No lo digo yo...lo dice Poleo

Capriles quiere ser el rey de la fiesta

Desde hace tiempo el periodista Rafael Poleo, conocedor, sin duda, de las triquiñuelas de la política venezolana, no ha parado de criticar de manera frontal a la oposición, sin que ello quiera decir que respalda al gobierno nacional, al cual adversa desde siempre. Sin embargo, desde el año pasado su dardo apuntó certero al joven Enrique Capriles Radonski, perdedor de las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre y actual gobernador de Miranda. No cesó Poleo el año pasado en dar alertas al entonces candidato presidencial Capriles, al considerar que la estrategia electoral que seguía el conductor del autobús del Progreso iba por un camino equivocado.

Entonces Poleo cuestionaba-en su diario El Nuevo País- esa estrategia electoral y sentenciaba: “la oposición marcha hacia el desastre con esa campaña boba”.

…“Ni Capriles, ni Briquet son brujos capaces de revolucionar el arte de ganar elecciones, sino que son dos buenos muchachos que le están echando pichón”.

No mucho caso, al parecer, le hizo Capriles ni Briquet a Poleo, este último mano derecha del ex candidato presidencial, quien tampoco atendió los reclamos porque su “agenda estaba siempre copada”. Pero Poleo no dejó de hacer sus llamados de atención, incluso con sobrenombres originales como cuando comparó a Capriles con “una Chayota”.

Les reiteraba que eran “unos mimados”. En fin, el avezado periodista se quedó con los crespos hechos. Ellos sordos, ciegos y mudos para Poleo. Los dotados políticos de la derecha no quisieron oír sus consejos.

No obstante, Capriles en alguna oportunidad, al ser abordado sobre el tema, dijo “no estar molesto con nadie”. Obviamente, él, como candidato presidencial, deseaba en ese momento- cuando se sentía en la cresta de la ola-estar alejado, mantener distancia con todo aquel que le quitara brillo o desarmonizara su plan. Se alejó incluso de Henri Ramos Allup (AD), de Copei y todos aquellos que le opacaran su emergente liderazgo y deseo de supremacía a Primero Justicia, partido que por primera vez estaba en la palestra, en la contienda por el máximo galardón, la silla presidencial.

Pero yo diría que más sabe el diablo por viejo que por diablo, como reza el dicho. Poleo decía la pura verdad…el autobús del progreso iba directo al barranco. Pero así es la casta de quienes siempre han tenido mucho…son soberbios y malcriados.

El mundo anda al revés. Ahora algunos ricos, miembros de familias adineradas, a quienes antes no les interesaba para nada la política, porque los gobernantes de turno les complacían en sus necesidades más apremiantes, resulta que se debaten cara a cara por tener, no sólo el control económico sino también el control político. Y en estos 14 años han ganado terreno algunos personajes, que ahora son actores principales en el marco de ese poder político. Algunos están al frente de gobiernos regionales y locales. Otros hacen vida en la Asamblea Nacional. Algunos son los mismos que actuaron en el Golpe de Estado del 11 de abril de 2002, en el Golpe Petrolero de diciembre de ese mismo año. Un liderazgo emergente, dederecha, radical, bueno para nada, porque aun no entiendo en qué favorecen a sus representados, cuando participan del circo que tanto critican en el Hemiciclo. Y en ese grupo hay personas efectivamente de las elites burguesas. De allí que su tarea es más de agitadores que de diputados.

Volviendo a Poleo, quien es sin duda un gran periodista, incisivo e inteligente, quien le ha dado por no dejarse amilanar por la indiferencia de Capriles y compañía. Este periodista y político, no ha bajado la guardia, para criticar duramente, no sólo a Chávez y a su gobierno sino además a la endeble oposición.

El año pasado Poleo advertía lo equivocado que estaban los jóvenes y líderes burguesitos de Primero Justicia. Y en su diario El Nuevo País, les decía; a Enrique Capriles y a Leopoldo López-refiriéndose a las críticas que ambos hacían al Consejo Nacional Electoral luego de perder las elecciones presidenciales, que “eso les pasaba por estar en lo suyo, que es consolidar sus liderazgos, y no en lo que le interesaba al país opositor, que es reconquistar la libertad y la democracia”.

Según Poleo al ellos criticar al CNE, “estarán denunciando la base de su pretensión, que es atribuirse los 6 millones y medio de votos que el CNE se dignó concederle a la Oposición”.

Y remató diciéndoles: “…la mayoría de estos votos fueron depositados en la tarjeta única que Capriles rechazó, violando, por cierto, el compromiso que todos tenían de integrarse a ella”.

Remató señalando en esa oportunidad: “Trampitas pendejas – pero dañinas – de muchachos que se creen más vivos que los demás. Por no hablar de la trampota que hay detrás de todo esto”.

En ese marco de dimes y diretes, del año pasado, y ahora ante una eventual y supuesta, posible, nueva elección presidencial, ojala así no sea, pero dependerá de la evolución de la salud del Presidente Chávez, desde hace rato, ya Capriles ha tomado posición adelantada. Se presenta sin resquemor y mediático como el líder de la oposición y algunos le dan la palmadita en la espalda, como Ismael García y el gobernador de Lara, Henri Falcón.



Y Poleo saca de nuevo su escopeta.

Este 19 de febrero el vetusto periodista, además de escribir en su leída columna, (Largo y profundo), dio declaraciones a Noticias24, en su versión radio, en el programa “Tuitmómetro.

Poleo considera que en los próximos meses “habrá unas elecciones presidenciales y sostiene que la oposición debe tener un candidato que apueste por la unidad, con seriedad y verdadera intención, dijo. “El país se los está exigiendo y quien no lo haga tendrá que pagar una factura política muy alta”.

Enfatiza: “los adversarios del Gobierno no se han “ganado” un puesto en la historia reciente porque han mostrado mezquindad, parece que como algunos dirigentes son jóvenes no les parece mucho que la actual gestión ya tenga 14 años, porque cuando ellos se vayan y se irán, seguirán teniendo 40 o 50 años, pero para el país es demasiado tiempo, en dos períodos más pueden desbancar a la nación, sería nefasto”.

Pero su virulencia contra Capriles no se contiene y ante su figuración como posible aspirante ante unos posibles comicios presidenciales, el director del diario El Nuevo País dijo: “No sé quién será el candidato, pero no hay ninguna razón para pensar que sea Capriles“. Al tiempo que recordó la cantidad de votos que partidos como UNT, AD y Copei aportaron a la oposición el pasado 7 de octubre en los comicios presidenciales.

Advierte: “Decir en una entrevista que los 6 millones de votos que obtuvo en octubre son de él (de Capriles) es un acto ventajista y de inmadurez, eso produce rechazo entre los otros partidos que le apoyaron”. Con este tipo de declaración queda evidente la desunión que hay en la mentada MUD.

Una de perla es cuando el periodista resalta “el actual gobernador de Miranda perdió la oportunidad en las pasadas elecciones presidenciales de obtener más respaldo, cerró las puertas a otros dirigentes. “Incluso traté de contactarlo para decírselo”, dijo.

Según Poleo el gobernador Capriles “está enajenando la voluntad de la vanguardia popular”. Es decir, que se impondría un candidato a dedo…el mismo dedo de los perdedores.

Remató Poleo:”el mismo Leopoldo López lo apoyó durante toda la campaña y ahora se desconectó, aparece en actos de manera individual”. Exhorta a Capriles: “Ojala rectifique y cambie de táctica”.

La certeza de Poleo es contundente: “el hecho que Capriles se sienta el candidato de la oposición, por llamarlo de una manera piadosa es infantil, quiere ser el rey de la fiesta y de esta manera no llegaremos a ninguna parte…de eso no se trata la política, es un joven francamente inexperto en la materia, independientemente de los buenos resultados que ha alcanzado como gobernador, y es lo que pido a todos los posibles aspirantes”.

Para Poleo la designación de una persona que represente a la oposición “es un debate delicado, todo el que intervenga tiene que hacerlo considerando la sensibilidad de los electores que no pertenecen a ese partido (es decir, PJ)”.

Lo que indica que tras bastidores los partidos aliados en la MUD están barajando otras opciones y no aventurarse a una derrota segura.

Poleo asegura que el excandidato presidencial Capriles “no se reunió” con los demás partidos que le apoyaron y asegura que él “tiene una aspiración hegemónica demasiado evidente”. Falta ver si los partidos que apoyan esa supuesta coalición MUD querrían nuevamente ser tontos útiles.

Poleo insta a la MUD. “Deben reunirse y lograr un consenso, porque sino qué pasa, que los demás no van a querer apoyarlo y se va a quedar sólo el candidato de la oposición”.

Entre otros temas, como las criticas al gobierno del presidente Chávez, su regreso y las que Poleo considera políticas económicas erradas del gobierno nacional, con muchas criticas, anticipa el porvenir de una oposición, la que considera tubo estrategias erradas y en su opinión quizás persistan.

Para su desventura él casi, diría yo, podría ser considerado como un Oscar Shemel, el de las encuestas, al que Capriles recién califico de “tarifado”, por anunciar una ventaja considerable de Maduro sobre Capriles, de darse una contienda electoral. El joven, al parecer, no acepta criticas ni de su gente.

Y otro tema, este jueves 21 de febrero Poleo, en un artículo titulado “La Tormenta en Puerta”, le echa candela al tema de la cubanización. Analiza la carta que Fidel Castro envió al presidente Chávez calificándola como “un documento histórico, texto para leer y releer”.

Dice: “Allí transparenta el control psíquico de Fidel sobre Hugo. El diabólico patriarca penetra la fisura espiritual del hijo querellado con el padre, ocupa el lugar de éste y como un íncubo en el joven soñador a quien instrumentaliza para sus fines de paranoico genial”, puntualizó.

En esas apreciaciones, ¿no se qué pensar de Poleo?...en el pasado, ocasionalmente, ¿justificaba? a Chávez diciendo: “Chávez es un muchacho grande…es rebelde…hace esas cosas sin mala intención…

Y en esta reflexión sobre la carta de Fidel Castro dice Chávez “es un soñador” y Castro “un paranoico genial” …¿Quién entiende a Poleo?. Bueno, sí se entiende…es profundamente anticastrista, antifidelista.

En este artículo el periodista, en el marco de su análisis, atribuye que “Fidel Castro le ha absorbido el seso a Chávez” y él, Poleo, no podía darle (a Chávez) lo que sí puede darle Castro, que es “la fórmula del poder total”, dice.

Esta aseveración la expresa Poleo según, en alusión a una supuesta petición de un “altísimo personaje del Departamento de Estado Norteamericano, quien le solicitó (en alguna oportunidad) hablara con Chávez”.

Volviendo a tierra. La oposición y lo sabe Poleo…no la tiene nada fácil, pero me atrevo a decir, que ante el petitorio de los partidos que agrupan a la MUD y que naufragan en el limbo…creo que dichos partidos no tienen mucha influencia… la mediática e intereses, dinerillo, nacional o internacional, es lo que manda en esa oposición, concentrada en PJ por ahora…y pareciera que Capriles ya tomó la delantera y está moviendo sus conexiones…¿o no? . Así que a Poleo sólo me queda decirle…que no guarde ese rifle (periodístico) y siga disparando.



Yumar81@hotmail.com

Periodista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1438 veces.



Judith León

Periodista e internacionalista.

 Leonjudith@gmail.com

Visite el perfil de Judith León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a159777.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO