¿Al Comandante Chávez lo mató el chavismo?

Aunque el titulo parezca traído por los cabellos y hasta temerario, lo utilizamos precisamente para entrar a desmenuzar el juego mediático de la falange venezolana, que pugna por todos los medios de aumentar los escenarios de incertidumbre, que permitan apoyar las campañas de deslegitimación del liderazgo revolucionario que lleva a cabo a través de diferentes voceros, que alimentan las dudas sobre la nacionalidad del presidente Nicolás Maduro, su capacidad para gobernar y llevar adelante el legado del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías. Al mismo tiempo atacan a su entorno y a los líderes visibles del Partido Socialista Unido de Venezuela y sus aliados, colocándolos junto al liderazgo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, como sospechosos de traicionar el espíritu del máximo líder del bolivarianismo mundial.

No es nada fortuito, porque esto forma parte del libreto que desde la embajada de los Estados Unidos de Norteamérica, les dictaba la jefa de la oposición venezolana, curtida agente de la CIA, Kelly Keiderling, lo cual hacía a través de su subordinado Henrique Capriles Radonski, de acuerdo a lo revelado por el cable filtrado por Wikileaks y las declaraciones del doble agente Raúl Capote “Pablo” para Kelly Keiderling Franz, cuando era encargada de la SINA en la Habana (Oficina de los intereses de EE UU) y “Daniel,” para el Ministerio del Interior del gobierno cubano, para el cual trabajaba como infiltrado en la CIA, operación a través de la cual puso al descubierto de las verdaderas actividades de la mafiosa en Cuba, revelaciones que hizo al periodista español Javier Serrano en una larga y detallada entrevista, colgada en la red.

Es el mismo libreto que tenía para Cuba, financiado por intermedio de la NED y USAID, el cual ejecutaba través de fundaciones y ONGs, de los derechos humanos, culturales, de disidentes, como por ejemplo SUMATE, Observatorio de Prisiones, Mujeres por Venezuela, los Manitas blancas y otros tantos parapetos, que tienen la CIA, el Mossad y demás agencias criminales extranjeras infiltradas en el país, con apoyo interno de los vende patria, pitiyanquis, que fungen de cipayos del imperio, en ámbitos de las universidades autónomas, de asociaciones “gremiales” de profesionales y sindicales, movimientos estudiantiles, movimiento vecinales. Todo ello a través de compatriotas que se perfilan con algún liderazgo en determinada área y son reclutados por agentes como la Keiderling Franz y su red de espías nacionales cobijados bajo el manto de partidos políticos y de organizaciones de la ultraderecha venezolana.

Algunos caen víctimas de la falta de claridad ideológica y otros a consciencia del acto de traición a la patria que están realizando, pero que han sido formados para eso a través de los estudios de formación de liderazgos, realizados en el norte y Europa, financiados con dólares de la NED y la USAID, fachadas de la CIA, que actúan impunemente en muchos países latinoamericanos, incluyendo Venezuela.

Paralelamente a esto vienen las acciones de calles, que estamos viendo en todo el país, donde son paralizadas empresas básicas del Estado, los gremios docentes infiltrados por desestabilizadores hacen esfuerzos denodados para ver si pueden llevar a una huelga nacional de educadores de primaria y media y así avivar la llama en vías de extinción de la FAPUV y otras fachadas de la MUD, que intentan subvertir el orden en el país. Todo este entramado cuenta con el esfuerzo mediático, que va marcando la pauta.

Los medios de difusión se encargan de ir publicando la agenda, con predicciones de los rubros que van a desaparecer en el mercado, de las protestas, que están previstas para tal o cual día, con fuentes inciertas, que siempre las mencionan como “allegadas” a un sector o a voceros que prefieren el anonimato por temor a represalias, motines carcelarios, tranca de vías por vecinos anónimos que van a reclamar servicios públicos o promesas incumplidas.

Es que definitivamente no hay mayor conspiración que secuestrar la información y es lo que hacen los medios de comunicación privados, para crear escenarios de incertidumbre que vayan a incidir en la conducta humana. La información es un agente reductor de incertidumbre y cuando es secuestrada y sustituida por la falacia y los rumores, se convierte en un arma letal, para cualquier sistema y eso lo saben los motores de la guerra de IV Generación que están aplicando al pueblo venezolano, para justificar hechos criminales, como la especulación y el acaparamiento, para lo cual han reclutado aliados del propio pueblo, que los han convertido enemigos de sus iguales, como el caso de los buhoneros de alimentos.

Ese libreto incluye también la creación de medios electrónicos, “obreros”, sociales, culturales y gremiales, que ya están en la red y que sirvan para proyectar el supuesto malestar generado en la población por esa guerra económica y mediática, en busca de alentar una rebelión popular contra el gobierno revolucionario y propiciar la intervención extranjera, al generarse un clima de violencia e ingobernabilidad.

Pero para eso tienen que aplicar las recetas que les dan los Think Tank (Tanques pensantes del imperialismo), expertos en guerra sucia de cuarta generación. De allí viene el sonido trucado del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, donde de la manera mas fría y calculadora, utilizan la imagen y la voz trucada del Comandante Eterno, para tratar de exacerbar el dolor, el duelo que todavía el pueblo lleva dentro por la partida del conductor supremos del proceso bolivariano y mediante la manipulación expropiarlo del raciocinio y hacerle creer de manera perversa que el líder bolivariano fue víctima de sus propios compañeros.

El escenario para ese sonido trucado que han lanzado a las redes sociales, donde Chávez, dice que está vivo y que lo tienen secuestrado fue preparado desde el mismo momento que el presidente cayó en estado crítico de salud. No hay que olvidar, que montaron la matriz según la cual, Chávez estaba secuestrado por los hermanos Castro en Cuba, quienes querían imponer un títere para gobernar a Venezuela. Luego la continuaron, con la campaña de que el Comandante no había regresado al país, que no era cierto que estuviese en el hospital militar, después trucaron la imagen de la marcha con el féretro para insinuar que habían utilizado dos ataúdes para esconder el regreso del Comandante muerto desde la Habana, esto en vista de la procesión de millones de venezolanos que desfilaron ante el cadáver del líder para dar el último adiós, lo cual tumbaba la matriz de que estaba secuestrado en Cuba.

Dejaron quieta esa matriz y la tomaron con la familia y los líderes del PSUV, para presentarlos ante el pueblo, como cómplices de una maniobra para hacerse del poder que le habían arrebatado a Hugo Rafael Chávez Frías, como presidente electo de la República Bolivariana de Venezuela. El trabajo es no dejar morir los escenarios de incertidumbre, creados durante el corto proceso electoral para sustituir la falta definitiva del presidente. Ahora viene otro proceso electoral, signado por las dificultades que todos conocemos, y ninguna oportunidad mejor para revivir las dudas que sembraron en el imaginario popular, que ciertamente tocó a muchos compatriotas, pero esta vez de la manera más artera. Porque se trata de alimentar profundamente la duda que en principio no lograron concretar y para eso nada mejor que el sonido con la voz trucada del Comandante, para que salten al aire las preguntas capciosas: ¿Y si este video es viejo y ciertamente el Comandante lo gravó para pedir auxilio, pero no nos permitieron oírlo a tiempo? ¿ Y si en verdad, como en las películas de ficción, nos pusieron un doble en la urna y Chávez está vivo? ¿ Si está vivo lógicamente lo tienen los malvados cubanos?. Allí está hecho el mandado dicen los conspiradores, revivimos la incertidumbre sobre la muerte o no de Chávez y, de paso proyectamos hacía las bases del chavismo el odio que tenemos a los comunistas caribeños. Y finalmente cuantos votantes dudosos que están cercanos a la revolución; por su falta de claridad ideológica podrán llegar a preguntarse: ¿Al Comandante Chávez lo mató el chavismo?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3100 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: