La hora de Rondón

En las próximas horas seremos primerísimos actores de la más importante acción liberadora de estos años duros a los cuales ha sido sometida la noble patria Venezolana. Es la hora de reafirmar la convicción de nuestro pueblo de darse el gobierno que desee y de reafirmar los rayos de soberanía que nuestro eterno luchador y comandante Chávez estableció como irrevocable derecho patrio.

Las trabas anunciadas por los terroristas, por los principales líderes políticos opositores, y a través de las redes sociales por desconocidos personajes, no impedirán que el derecho constitucional de expresarse libremente que asiste al pueblo venezolano, se materialice.

No es como dice uno de los enemigos del proceso Bolivariano y opinador de oficio (publicitado por la página de Aporrea) Sr. Javier Vivas Santana, que este acto será “la multiplicación de los sepulcros”, si no que será la multiplicación del amor que durante estos años ha sido esparcido sobre el pueblo venezolano; amor que se traduce en un millón setecientos mil viviendas construidas, tres millones de estudiantes universitarios en sus aulas, tres millones de pensionados, millones de becas estudiantiles universitarias, canaimitas para los estudiantes de educación básica, libros de texto y cuadernos al inicio del año escolar para cada estudiante de educación básica, cientos de deportistas de altísima calidad que deslumbran al mundo, etc.

Amor que se nota en el esfuerzo diario, desde el mismo inicio de su mandato, del actual presidente, Nicolás Maduro, por desactivar un golpe de estado en marcha constante desde el año 2014 y que ha llevado a la dirigencia opositora a desencadenar y propiciar el más insensible desabastecimiento en contra del pueblo, al evidenciarse su incapacidad política de ofrecer una alternativa democrática creíble que destrone la propuesta Bolivariana insuflada de solidaridad, amor, inclusión, igualdad de oportunidades, desarrollo tecnológico, soberanía, independencia, impulso agroalimentario, justicia social.

Esa ausencia de proyecto de país que les ha negado, como una consecuencia democrática lógica, el acceso al poder político, ha despertado en el ala opositora un demonio hasta ahora desconocido para todo el país y que providencialmente podría llevarlos a Miraflores: el demonio del terrorismo fascista, el demonio del paramilitarismo asesino.

El odio instalado en los corazones de muchos jóvenes por la manipulación mediática será muy difícil, y tomará años, de apaciguar, y, como dice el dicho, “quien siembra vientos cosecha tempestades.” Ese instinto destructivo y asesino, que ha llevado a turbas enceguecidas a “linchar” supuestos oficialistas, posiblemente será, en años por venir (Dios quiera que No), como un boomerang que, entonces, regresará a golpear a quien lo lanzó.

El formato terrorista ya ha sido aplicado en varios países con muy buena efectividad. Veamos el Chile de Allende, El Iraq de Saddan Husein, La Libia de Yasser Araffat, La Siria de Al Assad, en la antigua Yogoslavia, en Yemen, en Afghhanistan, en Pakistan. ¡Veámonos  en esos espejos! La Vieja y legendaria Iraq, llena de historia, de riquezas culturales inestimables, ahora desastrosa, destruida. El querido Chile, muchos años de dictadura Pinochetista tutelada desde el Norte. La legendaria bravura de los yugoslavos ha desaparecido, ahora solo queda “jirones”, pedazos, de ese antiguo país. Miremos a Siria, sola, destruida, pero resistiendo!

¿Por qué no cae Venezuela? Sencillo, camarada. Porque somos venezolanos, bravíos, amorosos, amantes de la paz, amigos del mundo, cooperadores del desarrollo latinoamericano, pero… decididos a ser libres e independientes.

Acudamos el Domingo a reafirmar nuestro amor por la paz y a decirle a todos que queremos ser libres y soberanos. Si nos trancan, si nos amenazan, si nos intimidan, saltemos las trancas, sonriamos y…constituyente “por el pecho”!

Esta no será La hora de Alejandro Izaguirre, un abogado que vive en USA con sueños de tumbar a Maduro, si no que será “La Hora de Rondón.”, aquel soldado que le dijo a Bolívar, se está perdiendo la batalla “porque Rondón no ha peliao”



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1061 veces.



Oswaldo Abarca

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor


Notas relacionadas