Sobre "la Hojilla que ya no corta" y Javier Antonio Vivas Santana

“Cuando el barco hace aguas las ratas huyen” Pero eso no quiere decir que el barco se vaya a hundir; por eso a veces es bueno que estas cosas pasen y el agua entre hasta la misma línea de flotación para que quede limpio de parásitos y demás bichos.

Leí, como acostumbro, los primeros artículos de Aporrea para ver que lee la mayoría y me encuentro en el tope un artículo titulado “La Hojilla que ya no corta” de un tal Javier Antonio Vivas Santana y me sumerjo en su lectura para descubrir un despótico y a todas luces envidioso panfleto sobre el trabajo de Mario Silva y “La Hojilla”.

Yo siempre he dicho que el que habla sobre el tono y corte del programa de Mario Silva y lo califica de vulgar, es que no ha escuchado cualquier cosa que sale de la boca y del alma de María Corina Machado, Capriles, Julio Borges o cualquier bicho de esos cuyos nombres de por si constituyen una grosería y una ofensa al ser humano per se.

El arranque de este, recatado y muy culto, señor me recuerda una frase de Ali Primera: “Yo no perfumo la mierda pa que me salga bonita”; ¿de que carajos habla este tipo? ¿Puede haber acaso más grosería que esa misma sociedad que sin miramientos, con mentira, con asesinatos nos insultan y gritan sus sentimientos en cada acción, en cada día, en cada palabra?

¿Acaso la supremacía de globovision no sigue en el status que tiene por la pendejera de no decirles las cosas como son? Por tipos como ese tal Javier Antonio es que estamos como estamos; más de uno como el estará en Conatel redactando cartas como si fueran novios dirigidas a la directiva de Globovision “Estimados Señores: se les ruega por favor, por la misericordia de Dios, que no sigan diciendo mentiras; les va a crecer la nariz si siguen así, desde aquí les mandamos un pao pao de advertencia y nuestro consejo de que no sean tan malitos…Atentamente Conatel”

Nojoda; esto es lo que nos faltaba, un pendejo pidiendo ser educados con los asesinos que sin abrir la boca matan a todo el que pueden, con los que boicotean al estado, con los que sabotean la luz, con los que hacen caricaturas donde los negros son iguales a las aguas de las cloacas,

Nojoda esto es lo que nos faltaba; ahora resulta que este tipejo concluye en su artículo que a ese pueblo pelabolas que apoyó a Chávez y ahora estudio, se le olvido toda la mierda que tuvo que comer y ya no les gusta oír “malas palabras” y por esa regla de tres ahora una gran cantidad de graduados en las misiones, son seguidores de la oposición; según este tipo, como su nivel cultural no le dio para entender lo que él llamó “Polémico artículo 153 de la reforma constitucional; entonces nadie la entendió y por eso no se aprobó ¿Quién carajos se creerá el burro ese?.

No sé a qué se dedica ese tal Javier Antonio; pero las medias tintas y las traiciones son la peor grosería que puede expresar ser humano alguno; el hombre se la da de erudito en la teoría marxista leninista; alguien que hable así no pudo haber pasado de la teoría; no lo imagino en la calle enfrentando nada, sin chorrearse los pantalones ante un carro de la extinta Disip; alguien que pide educación, debe ser coherente con su pedido y ese artículo es en su totalidad una soberana grosería.

Además en el colmo de la ignorancia, del desconocimiento y del insulto grosero al pueblo chavista, que es la mayoría; este señor finaliza su despecho contra Mario Silva (Que quien sabe qué cosa le habría o no le habría hecho) diciendo que “esta Revolución necesita otra Asamblea Nacional Constituyente para ser rescatada” ¿Rescatada de qué? ¿Rescatada de quién?

Adelante Mario Silva y la hojilla, multiplíquense las hojillas, multiplíquense las Aporreas para que tipos como ese tal Javier Antonio terminen como deben, con la lengua metida en el palto.

Todos somos necesarios en esta guerra; porque esto, señor Javier, no es una fiesta es un guerra hedionda y horrorosa y esta mierda no tiene como ser perfumada.

O me vas a decir que ante las insolentes palabras de Obama ayer estaría demás un Hugo Chávez que le diga, como ya les dijo: “Váyanse al carajo Yanquis de Mierda…” o como le dijo otra vez y hoy debemos repetirle: “Váyase a lavar ese palto señor Obama”

Váyase a lavar ese paltó usted también señor Javier Antonio Vivas Santana.

oscarajimenezr@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7696 veces.



Oscar Jimenez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: