los de la Patria de Bolívar. No estamos diseñados para soportar un mes y pico de guarimbas con la idea metida en la cabeza de que “nos están dando un golpe.” Los amigos de la oposición que aceptaron esa modalidad se aseguraron un golpe de BOOMERANG de su accionar. La guarimba ya ha originado reacciones contrarias de sus mismos seguidores, y en muchos casos los vecinos quienes habían cooperado en un principio ahora reaccionan desanimados porque no hay resultados prometidos.
  4. ¿Cómo vamos a dialogar con una generación de jóvenes que solo sabe decir “ a mí no me importa nada. Lo que quiero es que Maduro se vaya.”?

Diálogos imaginarios:

  • -Amigo, las guayas es un atentado contra la vida misma. Todo ser humano tiene derecho a la vida.

-OK. Yo soy un humanista. Y si ese Sr motorizado se degolló, a mi no me importa. Y si era Chavista, mejor. Yo lo que quiero es que Maduro se vaya.

  • -Mira. Pero matar es un pecado. Eso no es de cristianos.

-Bueno Yo soy bautizado y voy a misa todos los domingos. Pero a mi nada me importa. Lo que quiero es que los Chavistas se mueran.

  • -Pero, mire. Esa salida que usted quiere es un GOLPE de estado. Es inconstitucional. ¿Por qué no trabaja para el referéndum?

-Yo lo que quiero es una democracia real. Ese Maduro es un ilegítimo. Y ...”a mí no me importa. Yo lo único que deseo es salir de esta vaina sea como sea.”

Entonces, ¿Cómo dialogamos con ellos?

  1. Para bailar un bolero pegadito se necesita DOS, una pareja y si es dispareja, mejor! No tiene que ser una pareja de iguales, ni parecerse y ni siquiera que piensen igual, ni que vivan en la misma casa o cuadra o urbanización, ni tienen que estar uniformados, ni comer lo mismo. Lo que se necesita es que ambos estén dispuestos a dejarse rodear la cintura con el brazo, dejarse rozar la cara y oír con la música para seguir el paso del otro o del ritmo. Los opositores fascistas solo quieren bailar  con otro fascista. Entonces, ¿Cómo bailamos ese bolero que se llama Socialismo?
  2. A menos que el corazón sea bueno, toda oración es mala, no funciona, no tiene ningún efecto. En algunas urbanizaciones quienes empezaron a trancarnos la vía y quienes apoyaron el uso de guayas y Miguelitos, ahora se sientan en las noches, con velas encendidas a rezar por lo que pasa en Venezuela. Por favor, señores. Con Corazón malo, roto, lleno de odio No hay oración que valga.

Adiós, amigos. Sabemos que queda poco para que estas trancas se acaben. Pero sabemos que quedan los más peligrosos, los entrenados en guerra urbana, los paramilitares.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1399 veces.



Oswaldo Abarca

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor


Notas relacionadas