¡Ay, padre Vidal Atencio, lo van excomulgar!

Padre Vidal Atencio, récele mucho a Dios y a san Onofre y báñese bien con agua bendita de las goteras abismales sin impurezas: a ver si los dos se apiadan de usted y de nosotros también y, a la vez se ensalma con el agua de fe rotativa, que lo vamos a necesitar o, de lo contrario nos vamos a quedar sin púlpito que auxilie a los desamparados, amigos y, líderes chavistas y, todo por su metida de pata política-religiosa de aceptar imágenes de venezolanos que asustan a la iglesia de su superiores que no le van a perdonar su pase al infierno de juntar santos y santas patronas con políticos y militares que no son bien recibidos por la santa iglesia de su devoción.

Fueron tres las faltas que se hicieron públicas en el estado Zulia que condenan sin perdón ni variante de gracia al padre Vidal Atencio, quien ejerce sus funciones de párroco en la iglesia Nuestra Señora de las Mercedes, en que por sublime consideración y benevolencia de monseñor (Jesús) Chulique, la filtró al público zuliano y algunos otros venezolanos nos pudimos enterar de la carta –por demás antagónica- enviada por monseñor Ubaldo Santana como jefe de Arquidiócesis de Maracaibo al presbítero en veremos que lo más seguro: no se escapará del Mea culpa alborozo, por lo que será castigado sin audiencia de consuelo ni de perdón por la cúpula de su iglesia. Cuya carta (todavía no ha llegado a sus manos) por posible extravío cómplice del correo por parecerse a “Un mensaje a García”.

Lo cierto es que al padre Vidal Atencio le cayó el cielo de su perdición por aire, mar y tierra y, es que no es para menos, cualquiera sea el ángulo opuesto desde donde se le mire, siempre se va a ver lo mismo que es tanto el peso que ahora pesa sobre la iglesia católica que acerca al padre Vidal a ponerse a ras con el “caprichoso” que desconoce lo que sea legal que no esté a su favor, aunque el padre Vidal su extralimitación, lo deja bien mal parado dentro de la vía católica y, la comparación con el “presidente” que no es, pero que quiere ser con Dios o sin Dios, lo que ha dejado a cambio en una esquina del ring de la publicidad sin balance al padre de las Mercedes al colocar o aceptar las imágenes del Libertador, del fallecido presidente Chávez y del actual gobernador del Zulia, Arias Cárdenas al mismo nivel del sagrario, lo que de por sí insulta y ofende el patrimonio de la eucaristía a ese nivel sin permiso y, no fuera del presbiterio como debía ser, por lo que la afrenta es grande sin posible auxilio de conformidad por los dogmas de la iglesia católica a decir de monseñor en su carta. Por lo que el presbítero Atencio debe soñar con un castigo ejemplar de no llegar al cielo por ahora. Con razón Macky Arenas y los demás curas del vecindario zuliano han pedido desde ya, la extremaunción de su castigo incorpóreo sin perdón y que sea juzgado sin jueces, sino por los diablos danzantes de yare con calor.

Se dice, desde Maracaibo en comunión abierta, que el padre Vidal Atención, se fue de bruces partidista, ya que esa misa no era para muertos, sino en recuerdo de los periodistas que celebraban su día por allá por el mes de junio, pero lo que más le aterra a monseñor Ubaldo Santana es que era un acto político de chavistas con el gobernador con doble presencia, por lo que su descontento es exponencial con base por demás múltiple con rabia oposicionista que le da razón de quejarse a través de una carta por abuso impermisivo que molesta a Dios y a él también y, lo tiene al borde de un eclipse astral desconsiderado que lo ha llevado a iniciar un procedimiento administrativo contra el presbítero Vidal Atencio que, además se lanzó como candidato a la Alcaldía de Maracaibo: como si se le hubiera metido el diablo político entre el cuerpo de su alma y, no contento con eso, aceptó y asumió, la dirección de Coquivacoa tv, sin permiso de él que es su pastor, por lo que abuso de confianza hay por demás. Aunque, monseñor Ubaldo Santana no critica al Nuncio que tiene buenas relaciones de negocio con Eduardo Ortigoza en el colegio Santa María Goretti.

No sólo eso, sino que no niega, ni enseña si es verdad que monseñor Gustavo Ocando Yamarte goza de permiso para dirigir un canal de televisión y una universidad. Verdad que no, monseñor Ubaldo Santa y, eso sí que molesta, ya que la salsa para adobar el pavo también le sirve a la pava, pero que ingratitud, hijo mío, dirá Ubaldo Santana: orando de rabia suelta a las orillas del Lago con miras al Catatumbo de su fe perdida contra el “régimen”. Y, Dios siempre en el medio sin voz ni voto.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4644 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a170278.htmlCd0NV CAC = Y co = US