Mi palabra

Diosdado y los chistes malos de la oposicion

¿Quién impide decir la verdad

en forma humorística?

Horacio

Una buena amiga muy dada a las risas y al buen humor, repite muchas veces sin preguntarle ¡Vivo ocupada, pero el miércoles en la noche no tengo tiempo, si no para ver el programa de Diosdado! Al día siguiente parece amanecer con las pilas recargadas, comentándole a la vecina muerta de risas las ocurrencias del conductor de la emisión televisiva, aunque esta también se da sus vueltecitas por los canales y se queda en algunas oportunidades prendida viendo las ocurrencias del señor del mazo, quien siempre está muy dado a desenmascarar las mentiras de los opositores, muy parecidas a unos chistes muy malos, pero aprovecha para convertirlos en motivos de risa muy compartidos.

Son tantas las mentiras de estos diseñadores de tempestades en medio del desierto, que no se pueden creer, aún, cuando con los cambios climáticos todo es posible; ya que, sus mismos seguidores son los primeros sorprendidos de tantas ociosidades y por eso la amiga, no esconde su fanatismo hacia el programa de Diosdado, y muchas veces complementa su opinión, sin adornarse mucho con el lenguaje, a pesar de sus años, como docente ¡A Diosdado se la ponen papayita, porque los mismos opositores parecen unos vendedores de baratijas y de ahí sale el libreto del programa ¿Cómo me lo pelo?!.

Esto me recuerda una anécdota de la progenitora del premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, cuando un periodista le preguntó sobre el éxito de su hijo, y la señora, le respondió de manera muy comedida, para entrar en detalles ¡A él todo se lo cuentan! Por su parte Diosdado, la vez clarita, como dicen en el argot beisbolero. Es imposible no enterar de la descomunal maraña de mentiras de la oposición venezolana y los nuevos arrimados, destacando las noticias tan desesperadamente falsas, que los únicos comentarios surgen de los pocos envenenados, pero muchos de ellos algo incrédulos, enseñan los mensajes directamente del celular, como preguntando ¿Será verdad esto? No es fácil tragarse semejantes estupideces.

Uno de los tantos disparates lanzados últimamente es para reír, ya que, no da para más. A raíz de la lamentable tragedia de Tejerías, donde el presidente Maduro, ha estado presente, como un soldado de la patria, apareció en las redes sociales una información, que nadie la puede creer y el que la crea bien pendejo es: "El causante del deslave en Tejerías, es el hijo del presidente –el mismo nombre y apellido –porque supuestamente tiene por esos lados una mina de níquel y realizaron una explosión para comenzar la explotación y desde ese mismo momento empezó a llover y el deslave del terreno con los resultados que todo el mundo conoce"

Está es una prueba de las tantas gafedades de la oposición venezolana, quedando muy claro, que no sirven ni siquiera para mentir y tienen la urgente tarea de buscar un nuevo asesor para armar los rompecabezas con el cual pretenden engañar. Con toda razón nadie les cree, ni siquiera, cuando se presentan en un velorio para dar el pésame. Son tan falsos, que los pocos serios, porque la cara no les da para más – Humberto Calderón Berti – han terminado dando la cómica y cuando habla de las primarias le recuerdan su pasantía por la empresa Monómeros, asignado por un interino, pero muy ambicioso: Guaidó. ¡Mejor referencia imposible! No se ponen de acuerdo, porque todos quieren ser candidatos a la presidente, para terminar, pareciéndose a una nube de zamuros, cuando arropan a una res para devorársela, jalan para todos lados, tratando de llevarse su mejor parte, y Diosdado, con el MAZO, esperándolos en la bajadita.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1483 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición